jueves, 19 de julio de 2018

VIVE CON EL CORAZÓN CONFIADO Y LLENO DE AMOR


Silencia en tu mente la voz que te aísla
de la comunión del Amor y la Vida.
No escuches el confuso murmullo
que termina en el doloroso griterío
de ese pozo abismal, seco y sin luz,
con el que los deseos y ansias vanas
de solitaria y triste compañía
con insaciable voracidad te tratan de seducir.

Rompe todas las ataduras que el ego fabrica
con sus recelosos e infames discursos
no significando ninguno
y sin temor álzate hacia el albo resplandor
que en tu interior refulge
(en lo más íntimo y puro de tu ingrave esencia).

Acalla las ambiguas frases del no ser,
del trajinar finito, de la angustia ominosa,
de la duda lacerante y del desconcierto opresivo
con una agradecida canción orante
rebosante de alegría,
rebosante de paz y bendición,
rebosante de confiana en la perenne vida
que amorosamente lo Divino sustenta
allende la fragilidad de las formas.

La luz entra sin esfuerzo ahí donde hay apertura,
no te encierres en las sombras de tu memoria
que se pierde tras oscuras angustias futuras.
Abre de par en par las puertas de tu corazón,
abre por completo las ventanas de tu alma
para ver de veras lo que hay tras los muros de la carne
e ir más allá de las apariencias...










El presente consciente es siempre descanso
para las atormentadas fatigas de los agobios del temor...
Ahora ya hay sosiego en lo profundo
alentando el ánimo y nutriendo el hambre de eternidad.
Deja que entre la dulce brisa del Amor
hasta lo más árido de tus sufrimientos
para que sean reconfortados con la fe viva de la certeza de lo santo.

Suenan campanas de libertad y plenitud
allá, en la lontananza...
allá adonde sólo alcanza la mirada pura del alma.
Un rayo de luz ilumina el mundo
desde lo más hondo de un corazón eternamente enamorado
para fundirse en la Luz infinita que todo lo abarca y abraza.

El alma se destapa toda, sin melindres, valiente y entregada,
cuando no desconfía de la confianza
de compartir la bienaventurada unicidad de lo esencial.
El regocijo rebosa el latir de la vida
que no tiene límite ni condición.
Mana al fin la paz... irrefrenable, hermanada y bendita.

Abiertas las puertas del alma,
viviendo con el corazón confiado y lleno de Amor,
sin añoranzas o recelos por un ya perdonado pasado,
se siente la cálida, dulce e inefable comunión
que el ahora infraccionable siempre brinda generoso...
tu ser renace de un amargo sentirse no ser
y se expande y se ilumina y se despliega y libre se regocija
en fluida atemporalidad...
reencontrándose, todo él, siendo ser infinito... infinito ser.
Uno con Dios...
Pura Divina Unicidad.

KHAAM-EL



Vive sólo por y para el Amor.
Abre las puertas de tu corazón y ama sin medida.
Sintiéndote parte inseparable de Dios, porque Él es todo para ti.
Libre, feliz, confiado, pleno... en comunión con la vida eternamente ahora.
Todo el tiempo trascendido en un instante santo, rebosante de gracia y Amor.

Letra de la canción 'Only Love' de Nana Mouskouri:

Sólo el amor puede crear un recuerdo. 
Sólo el amor puede hacer un momento eterno 
tú estabas allí y el mundo era joven 
y todas sus canciones desconocidas. 
y te recuerdo entonces, cuando el amor era todo 
todo por lo que vivías, 
y cómo me diste ese amor. 
Sólo entonces sentí que mi corazón es libre. 
Yo era parte de ti y tu eras todo para mi 
dulces fueron los días y las noches 
de esos años. 
Pintado de colores para eclipsar el sol. 
Todas las palabras y los sueños 
y las lágrimas vivas en mi recuerdo. 

Sólo el amor puede crear recuerdo. 
Sólo el amor puede hacer un momento eterno. 
La vida era nueva, había una furia de vivir, 
cada día una página por vivir, 
y me acuerdo de ti entonces, 
cuando el amor era todo, todo por lo que vivías 
y como me diste ese amor 
Sólo entonces supe que mi corazón es libre. 
Yo era parte de ti y tu eras todo para mí.





miércoles, 18 de julio de 2018

EL TIEMPO EN EL AHORA NOS ACERCA A LA ETERNIDAD - AUDIO

   A continuación de estos párrafos adjunto el audio de una charla que ahonda en cómo el tiempo vivido con consciencia presente es una herramienta para ir más allá de él gracias al Amor.
   Todo tiempo entregado a la consciencia consciente que no se involucra con personales proyecciones es un tiempo en el tiempo que apertura la posibilidad de elegir el Amor de Dios en lugar de los juicios del ego y acercarnos a la eternidad del Ser que en esencia nunca hemos dejado de Ser.

KHAAM-EL



Enlace directo del audio en IVOOX



martes, 17 de julio de 2018

ANSIAR ES DOLOROSO

   La paz trasciende toda la cortedad de miras de los juicios. El ego es una ilusión, no una realidad. Despertar es dejar de significar ensueños de separativa índole , porque falso es creer entender lo transitorio desde lo transitorio y cierto es comprender que atender a lo innecesario es distracción, por lo que nunca son verdad los pareceres y creencias personales. Así que a nada conducen los debates que confunden opinar con conocer, lo pasajero con lo principal, o los sueños con lo real... sólo distraen y enredan. Aboga por la sencillez de lo claro, sustancial y simple, de lo grato a la serenidad interna que no se deja arrastrar por las inestables turbulencias de lo superficial. Aquiétate, no te impacientes... Permanece en el centro de la conciencia y todo será consciencia plena. Ansiar divide, codicia y agarra, siendo finalmente doloroso. Disfruta de lo sencillo, no vayas en pos de dictámenes acerca de ésto o aquello y vive en la unicidad de la inocencia que desenmascara toda ostentosa o sibilina treta por desviar la atención de lo esencial... no vayas tras ensueños de futuros triunfos o te sentirás agitado, sufriente e inseguro. Ahora, aquí, la acción correcta se despliega por sí misma si no te apegas a ningún resultado personal.

