miércoles, 19 de septiembre de 2018

EL PERDÓN DE LO EGOICO TRAE PAZ AL CORAZÓN

  Ábrete a lo insospechado dejándote sorprender por el Amor; no te encierres tras las irrazonables razones del miedo, la paz de espíritu es una presente consciencia infinita que desvanece todos los límites que el ego intenta construir en vano. No signifiques lo insignificante no dándole valor al engreimiento surgido de las suposiciones tomadas por realidades. ReConoce: lo pasajero es irreal. Libera a tu mente de la falaz creencia que te identifica como los pensamientos que en ella aparecen. No fabriques más infiernos por pretender encontrar cielos a la medida de los deseos o tan sólo almacenarás quintales de resentimiento y culpa. Ve más allá de tus expectativas y no proyectes tus propios sueños sobre el prójimo; abrázalo en lo más hondo de tu Ser y únete a él en la Luz del perdón... milagrosamente te sabrás perdonado y libre de la idea que de ti y el mundo forjaste. No te demores ni un segundo más... ¡Despierta y contempla lo esencial! Los hijos e hijas del tiempo respiran liberados de todo sufrimiento y de toda culpa cuando se reconocen, junto con su prójimo, como Hijos de Dios... benditos e intemporales. 

Nos sigas a tu mente limitada.
No transijas con tu mente dormida.
Disuelve cualquier prejuicio.
Atraviesa todo miedo.

   Deshazte del apegos a los conceptos... no les entregues tu poder esencial para intentar alcanzar un poder personal que debilita y te debilita.

Despréndete de tu escudo.
Despréndete de tu armadura.
Despréndete de tu espada.
Despréndete de tus dudas.

   Deshazte de cualquier idea constreñida que aún quisieras conservar acerca de ti y del mundo, acerca de los demás, de lo divino y de lo humano, acerca del ego y sus asuntos. Ofrécele a la vida la pureza de consciencia  y, sin tardanza, dales a todos el reconocimiento de su impecabilidad esencial no distrayéndote con las engañosas apariencias formales y sus inseparables vaivenes. Profundiza en el perdón y suelta toda idea que dé credibilidad a las diferencias que justifican injustificables exclusividades. Contempla cualquier pensamiento de separación con ojos sustancialmente videntes, reconociendo con mirada limpia y ecuánime su insustancial contenido. Perdona cualquier pensamiento egoico que a tu mente venga pretendiendo acusar y hallarás paz en tu corazón, amor y dicha inconmensurables; descubriendo, con renovado asombro lleno de inocencia, cómo la Divina Unicidad sostiene el devenir del tiempo sin afectar a la eternidad, articulando la multiplicidad en un despliegue de inagotables oportunidades de vivenciar la indivisa plenitud, mediante el sincero perdón de todos esos pensamientos egoístas e insignificantes que por su vana hechura se desvanecen por completo ante la imperturbable magnificencia de Todo Lo Que Es.

KHAAM-EL



Únete a la totalidad de la vida -ahora y aquí- abandonando cualquier resentimiento.
Sé feliz y comparte la Dicha de Ser.
Lo que ofreces mantienes, pues 'dar y recibir son en verdad lo mismo'.
Queda en paz y extiéndela...
es sin personal esfuerzo.
Todo Lo Que Es, la Divina Unicidad, te sostiene,
me sostiene, nos sostiene a todos y a todo
en Su infinito Corazón.

Namaskar





martes, 18 de septiembre de 2018

BUSCAR ES PARA HALLAR

   La sinceridad y ecuanimidad que contemplan el presente en paz, sin divagar con planes futuros o lastres pasados, es condición indispensable e ineludible para encontrar lo esencial e imperdible, lo santo e intemporal. Cuando tan sólo se utilizan las palabras de amor -dulces, hermosas, seductoras y agradables- sin hondura ni autenticidad, con agazapada doble intención, de nada sirven para la consecución de la paz mental y la dicha de ser. Permanecer esclavo de los propios deseos agita la mente y acongoja el corazón. Nada ofrece de valor esta búsqueda que persigue sueños vanos; únicamente encuentra desencuentros, dolor, desesperanza y hastío. No te distraigas jugando el juego de los disimulos y falacias; sé valiente y honesto, no sigas los dictados de lo personal, de lo egoico e interesado. Atraviesa la adversidad viviendo en el espíritu, en lo esencial, siendo libre y estando en paz contigo mismo y con la totalidad; sin arredrarte ante las aparentes contrariedades que se crucen en tu camino, no buscando ningún acomodo en las conveniencias de un mundo transitorio, ni queriendo maquillar una descreída religiosidad con meras apariencias que buscan una satisfacción personal encubierta con la pompa vacía del ritualismo; porque no todos los que dicen Señor, Señor, entran en el reino de los cielos. Así es, no todos los que dicen buscar a Dios, Nirvana, Iluminación, Verdad, Alá, Tao, Atman..., al proyectar sobre estos conceptos sus objetivos particulares, llegan a experimentar y vivenciar lo inefable en lo más íntimo de sí. Sólo ésos que su intención, honda y veraz, es ir más allá de ellos mismos y de sus propios intereses personales para experimentar lo absoluto y sin opuesto, lo eterno e infinito, van en la dirección correcta. Ésos, y sólo ésos, que están atentos al presente sin ir tras sus finalidades exclusivas -da igual el nombre que hubieran utilizado para referirse a lo divino o nirvánico, o incluso no hubieran oído jamás acerca de ninguno de esos nombres que apuntan a lo inefable-; ésos, sí ésos, sin duda, gracias a su congruente intención de entrega y confianza absoluta, lo llegan a experimentar y vivenciar; porque la confianza total busca sólo para encontrar, no oponiendo ningún sueño particular a la esencial unicidad con Eso que Es Todo Lo Que Es y sin perseguir metas que proyectan evanescentes deseos objetivables, permaneciendo abierta a que el encuentro suceda por sí mismo... anteponiendo su parcial visión a la Visión Íntegra y liberadora del ponzoñoso influjo de lo egoico.

   Buscar por buscar nunca encuentra de verdad, pues la perspectiva particular siempre es limitada y, consecuentemente, errónea en su sesgada proyección. Así que dejar de buscar lo personal conlleva, con sencillez y naturalidad, el bienaventurado encuentro con lo Divino y santo, con el Amor y la plenitud; porque la búsqueda que encuentra es sólo la interior, la honesta y libre de justificar el temor o la avidez..., en un deshacimiento completo de la identificación con los pensamientos.


   Comprende y aplica -para ser uno de esos sinceros buscadores que sólo quieren el encuentro definitivo con lo real y eterno de forma irrevocable- que la motivación, el propósito, la intención dedicada por entero a la Verdad y el Amor, es siempre lo que trae el resultado. Permaneciendo receptivo, atento, vigilante, a la Verdad aquí y ahora, el propósito pondrá inexorablemente los medios. Ahonda. Conoce. Si se utiliza la idea de lo divino como un medio para los propios fines, el resultado obtenido seguirá siendo el mundo; más si es el mundo lo que es visto como un medio para encontrarse con lo Divino, entonces lo Divino (el Amor Supremo) te encuentra por medio del mundo. Así que medita en consciencia donde pones tu atención y propósito, porque es lo básico, es donde pivota toda tu experiencia vital. Si aun quieres cosas del mundo, por mucho que digas Señor, Señor, no lo conocerás; pero si, de verdad, quieres por encima de todo la Verdad, no habrá nada en el mundo que pueda impedirte alcanzarla y ser de nuevo uno con lo Divino; puesto que el mundo mismo, por la Verdad, será convertido en un instrumento, en una bendita herramienta que te facilitará ese encuentro interior con la infinitud del Ser, esa completa liberación que tanto anhela tu corazón sincero, devoto y entregado.

