viernes, 2 de diciembre de 2016

NO TENGAS MIEDO DEL MIEDO Y ENCONTRARÁS EL AMOR


   No tengas miedo a que el miedo venga o te acosará desde los más ocultos recovecos de tu mente. Deja que venga y míralo de frente... va a venir de lo más escondido de ti, porque él es tus defensas, tu cálculos y ataques, que dicen querer evitarte posibles caídas; te vas a aterrar, porque lo que crees que son tus bondades, tus méritos o puntos fuertes, sólo es engreimiento y disimulo, al igual que muchos supuestos puntos débiles trazan el camino a la libertad. Eso es lo que hace que ahondar en la verdadera meditación sea tan inusual. En realidad meditar no es para nada complicado, se trata, tan sólo, de observar con ecuanimidad y constancia la propia mente, y todo aquello que no sea paz, plenitud y dicha, dejarlo pasar como irrelevante.

   Pensar, por ejemplo, en lo siguiente: -es que debo ser bueno, porque si me amoldo a mi entorno más cercano seré considerado bueno y, al ser bueno, me querrán y, al quererme, conseguiré lo que deseo; más para tener éxito en semejante empeño debo hacer ésto y éso, y dejar de hacer aquello otro, y, finalmente, al fin de mis días, podré ir incluso al Cielo (si es que existe).  Esta manera de razonar, o cualquier otro plan de pareja estructura mental, nunca te traerá paz ni alegría, ni mucho menos la plenitud del Amor. Si meditas de veras, lo verás de inmediato. ¿Te ponen tenso estas líneas que acabas de leer? Si no te alteran, perfecto, sigue ahondando en la consciencia, disfruta del sosiego de ser ahora; más si te han agitado, alégrate de ver con claridad lo que quiere oscurecerlo todo, esa guerra interna provocada por el sistema de pensamiento personal. Contemplarlo y no entrar en su juego macabro es el fruto de la meditación.

   Sigamos, si gustas: lo contrario al Amor es el miedo, ¿tienes miedo? Si hay miedo uno no puede conocer desde esa actitud, al Amor. Se tiene que resquebrajar, agrietar, desmoronarse por entero, semejante sistema de pensamiento; puesto que todo lo que pienses del Amor desde el miedo, nunca será el Amor.

   Mira de frente al miedo para que te des cuenta de que no eres él. Imagínate que este es tu último día en este mundo, te quedan unos minutos, unas horas tal vez, pero, atención, no te lo sugiero como un mero ejercicio intelectual, te lo digo para que te metas totalmente en la piel de esa situación; insisto, te quedan, pues, unas horas como mucho, ¿tienes en realidad miedo del futuro o es más bien del pasado? Ahonda, medita... (concédete un momento de verdadero silencio)... y verás que es el pasado lo que más te inquieta, un pasado proyectándose hacia un futuro incierto. Ahora realicemos el ejercicio a la inversa, imagina que te quedan muchos, pero que muchos años por delante, y, la misma pregunta, ¿tienes miedo al futuro o al pasado? Indaga, profundiza... (date un espacio de contemplación)... comprobarás que también es miedo al pasado lo que te agita. Porque tanto la muerte inminente, como una enfermedad o mil posibles problemas a un supuesto largo plazo, únicamente pueden afectarte si previamente los has pensado en tu mente o los has percibido en otras situaciones anteriores, ya sea en ti o en otros. Luego, sólo contemplas el pasado cuando te mueves impelido por las memorias personales. El miedo es la angustiosa sensación de que tus sueños se rompan en mil pedazos... una pesadilla que te acompaña en el presente y que te impide verlo en toda su pureza, al tenerte distraído con sus truculentas historias pretéritas dando vueltas y más vueltas en tu mente. Por eso, nadie que le dé significado al miedo vive realmente en el Amor presente sino en un ayer que se repite en el futuro. Permite que el mundo te parta el corazón, deja que tus sueños se derrumben, pero, por favor, esto es esencial, sigue enamorado. Y vivirás milagros que sanarán tu temor y tu dolor, tu recelo y tu ansiedad. Cuando hay Amor, el pasado y el futuro se disipan para que el ahora brille en plenitud. Contempla con coraje y honestidad el desarrollo de tu vida, ¿no es cómo una gran roca que, según avanzas, se agranda y te aplasta cómo en el mito de Sísifo? Vas a cuestas con una montaña de ideas, con un pesadísimo fardo de creencias y suposiciones, de desconfianzas y tácticas; confía en el Amor y perdona el discurso proveniente del miedo, no le des más significado, abandona lo que tensa y agobia. ¿Recuerda las palabras de Cristo? "Venid a a mí todos los que estéis cansados y agobiado, mi carga es ligera y mi yugo llevadero". Confía en el camino del Amor y el perdón, vive presente y lleno de fe... notarás como la enorme roca de ideas que el ego quiere que lleves se va resquebrajando, deshaciéndose a cada paso que das en dirección al presente, a la consciencia totalmente limpia de interpretaciones personales y juicios interesados, y, de súbito, la luz de la Verdad ilumina la vida desde el centro mismo de tu ser, en comunión con la Divina Unicidad... viviendo ahora, siempre ahora, aquí, sea cual fuere la circunstancia en que te encuentres, lleno de fe, de eternidad, de dicha y paz infinitas... despertando, de nuevo, al Amor.