   Como los fuegos de artificio dibujan en el aire fugaces colores los deseos perfilan en el mundo efímeros logros. Lo pasajero es un sueño... anhelar sueños, doloroso; porque querer aquello que se esfuma acaba en pesadilla, lamento y horror. Involucrarse con lo transitorio es desdeñar lo permanente descuidando, por tanto, la verdadera comunicación con lo esencial. Paúsate. Es evidente que hablar y hablar, y valorar y valorar, y anhelar y anhelar, lo que desaparece no sirve realmente de nada. Soñar es caminar con muertos, un olvidar la auténtica vida por el recuerdo de lo absurdo, angustioso e inútil. Sigue sin demora ni titubeo a la Verdad que te libera y, como dijo el Cristo en Jesús: deja que los muertos entierren a sus muertos. Sal del sepulcro, despídete de la oscuridad, abandona el sueño de la muerte y, como Lázaro, sigue el Mensaje de la Luz y la Vida, el Mensaje que resucita... a esa pureza infinita que invita a contemplarlo todo con mirada limpia, desde esa Luz Bendita que no oscila ni deslumbra, sino que, en su benéfica constancia, te guía dulce y certeramente hasta el recuerdo de Dios y Su incondicional Amor. Confía, camina hasta el final de ti mismo para Ser de verdad... Un nuevo sol, un nuevo día, despojado de los límites del tiempo y de la carne, clarea para permanecer en tu alma y disolver las brumas del miedo, colmándote de alegría y paz. No te avergüences ni titubees en extender la santa pureza de la perfección del Amor. Canta, canta... cántale al Amor... el Mensaje te tomará y vivirá en ti para darte la fortaleza de la verdadera Vida. ¡Confía! No caminarás sólo, aparecerán y te alentarán Hijos de la LuzTestigos de la Verdad, Despiertos, Ángeles de Dios o como quieras nombrarlos -como tú mismo en esencia eres-, y juntos en la unicidad de propósito, por la gracia, conoceréis lo que Es antes del principio: Plenitud y Eternidad, Amor, Dicha e Inefabilidad.

KHAAM-EL



Elévate por encima de tus ansias y sueños 
y encontrarás la bienaventurada realidad del Ser...
 Divina Unicidad.





lunes, 16 de julio de 2018

EN PLENITUD / KHAAM-EL (y 2)

Y a partir de ahora vive libre.
Has llegado al final de tu pensamiento
y lo has perdonado.

Ya no limitas ni te limitas.

Por fin recuerdas tu nombre eterno
y todo traspira eternidad. 

                                        Khaam- El

   Comparto este 2º texto (el primero fue el de ayer) acerca de lo que expreso y desde dónde lo expreso para disipar posibles malos entendidos y clarificar algunos comentarios que se han vertido hace unos días en un foro de facebook poniendo en duda que la expresión liberadora que comparto acerca de la unicidad e infinitud del Ser proviene de lo vivencial. Gracias.

   Un servidor tuvo, por la gracia, ya que no hay un yo particular que logre nada esencial realmente, una vivencia que le deshizo toda perspectiva limitada de sí mismo y del mundo. Desde entonces la plenitud interior que se desborda imparable ha ido ocupando hasta el más cotidiano de los quehaceres. Todo es visto en la luz pura del espíritu. Es reconocido, por la experiencia viva, que no hay perfiles que puedan delimitar realmente donde acaba algo y empieza otra cosa. En lo esencial todo es, ya sin duda, 'no dos'. La Idea Una le expresa a las ideas, que creen ser diferentes de Ella, que no son diferentes, salvo en ilusiones de fragmentada percepción. Esa es la labor que se despliega en el fluir de los días que tengo concedidos aquí, permitir que la Idea Una plenifique lo que imagina estar dividido, siendo un simple instrumento que deja que se exprese a su través la bendita expresión de lo Inexpresable, lo Divino, lo Eterno, Inefable y Magnificente, para que todo retorne al conocimiento vivencial de la plenitud. 

   A continuación transcribo un breve extracto del libro 'En Plenitud', que escribí hace unos años y que te comparto en el día de hoy, agradecido por tu determinación en favor de la Verdad que nos hace libres y plenos:

   'Te repito lo irrepetible para que deshagas lo que se encuentra deshecho. Las palabras tienen una Fuente. bebe directamente de esa Fuente e ignora las palabras.
   Sé benevolente contigo mismo y desconfía de cualquier concepto nacido de tu memoria. hay un saber allende cualquier idea... no te creas nada, y escucha la expresión desnuda de lo silencioso.

   Transcribo las palabras para que las uses hasta soltarlas. palabras borrando palabras... un sueño que sueña su despertar.
   El mundo tiene un principio y un fin. Tú mismo, tienes un principio y un fin. todo lo percibido y pensado tiene, sin duda, un fin. 
   Nada que empieza y acaba puede llamarse real, puesto que no fue ni será. Evidentemente, desde estos parámetros, todos es -incluido tú mismo- falso. Sin embargo tú sabes que eres, entonces lo que debe ser erróneo es el pensamiento fragmentario y la percepción en la que basas todo tu discurso y sus diversas definiciones.

  Recuerda tu nombre más allá de los nombres, tu nombre santo; nace de nuevo en el Espíritu, y relega al olvido todo nombre que pretenda darle exclusivo sentido a las diferencias. Tú, todos, poseemos un nombre que nos hace indivisibles de la Divina Unicidad y de toda Su creación... y tú, ciertamente, lo sabes allende cualquier aparente saber cuando no te apegas al vano conceptualizar del ego. Recuerda...  Ser en Plenitud... Sí, recuerda lo que nos une, y lo que nos separa jamás habrá tenido ningún significado... 

  (...) Simplifica. simplificar es vencer. recuerda: la verdadera victoria no vence, pues jamás cae derrotado aquel que nada pretende. Pretender algo es superfluo. El mundo siempre va en pos de algo; por tanto, sabes que el mundo y su trasiego es superfluo.

   No hay historias que necesiten un desenlace, pues ya no le otorgas valor a un pasado que deviene hacia un futuro. ahora escuchas a lo 'Eterno' llamarte 'Hijo Mío'. Su Palabra acalla todas las palabras al unificarlas en un mismo mensaje lleno de amor.

   Sólo hay Dios. Te repito... habla sin miedo, y será Él el que con tu propia voz se expresará.
   Tus palabras son Dios cuando no te avergüenzas de ti. Avergonzarte de ti, es avergonzarte de Él... y avergonzarte de Él es avergonzarte de todo.
   Procura que tus palabras sean Su Palabra y te unirás a Su Voluntad. La Voluntad de ser plenamente feliz junto a toda Su creación.
   Este mundo no es obra de Dios sino una imaginaria cáscara que pretende ocultarLo, para fabricar un lugar carente de significado.
  Mujeres y hombres descubren su núcleo cuando rompen la cáscara en la que se escondían. No te protejas, y sentirás tu invulnerable plenitud; pues tan sólo lo invulnerable puede ser pleno.

   Reitero... No te escondas más del Amor y recordarás tu santidad.

   Quédate muy calmo, ecuánime, y atiende a tu interior, escucha esa sutil melodía que te revela la unicidad de toda la creación. Traspasando las palabras (ya sean oídas, o escritas como éstas) hay un ritmo sutil, una vibrante energía, que te invita al recuerdo de tu impecabilidad.

   Atiende: Nada real se encuentra en peligro porque lo real es eterno e inefable; por tanto, nada real es inseguro o inestable... y tú, sin duda, en esencia, eres real. Sencillamente traigo este mensaje de Plenitud que tú mismo has de extender -si no lo estás realizando ya- junto al recuerdo de que Hijos somos desde siempre y para siempre de la Bendición Infinita.

   Eres digno de la Plenitud... vive, pues, en Ella.

   Bendiciones.'