KHAAM-EL



Sosiega tu mente y encuentra.
Calma tu corazón y halla.
Eres libre y en plenitud.
Es en el interior donde no hay fronteras. 
Las formas pasan, lo esencial queda.
Dejar de buscar lo personal conlleva el encuentro con lo inefable...
la plenitud del Amor.



lunes, 17 de septiembre de 2018

EL MUNDO ESTÁ ABIERTO A LO INFINITO

   El mundo está, sin duda, abierto a lo infinito aunque lo que en el acontezca sea limitado, frágil y efímero. Meditemos. Ahondemos. Confiemos... Unámonos en aquello que nos trasciende, bendice y libera..., en esa plenitud que desvanece la penosa ilusión de ser meros cuerpos solitarios y comulguemos en lo esencial. Siéntate con tu hermano a mirar las estrellas y olvídate de todo el trajinar del mundo. Permanece próximo y convive para el bien de todos. Descansa en el presente amigablemente con la vida y reconócete pleno en ella. Madura en el viaje vital despertando del sopor al que el ego induce por su impaciencia, comprendiendo en profundidad que lo inmaduro amarga en lugar de deleitar. Haz las paces en tu interior y extiéndela a tu derredor sin rubor. No te escapes tras ilusiones personales que te perderían en una maraña de pensamientos/sentimientos confusos y desalentadores. Abandona el orgullo y la soberbia de querer tener razón a toda costa, y confluye con tu prójimo en un presente de perdón para reconocer la impecabilidad esencial del corazón.

   Comparte tu vida con alegría... sin trueques ni particulares expectativas. siendo peregrino y fraternal compañero de viaje para todo aquel que encuentres en tus días y noches en el mundo. Comparte certeza y jamás indecisión; perdón, mas nunca condena; paz de espíritu y no treguas que interludian guerras. Comparte el pan de vida... uniéndote con tu prójimo totalmente en el ahora sin prisas ni tardanzas. Retornemos sin excusas a la inocencia, con madurez e integridad. Vigilemos nuestras motivaciones y simplifiquémoslas hasta que sólo quede un estar totalmente presentes para quien esté con nosotros en este mismo instante. Abandonemos resueltamente el miedo, la vanidad, los deseos egoístas y tantas y tantas cosas innecesarias, nos dice con insistencia el sentido común, para que retornemos al Amor viviendo con confianza cada día de nuestras vidas.

   Escucha a tu alma, sólo a tu alma, y haz lo que dulce y claramente te sugiere... Descansando fraternalmente con tu prójimo durante la compartida jornada y abriéndole el corazón sin temor a que te lo rompa; sin ensalzamientos ni menoscabos; sin ánimo de lucro, protagonismo o afán de poder; en sincera y libre igualdad. Que lo esencial en tu relación sea llegar juntos, acompasados y felices al común destino... al re-Encuentro con Dios y Su Amor. Porque la vida consiste, simplemente, en dar todo el Amor que se tiene -que se es- para que los demás descubran todo el Amor que tienen -que son-, y, entonces, suceda el milagro de descubrir que todos somos uno en el Amor... un indistinto dar y recibir Amor, contemplando extasiados lo minúsculo de las historias del tiempo ante la majestuosa vastedad de la eternidad.
      
  Sentémonos juntos, aunque no nos conozcamos personalmente o vivamos a miles de kilómetros de distancia, a mirar las estrellas con un mismo propósito de universal bendición, de completo y honesto perdón. Cualquier rincón del mundo está abierto al Cielo y ahí, en ese sobrecogedor espacio infinito, nos infinitamos en paz. Dios no tiene preferidos; luego no hay distancia perceptiva, por insidiosa que parezca, que pueda separarnos del comunicante silencio amoroso de una comprensión libre de juicios, de una mirada limpia de sentencias. Nos vemos de verdad cuando no estamos cegados por los sueños de la carne y sus absurdos ciclos de arrogancia y dolor. Eres Amor. Soy Amor. Somos Amor...  Sorprendentemente entonces todo encaja, todo es perfecto, todo fluye a su más sublime y gozosa manifestación, pues somos lo Divino soñando la carne. ¡Despertemos juntos a la realidad indivisa! Somos hermanos, al ser Hijos de un Mismo y Único Dios, unidos en eterna y santa comunión.

KHAAM-EL




Miremos juntos a lo Alto. 
Dejemos atrás lo bajo y ruin, lo temeroso y engreído, lo egoico y doloroso...
Hay un Cielo plagado de estrellas que nos espera 
y cualquier rincón del mundo es bueno para alzar el vuelo...
Unámonos, libre y voluntariamente,
en el propósito santo de Amarnos los unos a los unos 
como Dios Mismo nos Ama.




domingo, 16 de septiembre de 2018

SÓLO SE RENACE EN EL PRESENTE


La lejanía nunca podrá ser cercanía
mientras se perfilen distancias
disfrazadas de proximidad
pero tristemente alejadas en lo profundo...

Lo pensado, imaginado, supuesto,
proyectado o tan solo prejuzgado
nos escinde de la espontaneidad
humilde y sencilla de lo presente...

Observa...
Una rana no fue ni será jamás un príncipe
tampoco hay lámparas que contengan genios
ni alfombras que vuelen a tierras lejanas.
No te encantes con tus propios cuentos,
la efervescencia de lo espumoso dura un suspiro
al igual que degustar muchas perdices empacha, y mucho.
No insistas con imposibles o posibilitarás espejismos...
los ríos secos en realidad no desembocan nada
y ningún reflejo es fuente de luz
en la opacidad de su rebote.

Deduce...
No martillees la vida con pensamientos incesantes, o sufrirás. 
Cuando el martillo ha clavado un clavo, y no tiene otra cosa útil que hacer,
mejor guardarlo...
no sea que golpee donde no debe, y haga más mal que bien.
No te devanes los sesos con comparativos juicios
o darás mandobles a diestro y siniestro contra sombras
tan sólo por ti proyectadas.
Hacer por hacer, deshace la sensatez y aleja la paz.
Parar es bueno cuando el hacer es irreflexivo y rutinario,
o cuando se persiguen batallas
con las que intentar vanamente justificar la propia confusión.
Un juicio es como un proyectil,
y un proyectil es siempre injusto en su furia desbocada.

Medita..
Hay evidencias que nos pasan desapercibidas
cuando únicamente vemos nuestros propios cálculos...
un, dos, cuatro, cinco, ocho, mil, son correlativos aunque no lo parezca.
Buscar por buscar es no encontrar jamás,
pues aferrarse más a la búsqueda que al encuentro alienta los desencuentros.
Mirar sin ver es dormitar.
No sigas la mirada de otro... Permanece.
Es imposible vivir la vida de los demás sin traicionarse a sí mismo.
La luz en la mirada ilumina lo contemplado.
Un candil de oro que no pueda prender una llama en condiciones 
realmente de nada sirve en medio de las tinieblas
mientras que uno de latón que alumbra infatigable
es, de cierto, valioso y efectivo en la oscuridad.
Deja entrar a la cordura no validando suposiciones nacidas del deseo
y verás más allá de la inestable somnolencia del ego.