KHAAM-EL




Mira el miedo del mundo, tu propio miedo, de frente...
tú no eres él... nadie es él.
Llora tus lágrimas, las lágrimas del mundo, 
cayendo en cascada sobre ti, sobre todos,
hasta que veas que no tienen significado en lo eterno.
La Vida Eterna es una madre amorosísima
que nos despierta dulcemente de nuestro sueño de soledad y muerte.
Vive, pues, sin miedo en medio de todo lo que acaba y encuentra el Amor.
Sabrás que lo que acaba realmente nunca empezó.
Mirarás a la tristeza con los ojos del perdón,
a la astucia le darás inocencia,
en el conflicto optarás por quedarte en paz 
y acompañarás a la soledad para que sepa que es una sensación imposible.
Cántale a la muerte una canción de despedida
y retorna a la eternidad.

jueves, 1 de diciembre de 2016

TOTAL ENTREGA A DIOS

   Para que los milagros vengan a tu vida y sean tan naturales como el respirar, abriéndote el camino al Cielo, se debe soltar todo apego a la manera de pensar egoica; no dándole más crédito a los planes personales para lograr éxito. O es el bien para todos, o no sirve de nada lo aparentemente logrado por una parte frente al resto. Lo dividido siempre acaba derrumbándose en su propia incompletud. El ego es temor de muerte, jamás vida verdadera, santa y plena.

   Te animo, por lo antedidicho -si libre y voluntariamente así lo crees conveniente-, a la siguiente plegaria que te encaminará en la dirección de retorno al Cielo, porque nunca está de más renovar la disposición a la total entrega a Dios,:

   -¡Oh, Dios! renuncio a todo por Ti. No sé regresar a Ti porque todo me distrae. Labora en mí y envíame Tu Santo Espíritu para que todo eso que me distrae sea apartado y torne a ser uno Contigo; ya nunca más un yo separado de Ti, imaginario, débil e interfiriendo con todo. Ayúdame. Sálvame y salva a través de mi entrega total de todo; porque si no, al yo querer controlarlo todo de manera personal, seré un estorbo para el Bien del Espíritu. Ya que le había dado a todo lo que veo, el hueco significado que tiene para mi interés particular y egoista. Y la percepción del ego es una perspectiva errónea por su limitación y tendenciosidad; luego todo lo que yo opino, desde esa óptica desenfocada, está equivocado, es una distorsión de lo real, una mera imaginación tomada por realidad, un absurdo tremendo. Por eso, no quiero seguir ni a los deseos ni al miedo, que parecen diferentes y son lo mismo. Quiero perdonarlo todo, según el verdadero perdón que Tú estableciste. Quiero poner fin al sueño de conflicto en el que me veo envuelto de la única manera que es posible; es decir, a Tu manera y no a la mía.
   ¡Gracias! Por Tu Gracia... te pido ésto de todo corazón. ¡Gracias por escucharme y contestarme! De ahora en adelante que mis palabras sean sólo Tu Palabra y mis acciones una expresión viva de Tu santa Voluntad, porque consagro totalmente mi vida a Ti para retornar al Cielo junto con mi prójimo, que es uno conmigo en esencia y en verdad. Y, definitivamente, en Tus manos encomiendo mi espíritu... mi vida es toda Tuya.   Amén.