KHAAM-EL



Ábrete sin demora a la Plenitud.




domingo, 15 de julio de 2018

EN PLENITUD - KHAAM-EL (y 1)

   En vista de algunos comentarios que se han vertido hace unos días en un foro de facebook poniendo en duda que la expresión liberadora que comparto acerca de la unicidad e infinitud del Ser proviene de lo vivencial, aclaro en dos escritos -ya publicados en su momento-, y para disipar posibles malos entendidos, desde donde brota este compartir que realizo sin personal expectativa día a día. Gracias.

   Para el mundo mi nombre es Luis y mientras creí en la historia personal que ese nombre representaba en mi vida, tras unos inicios prometedores en cuanto a la obtención de ciertos deseos, ésta (mi vida) fue tornándose, por una espiral de yerros propiciados por la ceguera del miedo que en lo hondo escuchaba y seguía, cada vez más caótica, insustancial e insostenible; bebía mucho, fumaba más, y me evadía en cuanto podía, de un dolor profundo en el alma que me desesperaba. Tal situación me fue llevando a una depresión en la que todo se me volvió oscuro, deprimente, terriblemente angustioso. Todo aquello por lo que Luis se había esforzado se derrumbaba estrepitosamente. No había un solo deseo mundano que finalmente no me hubiese dejado un sabor amargo; ningún mañana me trajo un hoy en el que hallar verdadero reposo; el pasado se convertía en losa que sepultaba el presente; y ninguna distracción aplacaba la profunda pena que me carcomía por dentro.

   Ante semejante panorama no tenía fuerzas ni para matarme, pues llegado a este punto, para mí carecían de sentido tanto la vida como la muerte. Los días se tornaron absurdos y por las noches mi ánimo desgarrado le clamaba a un Dios, que desdeñaba en mi dolor pero que necesitaba en mi confusión, si existía realmente y qué propósito tenía la vida. Oraba, Rendido y fracasado. Atrapado en un callejón sin salida en el que yo solito me había metido. Reconocí que era responsable de todo mi sufrimiento y que nadie tenía la culpa de nada (ni mi ex mujer, ni mis padres, ni educadores escolares, ni traumas infantiles, ni ancestros, ni astrologías, ni mis trabajos anteriores, ni mi desempleo posterior, ni las políticas gubernamentales, ni la economía mundial, ni ninguna excusa que pudiera inventarme)... 

... Inesperada y milagrosa, en esa rendición completa del alma, la Respuesta llegó. Una fría noche de noviembre de 1.999, Luis se acostó y roto clamó a Dios en su desesperación, como otras noches, y ya no volvió, murió; sí, murió a la carne y nació en el espíritu. No hacía ni cinco minutos que llorando imploraba en profunda plegaria cuando repentinamente una Luz infinita, tierna, cálida, y sin penumbra alguna, inundó una habitación que ya no estaba. No había nada separado de nada, ni un todo definible por la suma de sus partes, pues la idea misma de parte no tenía significado alguno. No había nada ni nadie en particular. Sólo paz... dulce, insondable y plena. Sólo Presencia... Todo Presencia... inconmensurable e incondicional. Sólo Vida... bella, eterna y gozosa. Bienaventuranza indescriptiblemente sagrada y pura... completa bienaventuranza.... la Respuesta de Dios a mi desgarro era lo universal. La brecha entre yo y lo divino era imaginaria. No había ninguna herida que sanar, porque -en última instancia- nunca existió la posibilidad de herirse... el tiempo, al igual que las distancias, se experimentaba como una idea, pequeña e insignificante, que sucede en Mí (sin ego, sin miedo ni deseo), en un ser desconocido para la historia de dolor y separación que en sueños imaginé.

   Por la Gracia, se me hizo evidente, claro y diáfano, que Yo no soy yo...
... Yo Soy la brisa, la calma y la tempestad. Soy el fuego y el agua, el sol, la luna y los astros. Cumbres y valles. Una flor y su fragancia. Las tierras y los lagos.
   Soy música y Soy silencio... comunicación eterna, corazón henchido y senda. Peregrino del alma. Joya y arena.
   Yo Soy el arduo camino del espíritu y también su feliz consumación. La llama incombustible de la Vida. La fuente y su desembocadura.
  Yo Soy la paciente esperanza en la desolación. El feliz e inolvidable recuerdo de lo aparentemente olvidado.
   Alzada hondura insospechada y profunda cúspide del espíritu se manifiestan en mi ámbito inexpresable.
   Soy los extensos océanos, las agrestes cordilleras y los cielos abiertos. No hay frontera que me coarte. Mi pensamiento, libre de personalismos, abarca todas las cosas, todos los seres. Y los Ama... ellos me Aman... somos Amor.
   Soy aire y Soy vacío... átomos, ondas y luz. Vida eterna y conciencia ilimitada.
   Todo lo puedo... mi voluntad unida a lo divino es recia. Tan sólo hay que Amar y todo el universo, toda la creación, se ponen a mi disposición.
   Soy el conocimiento que traspasa cualquier significado. La inmutable presencia mutable. Lo indivisible aparentemente dividido. Lo completo y lo fluido. La danza infinita sin ningún origen definible.
   Soy arroyo, vergel, desierto y cosecha. Césped y nieve. Animal, mineral y vegetal. Nube, trueno, cielo limpio y rayo.
   Yo Soy la transparencia infinita, el espacio sagrado donde suceden las cosas. La Luz sin un atisbo de sombra.
   Soy la Palabra Primigenia y su eco. Una bendición inacabable. Lo creado y lo increado. La causa sin causa.
   Soy unicidad en comunión con el Santo Hálito dador de vida. Plenitud gozosa. Hijo y amigo, amante y amado, madre y padre. Humilde choza y regio palacio... uno contigo y con todos... Todos somos uno en Yo Soy...
... simplemente, Soy.

   Tras semejante vivencia pura, cobraba, por vez primera, auténtico sentido la bíblica frase: "Aquiétate y sabe que Yo Soy"; mientras poco a poco los contornos espacio temporales volvían a hacérseme tangibles. Sobrecogido y humilde, lloré largamente de pura gratitud y dicha. Tras esa certidumbre fuera del tiempo y el espacio, medité durante un rato y se me hizo patente que el propósito de la vida es despertar a esta conciencia universal, y compartirlo y extenderlo a todos aquellos que están cansados y agobiados. Porque dar este regalo nos devuelve eternamente, de nuevo, al Cielo. ¡Despertemos! Sí, despertamos juntos, amigo/a, porque no hay separación posible... Somos el Cielo soñando infiernos en esta tierra... Por la Gracia, tras esa noche oscura, la depresión, el alcoholismo, el tabaquismo y la búsqueda de evasión, habían desaparecido para siempre; había amanecido un nuevo ser (más Yo que yo mismo), el hombre nuevo del Evangelio, que se expresaba a través de un cuerpo; que ya no era visto ni como mi identidad ni como mi hogar, sino como un mero vehículo de expresión para traer el imborrable recuerdo de la Plenitud.