Comprende...
El tiempo y sus cosas son un fugaz lujo... lo esencial es eterno;
luego el lujo es pobreza y la esencia en su sencillez: riqueza.
¡Despierta del funesto soñar egoico!
No invoques al lujo de morir por un apenas de egoíca corona,
y resucita a la Vida que no cesa.
No batalles contra ti mismo fabricando un pretencioso yo
que jamás fuiste ni serás y que, por tanto, no eres.
Acepta que fingir sólo agota y desgasta hasta la extenuación.
No desperdicies la plenitud por fogosos ensueños de estéril resultado.
El tiempo aborta cualquier perspectiva particular,
devorándolas todas con voracidad insaciable y recurrente.
Permite que muera lo que muere... Permanece.
No muerdas anzuelos. No persigas deseos. 

Conoce...
La ratonera sólo caza ratones cuando éstos sucumben al deleitoso señuelo
que mortífero señorea en la fatal trampa.
Los impulsos vehementes van y vienen hasta que se agotan.
Todos los volcanes acaban por extinguirse, luego su fulgor es negrura y ceniza.
Pacifícate en lo profundo y brilla ilimitado
desprendiéndote de ropajes de defensiva ofensiva.
Que no paralice ningún apego al miedo tu expresión viva de amar...
sólo vuela libre el corazón enamorado, desprotegido, puro, feliz y humilde,
sin temor a romperse; sin temor a darse; sin temor a dejar de temer. 
Se renace en el aquí y ahora,
o uno sigue pereciendo irremediablemente en el tiempo.
No agarres sueños o se volatizarán entre tus manos... Permanece.
Quédate únicamente con lo valioso (lo esencial) no con lo lujoso (lo superfluo)
y serás libre... Ahora. Aquí.

KHAAM-EL



Ahora es siempre... 
Renace a lo eterno 
y Vive.





sábado, 15 de septiembre de 2018

LA VIVENCIA DEL SAGRADO SILENCIO - AUDIO

   Acompaña a este escrito introductorio el audio de una charla en la que ahondo en el silencio de los pensamientos como nuestra naturaleza esencial.
   Una mente libre del apego a los conceptos, va más allá de la limitada idea que ha supuesto de sí misma. Vivenciando así, sin interferencia alguna de lo egoico, un espacio infinito de inefable quietud y silencio que ya es eternamente aquí y ahora... una sagrada y bienaventurada Divina Unicidad que deshace todo sueño temporal/personal.

KHAAM-EL




Enlace directo del audio en IVOOX




viernes, 14 de septiembre de 2018

SABIDURÍA DE VIDA (Reedición)

   De nuevo, por su esencial mensaje, transcribo en cursiva un escrito anónimo, que una buena amiga trajo a una reunión espiritual para compartir la profunda e iluminada sabiduría de vida que rezuma este texto con todos aquellos que esa tarde estábamos reunidos, y que ahora para ti y para tod@s. El escrito dice así:

   "Doña Pepita, una señora bien equilibrada y vital de 92 años de edad, estaba completamente lista como cada mañana a las 8 en punto, con su cabello bien peinado y un maquillaje perfectamente aplicado pese a ser casi ciega, dispuesta a mudarse hoy a una residencia de ancianos. El que había sido su marido durante 70 años había muerto, lo que hacía necesario el traslado. Después de muchas horas de esperar pacientemente en la recepción de la residencia, ella sonrió dulcemente cuando le comunicaron que su habitación ya estaba lista. Mientras ella maniobraba su andador al ascensor, yo le daba una descripción detallada de su pequeño cuarto, incluyendo las sábanas y cortinas que habían sido colgadas en su ventana. 
   - Me encantan -dijo ella con el entusiasmo de una chiquilla de 8 años a la que acaban de mostrar un nuevo cachorro-.
   - Señora Pepita, usted aún no ha visto el cuarto... -dije-.
   - Espere, eso no tiene nada que ver -contestó ella-. La felicidad es algo que uno decide con anticipación. El hecho de que me guste mi cuarto o no me guste, no depende de cómo esté arreglado el lugar, depende de cómo yo arregle mi mente. Ya había decidido de antemano que me encantaría. es una decisión que tomo cada mañana al levantarme.
   Estas son mis posibilidades: puedo pasarme el día en la cama enumerando las dificultades que tengo con las partes del cuerpo que ya no funcionan, o puedo levantarme de la cama y agradecer por las que sí funcionan. Cada día es un regalo, y durante el tiempo que mis ojos se abran me centraré en el nuevo día y en las memorias felices que he guardado en mi mente... sólo por este momento en mi vida.
   La vejez es como una cuenta bancaria, uno extrae de lo que había depositado en ella. Entonces, mi consejo para ti sería que deposites gran cantidad de felicidad en la cuenta bancaria de tus recuerdos. Por eso, gracias por lo que haces para llenar mi banco de memorias. Y, por último, recuerda estas 5 reglas para ser feliz:
   1ª Libera tu corazón de odio.
   2ª Libera tu mente de preocupaciones.
   3ª Vive humildemente.
   4ª Da más.
   5ª Espera menos."
                                                                                                       Anónimo.


* * * * *

   Sinceramente este relato es un regalo inmenso como inspiración para vivir la vida en plenitud. La felicidad está ya en el alma; nada tiene que ver con el cuerpo y sus circunstancias. No es una cuestión de edad o confort, sino de actitud ante el despliegue natural de la vida; hay jóvenes que ya son ancianos y ancianos que siguen siendo siempre jóvenes, pues lo esencial nada tiene que ver con cantidades o logros especiales, y sí con aceptar el momento presente en paz compartiendo amor genuino en las situaciones que se nos presenten. Paso a paso, con confianza, humildad y mesura, se anda el camino. Es en la decisión interior, nada más comenzar el día, de vivir en perfecta felicidad y sincera gratitud, donde encontramos sentido a la vida, lo que nos libera de la dolorosa pesadez del miedo, la vergüenza, la queja y el resentimiento que infligía la preocupación de esperar controlar los acontecimientos.   Bendiciones y namasté.

KHAAM-EL



No pierdas el tiempo en lamentos. 
Aprovéchalo para sentir la dicha eterna de Ser
y compartirla con tu prójimo en esencia y pureza.
Los cuerpos pasan, pero no somos ellos...
Somos muchísimo más...
Libres... Plenos... Espíritu Inmortal.
Be Happy!!!

😊



jueves, 13 de septiembre de 2018

ENSEÑANZA INTEMPORAL

   Hablar por hablar nunca dice nada realmente, al igual que callar por callar tampoco expresa lo veraz ciertamente. Sé consciente de lo que dices o callas, porque lo que expresas o dejas de expresar (el desde dónde brota lo dicho o no dicho) forja, sin la menor duda, tu experiencia vital en desarrollo. Como señala UCDM: "La enseñanza que yace tras lo que dices es lo que te enseña. Enseñar no hace sino reforzar lo que crees acerca de ti mismo". Mantente, pues, atento a tu pensar, con constancia e irreprochable honestidad, y permite que tu palabra te libere liberando, te bendiga bendiciendo, te honre honrando... Sí, medita, entrena tu mente con ahínco, conoce la realidad que refulge tras las apariencias, y, entonces, revélala sin temor ni demora. Expresa lo Divino, la Verdad y la Vida, que trasciende toda frágil idea que pudieras albergar de ti, y lo verás, sin duda, en todo y en todos... Pura Divina Unicidad... Amor eterno... Verdad inmutable... Paz inmensa.