KHAAM-EL




   Al igual que un músico totalmente entregado a la música desaparece en ella, para ser puro ritmo y pura melodía, transformándose en/por ella en perfecta paz y alegría; entrégate por entero a Dios y sé uno en/por Él, para ser puro Amor... infinito Amor y Plenitud, transformándote -por Su Gracia- en lo esencial y eterno, al abandonar lo irreal y superfluo.    Bendiciones.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

CONTEMPLAR EL PROPIO DOLOR SIN DOLOR LIBERA DE TODO DOLOR - VÍDEO

   Tras este escrito incluyo un vídeo de una charla en la que ahondo en lo liberador que es contemplar el propio dolor con desapego para poder así encontrar la dicha y la paz que tanto se anhelan.
   Abre bien tus ojos y oídos, y contempla y escucha todo lo que hay a tu alrededor, ¿es percibido como separado de ti? Eso indica que hay dolor; ya que lo separado genera inevitablemente la sensación de carencia y angustia, puesto que mirar y describir partes las subdivide aún en más partes que conceptualizan todo, trayendo más y más conceptos en cascada que definen y limitan pero que no conllevan jamás plenitud o dicha.
   Hay que indagar en el significado de la percepción para poder ver el propio dolor sin dolor e ir más allá de él. Todos los rishis, maestros y sabios, todos los buscadores de la verdad, han recorrido la misma senda interior que tú comienzas a seguir. La luz de la consciencia contempla lo sin significado y lo trasciende. Permanecer ecuánimes en el presente, aceptando que lo pasajero pase y prestando toda la atención a lo eterno, a lo esencial, a la consciencia misma, libera del apego a lo impermanente y acaba con el sufrimiento. Sin proyectarte hacia afuera para nada, eso que trasciende tiempos y circunstancias, sucede... lo consciente de concienciar emerge de entre la niebla de lo personal... la luz brilla en un ahora libre de juicios... lo universal siempre ha estado ahí; simplemente era la distracción de lo egoico la ilusión que generaba el dolor y la apariencia de surgimiento, cenit, declinación y muerte.
   Contemplar el sufrimiento sin sufrimiento es el cese de todo sufrimiento porque desidentificarse de un supuesto sufridor separado de la completitud de la vida eterna del espíritu, trae de inmediato la vivencia de lo real, infinito e indiviso.

KHAAM-EL



   Despertar de la ilusión de un buscador que busca la verdad, permite contemplar el apego al miedo y al dolor con suficiente distancia como para desapegarse de ellos... entonces la verdad brilla exactamente aquí, precisamente ahora, en la plenitud del Ser.

martes, 29 de noviembre de 2016

RECONOCER EL ERROR FACILITA SU CORRECCIÓN


   No seas fanático poniendo el poder afuera o engriéndote sobre el común. No pienses pensamientos ajenos ni te adhieras a creencias por el mero hecho de la cantidad de seguidores que tienen, ni tampoco quieras relucir a costa de los demás o, más pronto que tarde, te sentirás en tinieblas. Recapacita y endereza el rumbo de tu vida si ésta sigue la ruta de lo personal. No seas ciego a la verdad ni sordo a la voz íntima del alma. Reconocer el error facilita su corrección. Ser consciente de la inconsciencia que supone identificarse con el ego es fundamental para disiparlo por completo. Reconoce que cuando eres una marioneta de los deseos y temores estás ciego a lo esencial. Pide luz, a lo eterno y puro, a los sustancial e inclusivo, si te encuentras en semejante tesitura. Reconoce la ignorancia de la identificación con lo personal y pide, por encima de todo, la verdad. Búscala en lo interior, en tu propia mente, en lo más hondo de tu corazón. Reconoce que si te identificas con ese yo transitorio los placeres que obtienes siempre acaban en hastío y dolor; los conocimientos que adquieres siempre traen nuevas preguntas, nuevas duda, más incertidumbres; los éxitos que consigues siempre acaban en olvido y fracaso... Reconoce que contra más relaciones estableces más cuenta te das de la soledad de los cuerpos. Reconoce que cuanto mayores son tus defensas rodeándote de seguridades y confort más fallos ves en esas defensas que fabricas, viviendo obsesionado por el posible peligro que te arrebate lo protegido. Reconoce que escuchar al deseo y al miedo como consejeros es un error tremendo, porque esperar lealtad de lo desleal es suicida. Reconoce que querer ser feliz en lo que nace para morir es desdicha e incongruencia. Reconoce todo ésto y habrás dado un paso gigantesco para que desde el silencio de la mente, desde no darle significado a esa barahúnda de pensamientos personales obcecados con lo impermanente, desde lo confiado, humilde y sencillo pueda surgir lo obvio, lo claro, la evidencia inmediata de lo intemporal, la plenitud del espíritu, ese gran descanso en medio de tantas batallas.