   Tus intereses son los mismos que los míos, santo prójimo; por oscura o complicada que parezca tu vida, lo esencial es recordar el Amor que ya eres, que ya somos todos, absolutamente todos, en la Santísima Perfección de la Divina Unicidad. No tengas miedo y confía... ten fe. Rinde tu desconfianza y pide la Verdad por encima de todo... el que pide recibe, el que busca encuentra y al que llama se le abre. ¿Realmente lo has hecho de corazón?¿Confías? ¡No dudes más! Y entrégate en tu noche oscura para que resplandezca la Luz del renacer en tu esencia pura. Te Amo. Me Amas. Somos Amor. Amén.

KHAAM-EL



Sólo hay Dios... 
Pura Divina Unicidad...
tú eres yo, yo soy tú... nosotros somos en Él.  
Todo es en esencia y eternidad Amor. 
¡Aleluya!




sábado, 14 de julio de 2018

SABIDURÍA - AUDIO

   A continuación de estas líneas adjunto el audio de una charla en la que ahondo en la genuina sabiduría, la que acaba con todos los pseudosaberes egoicos, trayendo paz, dicha y Amor ahí donde antes parecía haber conflicto, pesar y temor.
   Saber que el ego no sabe, ni jamás podrá llegar a saber desde su limitada óptica, termina con el apego al falso aprendizaje, iniciándose así un desaprendizaje de todo lo acumulado en las memorias egoicas que apertura la consciencia a la consciente consciencia de sí... Surgiendo de lo más hondo lo infinito, el verdadero saber, esa Sabiduría que no necesita de un supuesto sabedor... Indisoluble Plenitud... Divina Unicidad... Amor... Vida Eterna del Espíritu.

KHAAM-EL




Enlace directo del audio en IVOOX




viernes, 13 de julio de 2018

NISARGADATTA MAHARAJ (Reedición revisada)

 Es sri Nisargadatta Maharaj un maestro hindú no dualista, que enseñó en la segunda mitad del siglo XX, desde la experiencia viva de una conciencia clara en lo Absoluto, desde lo indivisible y eterno, desde la inefable unicidad del Ser. Cuyo legado pervive en unos cuantos libros, de entre los que destaca: 'Yo Soy Eso', una auténtica bendición para el alma.

   A continuación, transcribo un pequeño extracto de una conversación de sri Nisargadatta que aparece en el libro recién mencionado:
     
   "Nisargadatta: Todo el mundo quiere ser activo, ¿pero dónde se originan sus acciones? No hay punto central, cada acción engendra otra acción, sin sentido y con dolor, en una sucesión interminable. Ahí no hay alternancia de trabajo y quietud. Primero encuentre el centro inmutable donde nace todo el movimiento. Al igual que una rueda gira alrededor de su eje, así debe usted estar siempre en el centro y no girando en su periferia.
   
    Pregunta: ¿Cómo hago eso en la práctica?
   
  N: Cada vez que un pensamiento o una emoción de deseo o miedo lleguen a su mente, sencillamente apártese de ellos.

    P: Suprimiendo mis pensamientos y mis sentimientos provocaré una reacción.

    N: No estoy hablando de suprimir. Simplemente no les preste atención.

    P: ¿No debo hacer esfuerzo para detener los movimientos de la mente?

   N: Esto no tiene nada que ver con el esfuerzo. Sólo apártese, mire el espacio que hay entre los pensamientos en lugar de a los pensamientos. Cuando usted anda entre la multitud, no lucha contra cada hombre con el que se encuentra, sencillamente pasa entre ellos.

    P: Si empleo la voluntad para controlar la mente, ello sólo reforzará el ego.

   M: Por supuesto. Cuando usted lucha, invita a la lucha. Sin embargo cuando no opone resistencia, no encuentra resistencia. Cuando se niega a jugar el juego, está usted fuera de él.

    P: ¿Cuánto tiempo tardaré en liberarme de la mente?

   R: Puede tardar mil años, pero realmente no se necesita tiempo. Lo único que necesita es desearlo con todas sus fuerzas. aquí el querer es hacer. Si usted es sincero, ya lo ha logrado. Después de todo, es una cuestión de actitud. nada le impide ser un gnani (despierto) aquí y ahora, salvo el miedo. Usted teme ser impersonal, teme al ser impersonal. Todo es muy sencillo. Apártese de sus deseos y de sus miedos y de los pensamientos que ellos generan, y de pronto se hallará en su estado natural.

    P: ¿No se necesita reacondicionar, cambiar o eliminar la mente?

   N: En absoluto. Deje su mente tranquila, eso es todo. No la siga. al fin y al cabo, la mente no existe como tal, aparte de los pensamientos que van y vienen obedeciendo a sus propias leyes, no a las de usted. Los pensamientos le dominan porque está usted interesado en ellos. Es exactamente como dijo Cristo: 'No resistas el mal'. Al resistir el mal simplemente se refuerza.

    P: Sí, ya veo. Lo único que debo hacer es negar la existencia del mal. Entonces desaparece. ¿Pero no viene a ser eso una especie de autosugestión?

  N: La autosugestión está funcionando al máximo ahora, cuando usted cree ser una persona atrapada entre el bien y el mal. Lo que le estoy pidiendo es que acabe con ella, que se despierte y vea las cosas como son."

* * * * *

   Verdaderamente es todo tan simple y sencillo como señala sri Nisargadatta. Cuando sabes que todo lo que piensas personalmente es imaginario comienzas a abrirte a la sabiduría nonata de Ser, esa sabiduría que es antes y después del tiempo y sus frágiles formas. En el presente tienes siempre presente todo lo que es... sosiégate... confía en el inmediato sosiego... reposa completamente en él... no te distraigas con los pensamientos que van y vienen, y todo cambiará para ti al no repetir una y otra vez la misma vieja dinámica. Quédate en el centro de ti mismo, en su inmutable presenciación... Sé congruente y suelta el miedo, porque seguirlo y actuar desde sus delirantes premisas no te da nada realmente valioso, además de quitarte la dicha y la paz.,, Sin esfuerzo ni lucha por tu parte el futuro ya no será como el pasado. Vivirás libre de todo sufrimiento, ahora.

   Nada hay que pueda quitarte lo esencial. Nada irreal, nada transitorio, puede despojarte de lo real, de lo eterno. No te resistas a lo incongruente y déjalo pasar... No te obsesiones con lo caduco e inestable, con los juicios, con las perspectivas contradictorias de frágil fundamento, con lo bueno, lo malo o lo regular, con rituales, peleas, silencios, debates o huidas y, simplemente despierta de todo ese sueño absurdo; para contemplar la dicha plena de lo indivisible e íntegro, de lo divino, de lo eterno... de Eso que ya Eres, sin necesidad de aditamentos o sacrificios; de Eso que está más allá de las palabras y de las imágenes por ellas proyectadas... Ahonda... En lo simple y puro, sencillamente, Eso se revela puro e ilimitado, inexplicable pero definitivamente real.