   No te quedes en la agitación y congoja que lo superficial del razonamiento egoico produce; ve más allá de sus angustias y conflictos, de sus culpas e incertidumbres. Vuelve a la inocencia del corazón enamorado de Amar, incluso en medio del mayor de los desamores. No hay mayor certeza que aquella que brota del interior del alma,  de lo más hondo y calmo del pensamiento, de la luz infinita de la Consciencia en Su omniabarcante incondicionalidad. ¡Despierta de tu particular letargo! Ya eres ser siendo siempre en Todo Lo Que Es. Abandona, por tanto, cualquier apego a ilusiones e imaginaciones de personal expectativa. Disuelve al ego no valorándolo ni justificándolo y vivencia, sin velos u obstáculos surgidos del deseo de ser especial, la inefable plenitud del Ser, depositando en Su Sagrada Esencia toda tu atención, confianza y devoción. Sé la clara manifestación de lo no manifiesto, pura encarnación de la Enseñanza Intemporal, de esa expresión viva del Amor y la felicidad del espíritu que, al extenderla en un mundo de temor y desdicha, bendecirá tu camino por él; para conducirte, junto con la esencia de todo y de todos, al Cielo. Envaina, consecuentemente, tu espada y despréndete para siempre de tus defensas, ya que tú mismo eres quien fabricas lo que te ataca cuando recelas y te proteges. Permanece ecuánime y contempla el batallar del mundo desde la óptica de lo santo e intemporal y reconocerás su ilusoriedad. Deja de adorar a la muerte y vive en perfecta paz mental. Proclama y declara la Verdad en su indivisa completitud y, aquí y ahora, la vida devendrá ilimitada, trascendiendo los límites que de ti y del mundo habías establecido.  ¡Bendiciones!

KHAAM-EL



La Verdad Es.
No justifiques los opuestos y despertarás del sueño de la muerte.
La Vida Es.



miércoles, 12 de septiembre de 2018

VIVIR CON CONFIANZA Y ALEGRÍA - VÍDEO

   Junto a este escrito publico el vídeo de una charla en la que se incide en lo esencial y firme que ha de ser la actitud de plena confianza en el Amor presente, para que los pensamientos melindrosos y egoístas no aniden en el corazón y cese, así, el sufrimiento al vivir de ilusiones que se proyectaban en el tiempo exigiendo de los demás lo que uno no ponía.
   Cuando se busca un resultado específico y particular nos perdemos irremediablemente la dicha presente, ya que buscar un resultado es relacionarse buscando un 'vivir de'; y ese 'vivir de' es lo que un "Un Curso de Milagros" llama la relación especial, que con su su desconfiada separatividad quiere suplantar a la relación santa. Porque no es lo mismo, ni mucho menos, vivir dándole significado al temor y la angustia que vivir con confianza y alegría... Si seguimos la manera de vivir expresada en primer término la tendencia será a vivir de los otros y de lo otro generando discordia y sufrimiento; mientras que si vivimos con confianza y alegría viviremos con nuestro prójimo en fraterna unidad, potenciando el Amor desde el Amor y para el Amor, gracias a una relación que nos evidenciará la plenitud e infinitud del Ser... la bendita e inefable Divina Unicidad que a todos nos sustancia y alienta.

KHAAM-EL



Cuando se vive en paz el presente 
la alegría y la confianza reinan en el corazón
y la vida se sabe eterno Amor...
Espíritu inmortal.




martes, 11 de septiembre de 2018

NI TIEMPO NI FORMA NOS LIMITAN REALMENTE

   Todo lo ahora percibido no fue como lo percibimos ni lo será, incluido nosotros mismos comos perceptores particulares del mundo que parecemos ver. No hay excepciones que valgan, el rumbo de las formas es cambio y deshacimiento. Una apariencia nada más. El tiempo es una idea, no una realidad en sí mismo. Es el resultado de una percepción dividida y limitada, un absorbente continuo de nebulosas y contradictorias memorias que se replican a sí mismas con superficiales variantes que quieren dar el pego. No hay un 'yo' pasado que fuiste, ni un 'yo' futuro que serás a costa de los grandes esfuerzos de un 'yo' actual en especial mejora; justamente es la idea del 'yo' personal, del ego, de lo especial y exclusivo, la que fabrica la incómoda sensación de que el tiempo es algo real e ineludible y de que puede tener algo valioso que ofrecer. Más, obtener lo que al cabo se pierde nunca tiene verdadero valor. En definitiva, el tiempo no es valioso por mucho que en él se conquiste; la eternidad, sin embargo, sí lo es. Porque el tiempo está sujeto a los pensamientos que lo perciben, entretanto que la eternidad, en su inmediata completitud, jamás puede verse afectada ni alterada por ninguna percepción, las trasciende a todas en su esencial y sutil inmanencia. Los cuerpos representan pensamientos de separación, mientras que el espíritu es la expresión viva de lo eterno y santo. Atraviesa la intensidad de no apegarte al yo temporal. Despierta del sueño de las formas y sus fingidas evoluciones... En el espíritu la Liberación es inmediata, aunque parezca durar millares de vidas, si con devoción uno a Ella se encamina. Simplifica y, sin el estorbo de los deseos y temores, conocerás... todo el tiempo sucedió en la eternidad. Lo que acaba, acabó; lo que permanece, aquí está, ahora... en cada segundo, en cada latido, imperturbable y bienaventurado.

   ¡Felicidades! ¡Bendiciones ami@! Hay fumata blanca en el corazón enamorado sin temor a que se lo rompan. Habemus santidad. Se acabaron las intrigas, los politiqueos o los 'petit comites' que quieren manipular a los demás para la obtención de mezquinos y reducidos intereses. Una confianza total en ser honesto y puro de corazón arrebata el ánimo entregado a la Verdad y el Amor. Ya no atraen ni se justifican las máscaras de lo mundano queriendo mundanidades; es más, ni tan siquiera tientan las caretas de lo mundano aparentando perseguir lo divino para procurar seguir obteniendo subrepticiamente las mundanidades; pues, cuando el auto-engaño es sinceramente reconocido, su capacidad de seducción se torna totalmente ineficaz. Eres libre, entonces, libre hasta la médula, de las ideas que habías supuesto de ti mismo y de los demás. El tiempo deja, ahora, de influirte; éste, ya no te tortura ni te ilusiona para defraudarte al poco... Estás presente, viviendo con sencillez, siendo uno con el instante, en paz, jubiloso, confiado, con la mente y el corazón receptivos a compartir la plenitud de ser. Y, esa plenitud, te colma para colmar, y te bendice para bendecir, y te realiza para realizar, y te salva para salvar. ¡Gracias herman@! ¡Gracias por Ser! ¡Felicidades! ¡Bendiciones! Ni tiempo ni forman nos limitan realmente. La Gracia y sus milagros nos acompañan en el aparente retorno desde el mundo formal/temporal al perfecto Amor de la Divina Unicidad junto con nuestro prójimo del que nunca hemos estado realmente separados. ¡Aleluya! ¡Siempre somos 'no dos'! Namaskar.

KHAAM-EL



¡Bendiciones! ¡Felicidades! 
Las puertas de la Liberación siempre están abiertas para ti en el presente.
A cada paso lo infinito te espera para que lo compartas.