   Ahora, en la abdicación a toda lucha y justificación, hallas perfecto remedio... esa paz infinita que mana desde lo más sagrado de ti, está a cargo de todo lo que haces. Ahora, ella, lleva esas aparentes batallas a su conclusión definitiva; ya no vas por el mundo queriendo obtener algo especial ni huyendo de tus temores proyectados allende tus límites perceptivos. No acumulas defensas, se acabó el ataque. Ahora vas dando testimonio, congruente, feliz, con generosa actitud, de que identificarse con lo impermanente es el error de pensamiento a subsanar y das tu vida transmitiendo este mensaje de salvación, entregando gustosa y continuamente tu vida impermanente con el corazón lleno de amor, sin esconderlo ni protegerlo, sin temor a que lo partan en mil pedazos. Ser esencial dando lo esencial termina con lo superficial e insignificante. Sabes que algún día lo caduco ha de desaparecer y estás atento a lo permanente, a lo santo y pleno. Sin prisa y sin pausa, extiendes este mensaje de eternidad, de espíritu que trasciende toda carne y todo tiempo, que ahora es uno en ti... sabiendo, como mensajero, que tú no eres el importante; lo importante es el mensaje que el mensajero trae. Y sabes que transmitirlo hasta el final es el principio a la vida eterna, la vuelta al Hogar celestial, el retorno al Amor y la Verdad, tras un encuentro interior con la infinitud del Ser... Dentro, muy adentro, lo ilimitado. ¡Bendiciones! Todos somos comunión en 'No dos'... en Dios Vivo, en lo Nirvánico... puro Tao, Sat-Chit-Ananda... Brahman, el Absoluto, la Divina Impersonalidad... Inconmensurable Completitud Bienaventurada.

KHAAM-EL




Medita y asciende por encima de los errores de pensamiento.
Ahonda con honestidad y constancia en los recovecos de la mente,
reconocer el error de lo personal es el remedio que nos devuelve a lo universal.
No hay egos en la realidad indivisa, la Verdad es una y para todos...
profundiza en lo esencial de este mensaje,
transmitirlo con sinceridad y desprendimiento lo convierte en viviencial.

lunes, 28 de noviembre de 2016

EN LIBERTAD


   No se medita para liberar a un yo determinado; en sí misma, la meditación, es la liberación de cualquier identificación con un yo determinado. Al igual que no se ora para conectarse con Dios, sino que la oración sincera es ya, en esencia, la conexión con lo divino.

   Rendir el apego a lo personal conlleva vivenciar de inmediato lo universal. La libertad se encuentra en lo interior; buscarla afuera es atraparse en unas circunstancias paradójicas que buscan y buscan para no hallar jamás, enredándose en una madeja irresoluble de comparaciones limitantes que traen sufrimiento y desesperación. Recapacitar y desentrañar el origen de los mal llamados pensamientos propios libera de la ilusión de lo especial y diferente como camino a la dicha y que, inexorablemente, no conducía más que a la desdicha y el infierno. Descubrir que los límites los fabricaba uno mismo con sus juicios, creencias y recelos particulares, deshace el enrevesado entramado de pensamientos desconfiados, comenzando así el feliz vuelo hacia lo sencillo, fraternal e ilimitado. Ser ahora con consciencia es ser pura consciencia siempre. La unicidad es lo primordial. 'No dos' es la ciencia definitiva, el yoga supremo, la religión consumada, la dinámica quietud de ser lo intemporal y esencial en perfecta comunión. Ahonda. Una vez despierto se es completamente libre del hechizo del ensueño.


   Lo transitorio jamás afecta a lo perenne. Lo que se tiene en el mundo nada tiene que ver con lo que Es. Acepta perder lo perdible. Quédate desnudo en el corazón... con la mente en silencio, con el alma toda al descubierto. Rompe las apretadas cadenas del rutinario pensar. Traspasa los horizontes sin tibiezas... lánzate a la vida sin protección. Confía y sal de la prisión de la búsqueda de confort. Mantén la fe, los tropiezos nos infunden coraje cada vez que nos levantamos. Simplifica. El cuerpo y su intelecto no pueden condicionar realmente a la sabiduría del espíritu. El miedo desaparece por completo en presencia del Amor, mostrando que la muerte es sólo un sueño sin significado ni realidad. Nada te retiene ya en los límites de lo egoico, ni deseos, ni temores, ni juicios, ni creencias. Vuela... Vuela... Vuela... sé sin condiciones y comparte esa incondicionalidad sin tardanza... Ama... Ama... Ama... No hay sufrimiento que sacuda la plenitud del ser, ni conflicto, por monstruoso que parezca, que desestabilice la paz de espíritu. Contempla como se contempla el contemplar... y la pura contemplación será un perfecto presente libre de ilusiones. Luz al final del camino en el tiempo. Eternidad. Sumo Bien. Indescriptible bienaventuranza. Dios. Nirvana. Verdad. Tao. Inefabilidad. Sat Chit Ananda.