KHAAM-EL
    


Las palabras pueden distraer de lo esencial... 
sigue ahora sólo la música, eso que es sin palabras,
y permanece en paz.




jueves, 12 de julio de 2018

LO PERSONAL SANA CON LO UNIVERSAL

   Las apariencias por sugerentes que se muestren no son realidades en absoluto, ya que la apariencia sólo es una capa superficial y no el meollo mismo de las cosas. Imaginar nunca trae nada consistente, salvo ilusiones que, más pronto que tarde, acaban por desvanecerse en la nada que son. Así que no te des por supuesto ni te imagines por lo perceptivo de ti. Ahonda y no caigas en la rutina de darte por externamente conocido o darás por supuesto tu rutinario pensamiento, cubriendo la vida con superficiales e inexactas memorias de desesperanza, confusión y hastío. Detente a contemplar sin prejuicios lo que hay y no te convertirás en un perjuicio para lo contemplado. Mira la mirada que observa a través de tu memoria, y contempla su contemplar. La hermosura está en la pureza esencial de lo eterno, en el alma y no en la carne, Cabalga a lomos de la inocencia atravesando momentos, circunstancias, colores, texturas, relaciones, aromas, imprevistos, suspenses y cotidianidades... Vive con atenta y consciente presenciación. Ver superficialmente nunca podrá ser ver de verdad, porque mirar sin consciencia es un pasar de soslayo a través de lo evidente.

   Sé de veras realista y no un iluso que imagina tener los pies firmes sobre la tierra cuando éstos son efímeros al igual que el suelo donde se apoyan. Estate presente para que no haya perspectiva particular que te desvíe del mirar universal. Toda perspectiva engaña al perceptor al tomarlo como centro de observación y no como objeto de observación. Contempla al contemplador y, de improviso, te sorprenderá la realidad, puesto que sólo lo universal corrige la limitada perspectiva personal. Sencillamente al contemplar tus pensamientos no dejes que estos te definan o definan a los demás... y no podrás nunca más ser devorado por ellos. Únicamente tienes miedo de tus propios pensamientos porque crees que ellos son tú y que compartís una misma realidad, cuando no es así. Tú, eres una mirada mucho más amplia que el hábito de juzgarte (y juzgar) a la ligera, o de opinar y creer por meras suposiciones. Abandona semejante disparate de creer que los juicios son saber y sabe que uno sólo llega a conocer realmente lo que es verdadero en la esencia misma de lo incomparable e indiviso.
   
   No seas una caricatura de ti mismo temiendo ser engullido por la externalización de la misma. Sé consciente de tu lamento para poder soltarlo de inmediato. Sé consciente de ser consciente. No sigas sintiéndote solo todavía, diciéndote sin cesar: yo creo ser ésto, éso, aquéllo o lo otro, o yo pensé, yo dije, yo merezco, o tantas y tantas cosas girando alrededor del yo opino..., y que, en su sin sentido, quedan sin ser comprendidas ni por supuesto resueltas en su raíz. ¡Despierta! No vivas a caballo entre la realidad y las ilusiones, entre tu verdadero hogar y un mundo banal. Sal del viejo hábito de perderte, sin saber porqué, en aburridas evasiones de gozo superficial o en vanos engreimientos cuentistas, y ahonda en el presente con presencia viva, libre de apariencias y fabulaciones... no quieras ser rey sintiéndote rana, o croarás y croarás sin cesar aún con corona, y el vacío interior cubrirá la sorprendente realidad que te sustenta pareciendo que te sustrae la dicha de vivir con su triste y repetitivo croar. No esperes que nadie solvente aquello que únicamente tú mismo has de solventar, y encuéntrate más allá del silencio y el ruido, allende lo circunscrito por la percepción, al otro lado de cualquier lado... y la canción triste y fantasmal, que hasta ahora entonabas, se tornará feliz y real... nunca más el llanto, el desconcierto o la soledad... y el yo creo que soy, yo pensé, yo dije, yo merezco..., serán, ahora, disueltos por las verdaderas palabras de Amor y eternidad... encuentros indivisos de santidad... un descubrir lo tapado para, de nuevo, ser gratamente sorprendido por la inevitable certeza de lo descubierto, de lo esencial, de lo Divino.

   No permitas seguir sintiéndote solo, todavía... el Amor de Dios es tu apoyo y tu plenitud. Vivéncialo... Compártelo... Extiéndelo. No sigas atrapado en disquisiciones egoístas y acepta que sólo lo universal corrige la limitada perspectiva personal.  Bendiciones.

KHAAM-EL



No te dejes llevar por los juicios provenientes de la memoria personal.
Aquiétate y permítete ser corregido por la amplia mirada de lo universal.
Viviendo en el presente sin miedo se ve más allá de las apariencias.




miércoles, 11 de julio de 2018

LO ESENCIAL ES SIMPLE - VÍDEO

   A continuación de este escrito adjunto el vídeo de una charla en la que incido en la simplicidad de SER.
   Profundiza en la paz siempre presente en el presente. Deja a los asuntos del tiempo ir y venir sin apego. Acepta. Ama. No te distraigas con transitoriedades. Simplifica tu vida en su raíz y lo superfluo se desvanecerá sin esfuerzo para que únicamente brille lo esencial en todo su esplendor y pureza. Ahonda. Medita. Realemente es Simple: 1º No busques premios ni recompensas porque no hay castigos en el Amor Infinito de la Divina Unicidad. 2º Reconoce que el ego fabrica soluciones que son problemas, por lo que al no identificarte con el ego todos los problemas se disipan en la nada que son. Y ahora, sencillamente, la paz y la dicha colman tu vivir en su esencial infinitud.

KHAAM-EL


Las apariencias engañan y complican; lo esencial, nunca.




martes, 10 de julio de 2018

LA VERDAD ES PLENITUD DE AMOR

   Estate vigilante en tu mente y no le concedas un instante de tu tiempo a la tentación de darle significado a las diferencias como si fuesen algo crucial; nada que no sea definitivo y pleno es verdaderamente importante. Así que empuña la espada de la mente alerta y corta de un certero tajo la insubstancial verborrea del deseo, el miedo y la culpa, que se apoyan con descaro en la sugerente distracción de los sentidos para desdeñar siempre lo esencial. No caigas, pues, en semejante influjo ponzoñoso de evanescente y trágica belleza. Acabar con lo ilusorio no es batallar contra lo que no es, sino permitir que lo que Es sencillamente sea. Ya que todo delirio termina recobrando la cordura con el buen uso del discernimiento.

   Contempla como nada en este mundo, en su fragilidad e impermanencia, puede ser real. Todo lo que ofrece es transitorio, ni bueno ni malo, sencillamente absurdo y banal. Mientras que la Consciencia, lo veraz, aquello que en esencia Se Es Por Siempre, permanece inalterada. Así que despréndete de todas tus ideas acerca del mundo, acerca de ti y de todo, suelta todos los conceptos personales que aun sostengas y permanece en el silencio ecuánime de la mente. Escúchalo con suma atención y siente su Calma infinita, su Amor incondicional, su Dicha inefable... No le otorgues nunca más valor al ruido mental, despídete para siempre de lo separativo, egoísta y jactancioso; y despertarás de este sueño absurdo de cuerpos que nacen para padecer tras fugaces placeres, esforzarse por ser alguien, enfermar y finalmente morir.