Namasté.





lunes, 10 de septiembre de 2018

COMO SE PIENSA, SE VIVENCIA

   El mundo en el que vives es visto siempre desde la forma de verte a ti. Míralo todo con Amor al verte a ti mismo con Amor o todo te molestará porque no te aguantas en tus propios juicios o vanidades.  Así que permanece vigilante a tu íntimo razonar. Es primordial no caer en la distracción de valorar y perseguir aquello que no tiene realmente valor. Todo lo que percibes superficialmente se dirige hacia un inevitable final; pues ha tenido un comienzo en el tiempo y es, por tanto, material e impermanente, mientras que todo permanece en la eternidad cuando brota de la Visión clara de lo eterno, santo y espiritual. Es por esto que la vida, la sustancial y genuina, es del espíritu y jamás de la carne. Simple. Cóntemplalo todo desde ahí y vivirás en plenitud.

   Lo percibido ha sido primeramente pensado; puesto que así como se piensa, así es la experiencia subsecuente. El miedo, junto a sus deseos, busca defensa en su fragilidad y ataca; por lo cual el conflicto será, consecuentemente, la experiencia resultante de escoger al temor y sus avideces como forma de pensar. Abandona, pues, cualquier pensamiento que no sea amoroso y generoso; desprecia el apego a los objetos del deseo cortando de raíz, siempre en el presente, su volátil e insignificante significado; despréndete de lo superfluo, de lo transitorio e inestable, y vivirás feliz, en paz y lleno de Amor. Mantén vigoroso en tu mente el siguiente principio acerca de los milagros que viene expresado en 'Un Curso de Milagros' (Texto, pág. 3): "Los milagros son pensamientos. Los pensamientos pueden representar el nivel inferior o corporal de experiencia, o el nivel superior o espiritual de experiencia. Uno de ellos da lugar a lo físico, el otro crea lo espiritual."; porque, como señala el mismo 'Curso de Milagros' en la pág. 75, "el ego y el espíritu no se conocen"; si así lo practicas, y mantienes in mente el sistema de pensamiento milagroso que genera y expresa lo espiritual, deshaciendo el apego a lo temporal/personal, la paz de espíritu te acompañará siempre.

   Es sencillo, si no se despista uno dándole vueltas al comparativo y desconfiado sopesar del mundo junto a todas sus rigideces de sesuda materialidad moribunda (todas sus asuntos pasan), o si no se pierde la mente en 'sueñilandias de angelotes mil' mediante el arduo, arcano, pomposo, interminable y agotador razonamiento de evolución espiritual que fija su atención en lo físico (¿¡?!) soñando futuras mejoras en un ascenso de un no sabe bien quién hacia un supuesto qué. Reitero, es sencillo, si se piensa con la consciencia presente y no con la imaginación proyectándose en el tiempo y sus formas. Según se escoja una forma de pensamiento se encuentra la realidad o se fabrican ilusiones. Medita. Ahonda. Contempla tu propia mente. Comprende. No hay términos medios ni tibiezas que puedan unir lo irreal con lo real, lo falso con lo verdadero, lo aparente con lo sustancial, las tinieblas con la luz; nunca los mosquitos pueden llegar a ser ballenas, ni la malicia evolucionar hasta alcanzar ser bondadosa. Evidente: 'No se pueden unir dos mundos' (UCDM). Nada que en su transitoria idea de sí crea ser algo especial podrá ser jamás algo real, por mucho que en vanas ilusiones lo elucubre o afirme. Y, sin contemplaciones baladís, en esto último, se encuentra la certeza de que la plenitud del Ser permanece inalterada y perfecta en la esencialidad pura de lo espiritual, aquí y ahora, allende circunstanciales apariencias. Comprender esto en esencia, más allá de las simples palabras, apertura la mente a la experiencia viva del presente inmaculado... deshaciendo las aspiraciones vanas del sopor del ensueño de un yo imaginado... mostrando la realidad de lo eterno.

   Recuerda: Así como piensas, vivencias. Medita. Indaga. Conoce. Despierta.

   Namaskar.

KHAAM-EL



Silencia tu mente egoica y encuentra el Pensamiento Puro.
Verás todo con la mirada indivisa de la plenitud del Ser...
Conocerás que Ser no es parecer 
y la impermanencia del tiempo/espacio 
no te distraerá más de lo esencial, ni te limitará.





domingo, 9 de septiembre de 2018

TOMA CONCIENCIA CON CONSCIENCIA

   Ser consciente con auténtica consciencia de la consciencia misma es indispensable para no caer en el sopor de lo imaginario y desvariar con múltiples inconsistencias tomadas por realidades. Lo inconsciente esclaviza porque se decide ignorar su existencia. Profundiza con firme vigilancia en el meollo mismo de la consciencia... Cuando se representa un rol y uno se lo cree olvida quien es realmente identificándose con una pantomima, pues encarnar un personaje -por grande que éste sea- no deja de ser una ficción de frágil credibilidad. En cuanto rascas un poco ves que detrás no hay nada, es todo hueco e inverosímil. ¿De dónde provienen todos los gustos y desagrados que uno tiene? ¿Los elegió realmente o sencillamente aparecieron? ¿Te agrada o amarga algún sabor por tu elección libre o un día lo probaste y tuviste una sensación inmediata que escogió por ti? ¿Quién eres en verdad? ¿Un conglomerado de sensaciones perceptivas autodefiniéndose o algo más? Medita y ahonda en ello, no des por sabido nada que no sea corroborado con certeza indubitable... Es de simple sentido común no dar por sentado nada hasta estar completamente seguro de ello. No te signifiques a bote pronto o errarás y experimentarás los efectos de ese yerro más por propia desidia que por cualquier otra cosa.

  Lo intangible es espontáneo e incalificable en su sutileza perenne, no puede ser representado por imaginación alguna, no hay adónde rascar en su transparencia esencial y no conoce falsedades al no verse circunscrito al vaivén de lo contradictorio; por eso es, a todas luces, plenamente veraz e inmediato. Medita... contémplalo todo con suma atención, contémplate todo sin miedo, con paciencia y esmero; pon toda tu conciencia en toda la consciencia como si fueras una gran lupa que ningún detalle por nimio que parezca se le escapa y que con Amor contempla su contemplación... Sí, ahora, siempre, estate con absoluta presencia en el instante presente... es de primaria que lo que aparece en un momento dado y luego desaparece, simplemente parece ser y no es, puesto que al no ser definitivo -no estuvo ni estará-. Tus agrados y amargores, tus deseos y temores, tus éxitos y fracasos, cualesquiera sean tus tendencias, por ende, parecen pero no son, porque junto con la idea transitoria de ti (como un intelecto y un cuerpo determinado), al cabo, se extinguen... sin embargo, en consciencia, tú sí que sabes que eres allende cualquier definición o catalogación, sin particularidades ni generalidades varias.

   Inquiere, ahonda, toma conciencia con consciencia, hasta conocer sin comparaciones ni juicios, sin especulaciones o tendenciosidades personales lo que ES. Sin duda, toda idea particular que surge, muta; y, en su variación, muere a lo anterior y así sucesivamente y sin cesar... ¡Una completa y auténtica locura! ¡Una falacia pretendiendo credibilidad! ¡Un sinsentido queriendo tener sentido! ¡La muerte queriendo mostrarse como vida! Esto es lo que es el ego -o esa imprecisa creencia calificada como yo soy esto o aquello-. Sí, el ego no es más que una delirante idea de contradicción y muerte tomada por cierta, que quiere eliminarte con su inestable y condicionado estado de opinión. Ámate y no te odies imaginándote ser esa frágil inestabilidad de vanas creencias que con pavor busca seguridad y placer personal. No sigas aletargado fabricando expectativas que siempre acaban por derrumbarse. No continúes, ni por un segundo más, por la laberíntica senda de las ingeniosas teorías cosidas con alfileres o por el falso atajo de las suposiciones; mas tampoco tomes la seductora avenida de lo deseos ni transites por los oscuros callejones de la culpa y la justificación... No sigas los vericuetos y tergiversaciones del miedo confundiéndolos con vías al Amor y, tras la intensidad de no agarrarse a los conceptos personales, con inesperada sencillez, un día la vida, desde su núcleo más íntimo y sagrado, desde una consciencia sumamente lúcida que ya es allende todas las apariencias, se abrirá para ti en toda su bendita, perfecta e indivisa espaciosidad de ilimitada esencia, autoluminosa y sagrada, plena de bienaventuranza e inefabilidad..., como resultado inevitable de transitar con determinación el camino interior hacia la infinitud del Ser.

KHAAM-EL



Inquiere, ahonda y despierta...
Relaja la tensión de tu ánimo
no dándole significado a los pensamientos...
Adéntrate en el espacio en el que suceden...
Ahí, la conciencia de ser consciente te librará de la inconsciencia
de considerar real a lo egoico.




sábado, 8 de septiembre de 2018

SÍMBOLO Y MANIFESTACIÓN - AUDIO

   Adjunto a estos párrafos publico el audio de una charla en la que muestro cómo la manifestación perceptiva es producto de los pensamientos y, consecuentemente, nos revela aspectos sustanciales de éstos.
   Todo aquello que se percibe a través de los sentidos es simbólico, una proyección de nuestra irreflexiva manera de pensar; representando así, por tanto, una magnífica oportunidad para darnos cuenta de los pensamientos que albergamos en lo profundo, y que en su mismísimo núcleo son todo ese particular sentir que nos impele a actuar automáticamente. 
   Rectificar en origen todos aquellos pensamientos/sentires que no son de paz, amor y felicidad, corregirá por completo la manifestación que percibimos al haber comprendido lo esencial de lo simbólico, que nos mostraba -en toda relación y circunstancia- que la paz, el amor y la felicidad, trascienden la percepción de los sentidos, evidenciándose de nuevo la Consciencia de la Plenitud e Infinitud del Ser.

KHAAM-EL




Enlace directo del audio en IVOOX



viernes, 7 de septiembre de 2018

BRILLO Y FULGOR DE AMOR


Simple...
Acaba lo que empieza y empieza lo que acaba.
No te agarres, pues, a lo pasajero reconociendo
que pasa lo que pasa porque lo suyo es pasar...

Cuando cae la tarde se alza la noche
y cuando ésta pasa se levanta el día...
Los ciclos se suceden y todo surge,
alcanza un cenit, envejece y muere
para recomenzar de nuevo el giro.

Enciende la luz de tu mirada
contemplando el mundo sin temor.
No te limites limitando a tu prójimo
con los inestables vaivenes de la memoria.
Mirar desde el corazón detiene el tiempo
en un instante rebosante de eternidad.

¡Despierta en la Luz!
Agradece ser ahora puro Ser junto con todo,
junto con todos... 
por encima de las circunstancias,
más allá de las apariencias 
y sus inconsistentes opacidades especiales.


Sé brillo y fulgor de Amor 
aún en medio de conflictos e insidias.
Invita al mundo a comulgar en esa luz,
en ese pálpito que de lo tenebroso redime
abriendo el instante a lo sagrado e inefable,
a lo rotundo, sencillo y veraz.

Mira con mirada infinita...
Cuando todos reflejemos Su sagrada Luz
nos reconoceremos en ese indiviso brillo eterno
que nos bendice para bendecir
y plenifica para plenificar.
Las cantidades dejarán de compararse
abandonando su vano sueño de separación 
y se hermanarán en la unicidad de la Vida Santa.

Los milagros, 
por la bienaventurada infinitud del Ser,
nos igualan allende el tiempo
y sus cambiantes imágenes...
Ahora, sí... sin miedo
salte de la tiranía de las horas
permaneciendo fiel a la libertad esencial del Espíritu.

Si quieres volar, no busques tener alas... sé aire.
Si quieres amar, no busques cuerpos... sé el Amor.
Si quieres ser feliz, no busques cosas... compártelas.

KHAAM-EL



Abre el corazón al prójimo...

Sepámonos uno en el Amor 
y reencontremos, todos juntos, la Plenitud de Ser.




jueves, 6 de septiembre de 2018

RETORNA A LA UNICIDAD DE LO SANTO (Reedición revisada)

"No lo busques fuera de ti.
¡Tú eres el manantial de leche! 
¡No ordeñes a los demás!
En tu interior hay un manantial de leche.
No des vueltas por ahí con el cubo vacío.
Posees un canal hacia el océano y, no obstante,
mendigas el agua de un pequeño estanque.
Pide esa expansión de amor.
Medita exclusivamente sobre Eso.
El Corán dice:
'Y Él es contigo'.".

                                           Rumi

* * * * *

   La santidad es integridad, inseparable unicidad; por lo tanto, sólo hay una santidad en la que todo, en esencia, es acogido bajo su nutricio amparo. No te desesperes si estás desesperado y acógete a ella de inmediato. El infierno personal se transmuta, nuevamente, en el reino de los cielos cuando no hay rivalidad ni comparación frente al prójimo. Vivir a favor de la unicidad -que nunca ha sido, ni será, lo mismo que el feroz enfrentamiento contra lo divisor- pacifica la mente y enternece el corazón, dando como resultado la claridad y el amor. Porque no arrastrarse, ni pugnar, por unas migajas de atención personal nos recuerda las alas de la plenitud que somos.

   Perdonar es fortaleza y alegría; el resentimiento, flaqueza y frustración. El Corazón sabe de aquello que la mente sólo puede llegar a suponer. Nunca hay nada personal en lo esencial que te empuja a ir más allá de lo aparente y superficial, a no darle significado al miedo y, en la libertad de lo no condicionado, recordar que el Amor nada tiene que ver con la brevedad de los cuerpos sino con la inmortalidad del espíritu.

   ¿Quieres ser de veras libre? No te inquietes; da igual cómo hayas respondido a esta pregunta, los conceptos son sólo cáscaras vacías que ocultan lo fundamental... Penetra en el meollo mismo de la consciencia... Indaga, en lo más hondo de tu mente, quién o qué contesta a la cuestión antes planteada. Persiste en esta honesta y firme autoindagación. Lo pecaminoso presupone condena más todos los santos saben que sólo hay santidad. Perdona y perdonarás cualquier presunción. Ve hasta el final de la idea de ti mismo y avanza un paso más... No te detengas con justificaciones, dudas o rabietas. Profundiza hasta la raíz misma del origen del pensamiento. Busca y encuentra a Dios en lo más interno de tu ser. Escucha la voz de tu alma y desenmascara al embozado ego que, sin humildad ni rubor, culpabiliza a los demás desde su propia sensación de culpabilidad, mancillando la pureza de lo esencial con sus burdas y deshonestas comparaciones llenas de victimismo. No ordeñes al resto del mundo por la sequedad que sientes y halla ese manantial de 'Agua de Vida' donde siempre ha estado... en tú entraña más recóndita. Ahonda... Encuentra en lo interior la infinitud del ser, al no dividirte apoyándote en las propias contradicciones que quieren seguir manteniendo sus antagónicos postulados para sobrevivir en ilusiones proyectadas hacia todo y sobre todos. Desembarázate del siempre embarazoso ego con resuelta acción contemplativa, con meditativa consciencia constante, con congruente mirada íntima... con la atenta escucha del corazón. Abandona el miedo de una vez por todas. Aparta audaz el influjo de los deseos de tu personal distracción, y atiende al presente inmediato con apertura de corazón y mente. Despierta del sueño del pecado; perdónalo por completo, al perdonarte sin titubeos... Volarás, sin ataduras, con las luminosas alas del amor, desde lo íntimo a lo infinito. ¡Sí, despierta! Y sé libre de las ideas que sostienes acerca de ti mismo y, por tanto, del mundo... retorna a lo puro, a lo inocente, a lo feliz, a lo santo, que te espera pacientemente en la indivisible comunión del espíritu, que es uno con Dios, porque siempre Él es contigo.