   ¡Despierta! ¡Despierta! No puedes existir separado de la Verdad; nada ni nadie puede existir realmente separado de Ella. Y la Verdad es plenitud de Amor... eterna Unicidad... Consciencia ilimitada... Ser, puro y bienaventurado Ser. ¡Bendiciones! ¡La verdadera Vida es del Espíritu y no de la carne!

KHAAM-EL



Únete a la armonía del instante presente vacío de conceptos... 
y la libertad de ser transformara tu rutina de aparentar ser.
La Verdad te hace libre aquí y ahora 
restaurándote al Amor.
Namasté.





lunes, 9 de julio de 2018

PURA DIVINA UNICIDAD


La dispersión del perceptor
imagina distancias con lo percibido
que escinden la realidad en mundos aparte.

El deseo trae el sufrimiento
del miedo a no satisfacerlo.

Retener las formas
es perder la libertad de amarlas
tal cual son en su esencia indivisa.

El Espíritu madura el alma;
el ego, le pone una armadura.

No defiendas ilusiones
o atacarás la verdad
en la locura que sueña ser cordura.

La calma es primero dentro
para que pueda extenderse en derredor.

Aparta el temor de tu consciencia
para no sucumbir a la inconsciencia
de la acumulación de inconsistencias. 

Sólo encuentra el que tiene claro
qué es de cierto lo que busca...

¿Pretendes Amor? Ama.
¿Anhelas Dicha? Dala.
¿Buscas la Verdad? Sela.

No temas...
Fluye,
danza,
confía
y
bendícelo todo
en el flujo
intemporal del Amor
que en su exquisita fragancia
todo lo abarca y vivifica.

¿Qué buscas? o ¿a quién?
¿Me buscas? ¿Te buscas?
¿Lo buscas a ÉL?

Yo, no soy no tú.
Tú, no eres no yo.

Todo es en ÉL...
Sólo hay SER...
Pura Divina Unicidad. 

¿Encontraste, al fin?
o
 ¿fuiste tú el encontrado?

KHAAM-EL



Zambúllete en el presente siendo presencia libre de juicios.
No Dos...
Pura Divina Unicidad extendiéndose ilimitada y plena.
Amor... Dicha... Verdad...



domingo, 8 de julio de 2018

LA INOCENCIA ES AGRADECIDA Y FELIZ


   Separar lo contemplado del contemplador y significar una distancia perceptiva que los distingue en categorías de diferente rango o nivel, enreda el pensamiento en un sinnúmero de teorías que pretenden validarse unas contra otras y, en consecuencia, en lugar de facilitar el conocimiento lo ocultan. Y, de inmediato, el miedo y el recelo asoman a la mente que así piensa; pues, lo oculto y desconocido engendra temor. Sopesar implica ignorar aunque someramente aparezca como un querer llegar a conocer. No balanceéis entre extremos y mirad allende los conceptos que parecen sostenerlos. Ahondar en lo sustancial y no distraerse con pasajeras desavenencias, o supuestas concordancias de inestable lazo, apertura la conciencia a ser mirada limpia e inmediata, completa, meditativa y serena, mostrando, con meridiana claridad, que cualquier comparación es una evanescente ilusión que disgrega y coarta la contemplación libre de lo que hay y es, nebulando la sustancia y la pureza de lo contemplado con la desconfiada memoria de un supuesto contemplador erigido en temeroso y, también, por ésto, temible juez que antecede amenazada su tranquilidad por cualquier motivo de personal contraposición. Juzgar desde el miedo condena al juez a la pena por él mismo dictada, porque la creencia en la propia y amenazada pequeñez proyecta el ansia de grandiosidad que procura, con voraz insistencia, imponerse a lo considerado externo; lo que acaba por mantener sine die la insana y dolorosa sensación de vivir en constante estado de alarma, constreñidos en cuerpos de frágil y perecedera composición, enfrascados en mil batallas que guerrear por un puñado de seguridades de incierta duración -a consecuencia de la inevitable transitoriedad de los éxitos mundanos-. Cuantas más normas, más complejidad, y, cuanto más complejo es algo, mayores son las posibilidades de que funcione mal. No se encuentra de ningún modo seguridad yendo tras ella desde la inseguridad y, sin duda, una defensa presupone un ataque. Desterremos la violencia -surgida de escuchar al ignorante miedo- de nuestras vidas. No dudemos en volver a la alegría y no nos peleemos por/contra las lágrimas. 

   No transijamos con ilusiones. No nos unamos al sueño de otro ni tentemos a nuestro prójimo con los nuestros. Agradezcamos su libertad y hallaremos la nuestra. Seamos claros y no habrá jamás confusiones. No más dolor, no más culpa, no más intereses personales que usan al hermano para sí, no más búsqueda exclusiva ahí afuera y sí encuentro interior con la infinitud. El sufrimiento se sana en la mente no en el cuerpo. La relación santa acaba con la especial para bendecirnos a todos por igual. Perdonemos el error de juicio y sembremos nuevamente la semilla de la paz en nuestros corazones; sin sopesar si el mundo nos los parte, o no. Borremos el dolor de un pasado proyectado hacia un futuro y vivamos presentes. No nos castiguemos más, castigando. Agucemos bien nuestros oídos... Abramos bien nuestros ojos... Agradezcamos que en un presente liberado del 'yo' que se lo quería apropiar se encuentra la verdadera libertad. Y justamente en ese ahora, ahora infinito, la gratitud llena de gozo el alma. Expresemos con gratitud, pues, nuestra confianza en el Amor y no habrá obstáculo que no sea traspasado... Todo deja de ir a contracorriente porque se es un flujo inorillado. Todo habla de perdón y unicidad, sin interferencias de dolor o resentimiento. La crueldad del juez del mundo (el ego) es abolida por la perenne inocencia del Amor. Escuchemos la inefable condición de la calma, que en lo más íntimo del ser habita, diciéndonos con sabia voz que lo incomparable deshace toda amargura y pavor, todo conflicto e incertidumbre, trayendo la dicha de amar a corazón descubierto... contemplemos con la mirada del alma el relucir de un mundo nuevo que, con un fulgor omnipresente, derrite las frías rejas de la prisión perceptiva, mostrándonos una ilimitada amplitud de bienaventurada alegría… la bendición de ser uno en/con lo infinito. Así que no nos dividamos dividiendo y demos lo que en verdad somos para que todo ese darse sin cesar, que todo lo vivifica y sustancia, se vierta generoso e incondicional. Lo que se es se tiene y lo que se tiene se acrecienta al extenderlo… por lo tanto abramos sin recelo nuestras manos para recibir los dones que Dios quiere que demos sin escatimar ninguno, y compartamos la caricia de lo santo con todo rostro fatigado y desconsolado que -con sincero corazón- busque reposo, consuelo, esperanza y verdad. Atravesemos todos los horizontes comparativos, todos los horizontes divisores, todos los horizontes proyectados; atravésemoslos todos, sí, todos... no escindiéndonos en la sensoria cárcel de considerarnos y juzgarnos como una parte separada. Atravesemos todos los juicios... todos... hasta que no quede ninguno en nuestra mente y seamos libres de la autocondena que nos infligimos en un sueño delirante de tiempo y forma, cuando lo esencial -la vida, el espíritu- es eternidad y plenitud, amor y santidad.