KHAAM-EL



Desde lo más hondo del silencio de tu mente,
ahí donde no te relacionas con temor, 
álzate con las alas de lo santo.
'No dos' Es contigo.




miércoles, 5 de septiembre de 2018

SIN PRETENSIONES, LO UNIVERSAL - AUDIO

   Junto a estas líneas acompaño el audio de una charla en la que remarco la simplicidad de la plenitud, de la dicha y el Amor. Soltando toda pretenciosidad, lo inconmensurable y santo se evidencia de inmediato trascendiendo la cortedad de miras del ego.
   No pretendas conseguir tus particulares sueños ni esquivar tus miedos... contempla con conciencia presente su inconsistencia, su sinsentido; confía en el Amor de Dios totalmente, aquí y ahora, y te sabrás bendito según bendices, salvado según testimonias la salvación esencial del espíritu. Conocerás así de nuevo que el Amor es Verdad y la Verdad es Amor, porque en lo esencial y eterno, en lo real e inefable, no existe la posibilidad de separación... Sencillamente, quédate presente de veras; sin pretensiones, y lo universal brilla sin óbice.

KHAAM-EL





Enlace directo del audio en IVOOX


martes, 4 de septiembre de 2018

CONSTANCIA



      "Por lo general, la gente interesada en el desarrollo espiritual piensa (en términos de importancia mental) en lo misterioso, elevado y profundo que es lo que hemos decidido aprender. Pero, sorprendentemente, lo profundo y lo trascendental ha de ser hallado en lo mundano."
Chogyam Trungpa.





   No te vayas del ahora proyectando conquistar fantásticos futuros partiendo de la interpretación personal de inasibles sucesos pasados. Estate presente en el presente con consciencia lúcida y desapegada de lo variable. Llenarte de conceptos y juicios sólo distrae de lo esencial y aflige. No te escondas del ahora fabricando sueños personales con los que huir a un hipotético futuro que nunca se alcanza. ¡Despierta! Los embates que da la vida son para vivirlos con el corazón lleno de paciente y presente esperanza, con la mente en paz y la mirada serena. Nada sucede al azar... Se prolonga el desconcierto en el mundo porque se suele interferir por el deseo de obtener un resultado especial para uno mismo aun a costa del resto. Empieza de cero. Elige de nuevo... La confianza, la constancia y la rectitud de propósito purifican la mente de sus pensamientos egoístas. Haz lo que debes para el regreso al Amor de todos; no lo que desde el temor deseas, y te encontrarás con la plenitud del Amor, con la vida una del Espíritu que siempre aquí y ahora te esperaba.

   El desarrollo espiritual es un hábito libremente decidido de disciplinada atención que nos abre a insospechadas revelaciones que lo cotidiano en su simplicidad tiene a bien ofrecernos si no nos distraemos con extraordinarios porvenires. Quien busca poderes especiales, arcanos misterios o personales relumbres, creyendo que en ellos se encuentra la verdad o el poder, va en la dirección equivocada; únicamente se encamina hacia vanos conocimientos especiales que sólo traen engreimiento intelectual, más no paz de espíritu; o se encamina al encuentro con la ridícula pomposidad de un hueco y fantasioso ritualismo que, revestido del oropel del falso poder, sólo ofrece inconsistentes ilusiones. Lo verdaderamente poderoso, liberador y beneficioso, es la humildad de no realizar actos que busquen aquello que debería unificarnos mediante complicados ocultismos que separan.

   Aceptar que en lo cambiante unas veces se gana y otras se pierde, que unas veces se está arriba y otras abajo, no lamentándose ni airándose ante esos inexorables vaivenes de lo mundano, es la senda correcta, la dirección ecuánime de la total atención al presente; esa actitud valiente que no teme empezar de cero una y otra vez, hasta que, en su constancia inquebrantable, cae en la cuenta de que es la propia historia personal (el ego) en busca de logros, éxitos, comodidades y triunfos, cualesquiera se imaginen, lo único que fracasa y duele, más nunca puede padecer lo sustancial, lo permanente, el espíritu, la consciencia pura, el ser, o como prefieras nombrar a lo de por sí innombrable. Y de repente la Luz, la comprensión, la dicha y la paz mental que manifiesta lo esencial, lo santo e infinito, se encuentra y se vive donde siempre ha estado y estará, justo en el ahora. Adéntrate en el instante con conciencia consciente... Sé constante, permanece en la paz del ahora que no juzga y se evidenciará, en ese eterno presente autoluminoso siempre presente en toda forma y tiempo, el dulce fruto del Despertar... esta acción constante facilitará tu encuentro interior con la infinitud del Ser. Nada hay que conseguir ni eliminar de lo pleno, tan sólo salir del ensueño de lo fragmentado. Empezar de cero, sin querer añadirle nada al presente, te libera de la ilusión del tiempo y de la carne, del intelecto y su arrogancia de creerse diferente, separado del resto de la vida o especial.

KHAAM-EL



En la constancia se halla la verdadera armonía 
incluso bombardeado por aparentes desarmonías.





lunes, 3 de septiembre de 2018

VE HASTA EL OTRO LADO DEL MIEDO

   "Un hombre encontró un capullo de seda y lo llevó a su casa, para observar como emergía la mariposa de dentro del capullo. Un día algo pequeño apareció. El hombre se sentó y observó por algunas horas como la incipiente mariposa luchaba forzando su cuerpo a través de la pequeña abertura que había ante sí.
   Parecía que no había ningún progreso. Era como si la mariposa no pudiera salir. Estaba atascada. El hombre en su impaciencia de aparente bondad decidió ayudar a la mariposa a su compungida manera. Tomó unas tijeras y cortó lo que faltaba para que saliera el pequeño cuerpo de la mariposa. Y así fue, la mariposa salió fácilmente.
   Pero su cuerpo era pequeño y retorcido, y sus alas estaban arrugadas.
   El hombre continúo observándola en espera de que en cualquier momento la mariposa estirará las alas. pero nada pasaba. De hecho la mariposa pasó el resto de su vida arrastrándose en su retorcido cuerpo, sin poder volar.
   Lo que el hombre no entendió, a pesar de que lo hizo aparentemente movido por su tierno corazón y urgencia, es que la pequeña abertura del capullo y la lucha requerida para salir del estrecho agujero era la manera en que Dios inyectaba fluidos desde su cuerpo hacia las alas, de manera que se fortaleciera, para prepararla para el vuelo y tomar la libertad. Libertad y vuelo solo vendrían después del esfuerzo, el empeño y la constancia.
   Privando a la mariposa de la lucha, el hombre la privó de su salud, dicha y libertad.
   Algunas veces luchas, percances y aflicciones, son exactamente lo que necesitamos en nuestras vidas. Si Dios nos permitiese ir por nuestra vida sin obstáculos podría lisiarnos de por vida. No seríamos fuertes y libres en el milagro de dejar atrás el apego hacia el opresivo confort del capullo." 