   No te tomes las cosas, por tanto, de forma personal y comunicarás lo universal. La inocencia siempre es agradecida y feliz. Todo se torna ahora claro, bendito, puro... Agradeciendo de todo corazón la esencia común del Espíritu en nosotros refulge poderosa de nuevo, pues la inocencia nos salva de la insidiosa sensación de culpa con la que lo egoico nos quería aprisionar. Perdónalo todo... Perdónate por completo… Retorna a la inocencia del Amor y sé eternamente feliz junto con tu prójimo que es uno contigo, conmigo, con todos, en Dios... en la Inefable Plenitud de la Divina Unicidad.

KHAAM-EL



Porque no volver ahora a la inocencia con la gratitud hacia la vida toda.
Ahí: el Amor... Ahí: la Luz.
Iluminación.
Verdad.
Paz.
Dentro hallas lo infinito.
La salvación procede de tu corazón enamorado.
Confía...
Todo te irá bien...
Fluyes hacia el Cielo con todos ahora...

Gracias.





sábado, 7 de julio de 2018

NUNCA SERÁS TU PENA - AUDIO

   Adjunto tras este escrito el audio de una charla en la que recuerdo que somos pura dicha y bendición, nunca los límites egoicos de la pena o la muerte.
   ¡Regocíjate! Jamás serás la lágrima de tu sufrir; toda la pena que fabrica la sensación de estar separado del resto de la vida ya está resuelta en la infinitud del Ser, en la intemporalidad de lo santo. Sencillamente retorna al presente y vive en paz inacabable, en el júbilo de despertar al Amor ahora, aquí. 
   Mantente atento en conciencia y no te identifiques con el cuerpo, o los pensamientos que albergues serán como balas que te hieren. ReConoce que la vida es del Espíritu, eterna y santa. Serás feliz, libre por completo de esa pena que pensaste tuya; al fin, de nuevo, no confundes el cuerpo con tu hogar y éste será utilizado para bendecir.

KHAAM-EL





Enlace directo del audio en IVOOX






viernes, 6 de julio de 2018

EL CAMINO DEL TAO

   Entiende: no puede comprender la mente humana, con sus limitados sentidos, los designios de lo que Es en Sí; al igual que una mano no puede entender, en su totalidad, la causa última de los movimientos que ella misma ejecuta. Lo Que Es En Sí (puedes llamarlo Tao, también nombrado como No-dualidad, Divina Unicidad, Dios, Absoluto) es Camino sin comienzo ni fin, siendo, sin duda, siempre ahora, más que su cambiante manifestación formal; al igual que lo mayor abarca lo menor y nunca al revés, o lo completo pierde su significado cuando es visto como fracciones separadas. El idioma universal del Ser no necesita de un vocabulario para comunicar lo, en verdad, comunicable. No obstante, mientras continúes creyendo en los conceptos, se te provee de una hondura que los trasciende más allá de toda comprensión superficial y transitoria.

   Ahonda en consciencia... te invito a que te desprendas de lo superfluo y atiendas al espacio que todo lo incluye. Las cosas perceptivas que suceden son superficiales, mas el ámbito insondable que las hace posibles es esencial y pleno. Tú eres en consciencia, esencial; pero la idea que de ti tienes, no. Lo esencial no sabe de heridas ni de peligros, ni siquiera intenta intentar, o busca algo imaginariamente perdido... lo esencial, Es. Por tanto, deshazte de toda pretensión por entender y conocerás... así es, conocer es ser. Sé paciente, ahora, aquí, y deslía la madeja de pensamientos enredados y enredosos, repletos de contradictorias justificaciones personales, y tu mente se abrirá como una flor al benigno sol de primavera. Quédate quieto, no hagas nada especial, nada particular; no pretendas nada que proyecte espejismos que alcanzar, y andarás el Camino... siendo, en sustancia y sutileza, ese Camino... vacíate de ti, y serás pleno en lo íntimo... nunca es algo externo... Conoce.

   El cielo y la tierra cohabitan en lo insondable. No acumules diferencias o te escindirás. Da y nunca te faltará. Extiende alegría y las penas cesarán. Sé y no mendigarás por aparentar. Las palabras elevadas se arrastran por el fango cuando se usan para nombrar lo ilusorio y las palabras burdas se alzan por encima de lo paradójico cuando son empleadas para lo esencial... nunca es la forma, sino desde donde se expresa lo viviente, la clave. No pongas el poder afuera y no perecerás... Recuerda... escucha lo interior, con verdadera atención consciente, y sabrás de lo infinito.

   No te guíes por rumores, creencias, opiniones, ni atiendas a exhortos conflictivos. Guíate por la inquebrantable fortaleza de la indefensión, sé wu wei (no hacer), abandona toda interpretación personal, no más roles ni máscaras, desdeña ritos y rutinas... jamás ha sido eso lo importante... fluye natural y confiadamente... retorna a lo íntegro, y todo será sagrado... viviente... puro... Tao.

   Guíate por la paz de espíritu y la alegría de ser ahora, aquí, y el Camino sin especial esfuerzo se desplegará, claramente, según lo caminas... ¿De veras, quieres tú caminarlo? Abandona, entonces, de todas todas, el miedo y el orgullo, los cálculos y las ciegas sospechas... distiéndete, de una vez, afloja y aligera, hasta desprenderte por entero de los deseos, y descubre el poder de lo simple. Jajajajajajajaja... las otras sendas (las personales) son imaginarias, y no llevan a ningún lugar ciertamente, salvo a la desesperanza, la ruina y la disolvencia... fluye, danza, confía, comparte. SÉ... Y volarás, sin esfuerzo, por encima de lo aparente y superficial.

KHAAM-EL



No hagas nada en especial... fluye feliz en el presente.
Todo te lleva hasta Todo desde Todo...
el resto son meras ilusiones.
¿Quieres seguir quejándote o caminar el Camino?
Decide y aplica... 
un paso precede de manera natural al siguiente.
Eso es todo, confía.





jueves, 5 de julio de 2018

EN LIBERTAD

   No se medita para liberar a un yo determinado; en sí misma, la meditación, es la liberación de cualquier identificación con un yo determinado. Al igual que no se ora para conectarse con Dios, sino que la oración sincera es ya una conexión con lo Divino, una actitud agradecida y feliz dispuesta a recibir como extender paz, amor y plenitud. Es rindiendo el apego a lo personal lo que conlleva vivenciar de inmediato lo universal. La prisión más feroz se la construye uno con la queja, la culpa y el resentimiento al no estar satisfecho y en paz en el presente. La libertad se encuentra en lo interior, en lo profundo del corazón, en la quietud de la mente; buscarla afuera es perderse para terminar atrapado en unas circunstancias paradójicas que buscan y buscan para no hallar jamás, enredándose en una madeja irresoluble de comparaciones limitantes que traen sufrimiento y desesperación. Recapacitar y desentrañar el origen de los mal llamados pensamientos propios libera de la ilusión de lo especial y diferente como camino a la dicha y que, inexorablemente, no conducía más que a la desdicha y el infierno. Descubrir que los límites los fabricaba uno mismo con sus juicios, creencias y recelos particulares, deshace el enrevesado entramado de pensamientos desconfiados, comenzando así el feliz vuelo hacia lo sencillo, fraternal e ilimitado. Ser ahora con consciencia es ser pura consciencia siempre. La unicidad es lo primordial. 'No dos' es la ciencia definitiva, el yoga supremo, la religión consumada, la dinámica quietud de ser lo intemporal y esencial en perfecta comunión. Ahonda. Una vez despierto se es completamente libre del hechizo del ensueño.