Anónimo
* * * * *

   En la adversidad reConocemos la fortaleza de Dios y asumimos humildemente los embates de la vida, aceptando la profunda sabiduría del día a día, con paciencia y confianza, para derrotar así al miedo y poder volar allende el capullo de seda, el nido o la comodidad de hogares reducidos y tristes... Cumpliendo la misión que Dios dispuso para nosotros en el común aliento de ir más allá de las brevedades y oropeles del mundo, para ir más allá de las excusas y demoras de lo pusilánime. Porque cuando no desfallecemos nos espera el cielo abierto, la inmensidad, la eternidad... la inspiración Divina que nos salva de la arrogante ignorancia que confundía Amor con miedo. Sí, vuela hermano@ en Dios, hij@ del Amor... 


   Que no te duela ni apene lo que el mundo entero pueda pensar acerca de ti, incluso tus allegados, familiares o amigos. Recuerda las palabras de Jesús de Nazaret "nadie es profeta en su tierra". Acéptalo y vuela... tu vida habrá valido la pena si un sólo hermano que vea tu vuelo rompe el capullo de seda del falso confort y seguridad y halla la Paz de Dios, esa insondable paz que trasciende todo humano conocimiento, disolviendo los mezquinos juicios del mundo,  allende todas las idioteces que el tiempo acaba siempre desdeñando, avejentando y devorando... no somos la carne, somos espíritu... lánzate a la vida con el corazón abierto, dispuesto a que te lo partan y que, en tal caso, cada uno de esos cachos siga palpitando de Amor, de alabanza a Dios y Su infinita Gracia... Díjonos también, Jesús de Nazaret: "toma tu cruz y sígueme", "dejad que los muertos entierren a sus muertos""yo soy el pan de Vida, el que de mí coma (entregue su vida al Santo Espíritu de Dios) no morirá, sino que hallará vida eterna", Sí, a través de él (al igual que a través de tantos otros leales mensajeros del Amor que no se arredraron ante los obstáculos), se llega al Padre... al Perfecto Amor... viendo y viviendo más allá del propio ombligo... reConociendo los intereses del prójimo como los de uno... la Tierra y sus historias pasarán. 

   Dile no al miedo y retorna a la libertad de Amar... puedes... no te demores... no busques excusas... no excuses a los demás... pueden... no los demores... confía... los milagros son naturales... se trata tan sólo de no significar al ego, no agarrarse a sus titubeos, seducciones, temores o tragedias... sea lo que fuere pasará, el Espíritu jamás. Rompe con el pasado, no te preocupes por el porvenir... hoy atraviesa un miedo... si llega mañana, convirtiéndose en hoy, atraviesa otro miedo... no pares; sí, no pares; no te detengas, camina hasta el final siguiendo las huellas de Cristo... la Casa de Dios no es morada del miedo, ni del lucro, ni del mundano placer o éxito personal... es Cielo Abierto... Templo Eterno de Vida... Y no hay muerte, porque no somos el cuerpo y sus breves historias... ¡Despierta! Abre los ojos del alma a la Luz... y sé esa Luz que clama a los cuatro vientos la Bendición de no encerrarse en el dudoso confort de quererlo todo al gusto de un despiadado ego que -en ese confort- construye tu tumba diciéndote que tú, criatura de Dios, eres él... Ve más allá de tus autoimpuestos límites, confía y encamínate con coraje por la senda que la Divina Providencia te empuja, más allá de tu zona de confort... hasta al otro lado del miedo... hasta la Resurrección y Vida. 

KHAAM-EL



Confía...
Vive de frente tu temor, tu angustia y tu muerte...
en Cristo no hay miedo ni tiniebla ni muerte 
que no se desvanezca por Su Amor, Luz y Vida.




domingo, 2 de septiembre de 2018

DESASOSIEGO INTERNO, AVIDEZ EXTERNA

  Nada externo puede substituir lo interno. Los conceptos no son la inteligencia, ni los pensamientos la mente misma. Profundiza en lo sustancial... Los objetos, simples objetos son; se adquieren, se guardan y acumulan, sin saber muy bien porqué. De igual forma, los pensamientos, simples pensamientos son; se adquieren, se guardan y acumulan, sin saber muy bien porqué. La ignorancia que confunde adquisición con ser únicamente encuentra insatisfacción profunda en su avidez perpetua, porque sentirse interiormente incompleto es castigarse con pesadillas que intentan infructuosamente convertirse en sueños de hadas, riquezas y héroes. No te apoyes en expectativas de egoísta condición e incondiciónate en la acción libre y voluntaria de vivir sin miedo en el presente, lleno de confianza y amigable talante, compartiendo feliz y despreocupado en lugar de acopiar ansiosamente supuestas seguridades para subsanar una supuesta inseguridad interna.

  Reconocer que en la percepción no se sabe nada con certeza conduce al verdadero saber, al comenzar con una premisa veraz toda indagación. No te supongas y contémplate con honestidad, sin ocultarte nada con ideas preconcebidas. Indaga en ti mismo, porque sin duda es lo único que siempre tienes de inmediato a tu alcance. Sé consciente de la Consciencia. Olvídate del resto... vacía, pues, tu mente de conceptos y lo evidente, sencillamente, será reconocido. Deja que la claridad sea no cerrando los ojos a la luz. Cuando entras en una habitación vacía, ésta se llena de ti; de la misma manera, cuando tu mente se encuentra vacía de pensamientos, es cuando está llena de ti.

  Sencillo: no busques tanto adquirir como simplificar, guardar como compartir o acumular como soltar; y tu vida adquirirá la ligereza de las aves al enraizarse tu conciencia en el ahora, pues permanecer con consciencia en el presente es fluir con lo eterno... un saltar y atravesar las formas, que parecen algo por sus alargadas sombras, para toparse, de súbito, con la luz... un dejarse mecer por la bienaventuranza de la providencia que con lo infinito siempre colma. Quédate donde estás, así tal cual, sin añadiduras que te mengüen; y estarás donde eres, porque no necesitas añadir objetos, pensamientos, tiempo o sombrías relaciones especiales, a tu esencialidad ilimitada.

  No te agites por ilusiones y serás como la luz del sol brillando en las aguas calmas del alma; el desasosiego interno sólo acarrea insaciable avidez externa que nubla el entendimiento y oscurece la paz y la dicha. Sé sin expectativas, ahora, aquí, pues permitiendo que lo que Es siga siendo lo que ya Es lo indiviso se manifiesta libre de distorsiones; porque, sin nada sumado a ti, dejas de restarte. Añadirle a la realidad algo la hace aparecer ilusoria. No creas que con más pensamientos y planes serás feliz... ocurre exactamente lo contrario. No hay sombra que la luz encuentre y no sea deshecha. Descansa de todo esfuerzo inútil, suelta toda preocupación, y la plenitud, simplemente, estará ahí, donde siempre había estado, en lo hondo, evidente e innato... en tu propio ser... en lo esencial y puro... en tu espíritu inmortal indistinto de ser inseparable de Todo Lo Que Es.

KHAAM-EL



Pasa por encima de lo sombrío 
y fluye feliz en la luz eterna del Ser.