   Lo transitorio jamás afecta a lo perenne. Lo que se tiene en el mundo nada tiene que ver con lo que Es. Acepta perder lo perdible. Quédate desnudo en el corazón... con la mente en silencio, con el alma toda al descubierto. Rompe las apretadas cadenas del rutinario pensar. Traspasa los horizontes sin tibiezas... lánzate a la vida sin protección. Confía y sal de la prisión de la búsqueda de confort. Mantén la fe, los tropiezos nos infunden coraje cada vez que nos levantamos. Simplifica. El cuerpo y su intelecto no pueden condicionar realmente a la sabiduría del espíritu. El miedo desaparece por completo en presencia del Amor, mostrando que la muerte es sólo un sueño sin significado ni realidad. Nada te retiene ya en los límites de lo egoico, ni deseos, ni temores, ni juicios, ni creencias. Vuela... Vuela... Vuela... sé sin condiciones y comparte esa incondicionalidad sin tardanza... Ama... Ama... Ama... No hay sufrimiento que sacuda la plenitud del ser, ni conflicto, por monstruoso que parezca, que desestabilice la paz de espíritu. Contempla como se contempla el contemplar... y la pura contemplación será un perfecto presente libre de ilusiones. Luz al final del camino en el tiempo. Eternidad. Sumo Bien. Indescriptible bienaventuranza. Dios. Nirvana. Verdad. Tao. Inefabilidad. Sat Chit Ananda.

   La libertad no la alcanza ni la logra jamás un yo particular; se reConoce y vivencia ahí donde siempre ha estado, en la consciencia plena de Ser Amor Infinito, Eterna Unicidad, Espíritu y no carne.

KHAAM-EL



Buscar de verdad la Libertad te la trae de inmediato al Corazón...
al Amor... a la Plenitud.




miércoles, 4 de julio de 2018

PURO SER - AUDIO

   Adjunto tras estas líneas introductorias el audio de una charla en la que ahondo en la Pureza Esencial que somos en verdad más allá de sueños y planes personales. 
   Intentar cumplir sueños lleva al sufrimiento; por lo tanto dejar de perseguirlos es volver a la felicidad. Ya que no eres el resultado de tus sueños, porque no eres ningún soñador que haya de despertar... Eres Puro Ser. El enredo con lo ilusorio sucede al imaginar ser un yo inexistente, un soñador que ha de despertar, un límite con ansias de más. En definitiva y sencillamente, el Despertar Esencial es desidentificarse de ese yo inexistente, de ese soñador necesitado de personal despertar, de ese límite insatisfecho. Lo Que Es, Eres; y ya Es en Plenitud.

KHAAM-EL




Enlace directo del audio en IVOOX




martes, 3 de julio de 2018

CONOCE Y NO SÓLO SUPONGAS

   No sigas los consejos de tu mente identificada sólo con lo limitado, persiguiendo deseados límites de encorsetado perfil transitorio, o, sí o sí, tomarás lo por completo carente de significado como algo significativo, mientras que pasarás por alto lo ciertamente significativo; puesto que ansiar e ilusionarse por lo que limita, considerándolo digno de aprecio, es un soberano desprecio a lo ilimitado. Y desestimar la realidad por ilusiones sume a la mente en un tétrico sueño de malicia, ansiedad, y miedo buscando bondad, consuelo y cariño, sin jamás poder alcanzarlos plenamente.

   Atraviesa toda circunstancia de malicia, ansiedad o miedo, con la que te topes, no deseando sustituirla por otra circunstancia a la medida de tus deseos e imaginaciones; afróntala con consciencia y desapego, con claridad de mente, dando lo mejor de ti al buscar únicamente el bien de todos, sin anteponer a la acción correcta y noble ninguna objeción o preferencia personal y llegarás a la feliz consumación de todo destino más allá de los particulares destinos. No hay muro ni barrera egoica que pueda detener una consciencia presente y pura. Sí, atraviesa cualquier juicio separativo mediante la inocencia de una mente recta, serena y en paz, que se place en la comunión esencial del espíritu; nunca en la camuflada discordia que se autoproclama pacificadora mediante la sibilina imposición competidora o el personal reproche y alcanzarás, de súbito, lo que nunca perdiste realmente y que refulge en plenitud ahora.

   Despréndete, pues, sin más contemporizaciones, de tu apego y tu aprensión, de tus conjeturas de hipotética certeza que no esconden otra cosa que dudas, temor y angustia. Ahora, aquí, sosiega tu ánimo impulsivo repleto de juicios personales. La Luz de la Consciencia ya está presente infinita y esplendente sin disrupciones ni opacamientos. Se ve con claridad, siempre y cuando no se sueñen oscuridades que nos separen.

   No compares transitoriedades, tan sólo obtendrás conceptos enfrentados y suposiciones. Ahonda en lo sustancial. Deshazte de todo concepto que pretenda asumir la identidad de un yo mejor frente a otros yoes peores; deshazte, de igual modo, de cualquier concepto que quiera arrogarse la identidad de un yo inferior ante otros mejores. Deshazte de cualquier idea constreñida que, dando crédito a las perceptivas diferencias, aun quisieras sostener acerca de ti y del prójimo. Simplifica tu mente... con sencillez, al instante, sin sesudas disquisiciones ni prolongados titubeos, no peleando más por razones particulares, vivencia como la luz penetra y deshace lo personal como si de evanescentes nubes se tratase. No acumules ignorancias tomándolas por saberes. No te limites ni limites con cambiantes juicios basados sólo en suposiciones; despierta y ofréceles a todos el reconocimiento, más allá de las apariencias, de su impecabilidad como Hijos de Dios, creados en Su Amor y Perfección en Espíritu y Verdad. Aquiétate en tu mente. Permanece en la Consciencia plena de la esencia pura del Ser intemporal e inespacial (Dios, Tao, Nirvana, Atmán...). Recapacita. Medita... Conoce, sabe, vivencia, y no supongas.

KHAAM-EL



Vive totalmente presente 
y la tan anhelada llegada a la plenitud 
sucede ahora
libre de juicios y suposiciones.