   La libertad no se alcanza ni se logra; se reconoce donde siempre ha estado, en la consciencia plena de ser Amor infinito, eterna libertad.

KHAAM-EL




Buscar de verdad la Libertad te la trae de inmediato en el corazón.

domingo, 27 de noviembre de 2016

VIVIENCIA EL PRESENTE


Mírate sin suposiciones, 
perdona tus juicios y acéptate.
Sal a la vista de ti mismo.
Contémplate con claridad,
nada tienes que ocultar.

Los milagros se ven en la luz.

Desde lo interno se aclara lo externo.
Que ningún miedo te quite la alegría.
Que ningún ansia te saque del presente y de la vida.
Que ninguna ilusión te nuble la plena mirada del espíritu. 

Descubre la Verdad que mora en tu alma
y te hace libre de las cargas de lo divisor
al unificarte con toda la existencia ahora.

Tú sólo eres en el presente.
Este instante en su ilimitud es lo esencial,
cada minuto transcurrido queda atrás.
La consciencia que los vive permanece inalterada.

Vivenciar el presente en su eternidad inherente
es el milagro que religa lo que nunca pudo separarse
aunque perceptivamente así lo pareciese.

Sé constante en la constancia inmediata.
Que la cólera no asome en tu rostro.
Que las dudas no enturbien tu mirada.
Que los deseos no desvíen tu pasos.
Que el horror y el miedo no apresen tu alma.

Vivir no es temer... no es sufrimiento.
Vivir es gratitud.
Vivir no es morir... no es un lamento.
Vivir es plenitud.

Estar en el presente es estar en el hogar.
Sin ayer, sin mañana.
Sin principios ni finales.
Puro ser siendo ahora.

Quien bucea por las nubes
jamás descubre una perla.
Aquel que sueña con las distancias,
aunque lo intente, nunca se encuentra.

Halla tu secreto...
cuéntaselo a la vida
y ella te revelará el suyo,
que siempre ha sido el tuyo.

KHAAM-EL




Ahora y aquí todo es uno más allá de su apariencia.
Ahonda y lo infinito te encuentra.
Bienaventuranza.
Amor.
Luz.

sábado, 26 de noviembre de 2016

Y COLORÍN COLORADO TODOS LOS CUENTOS HAN ACABADO - AUDIO

   Tras estas líneas adjunto el audio de una charla en la que incido en lo simple que es en el fondo retornar a la consciencia plena de lo real. Poniendo punto y final a todos los cuentos que la mente egoica se cuenta acerca de sí misma y del mundo asoma, desde lo más profundo, lo evidente: El Amor, sin ninguna necesidad de florituras y relumbres.
   Querer imitar o derrocar a los considerados como superiores, o, al contrario, rechazar o usar a los tomados por inferiores, para obtener de todas estas relaciones especiales un beneficio personal es un cuento interminable que nos hace creer que con más seremos, valga la redundancia, más felices. Y eso no es más que una repetición, una conceptualización, una añadidura que quiere negar el Cielo, la plenitud del ser que ya es ahora sin historias de separación y dolor buscando sus perdices.  
   Los cuentos del bien contra el mal mantienen al Hijo de Dios, tu santo ser, en un aparente conflicto irresoluble de cambios y más cambios que nunca satisfacen ni apaciguan. Has de entregar tu confianza, tu música, tu Amor, de nuevo a Dios, y no a los ídolos que inventas, para que Él te armonice mediante la relación santa, esa que comparte impecabilidad, y que con rotundidad acaba con todos los sueños y fantasías de las historias del ego, que parecen muchos relatos diferentes pero que, en última instancia, conforman un único patrón de pensamiento equivocado: la sensación de separación que fabrica el deseo de ser especial. Más el fin de la separación es simple, sencillamente dejando de significar ese deseo de ser especial y diferente sobresaliendo del resto, nos devuelve a la plenitud del Amor y la eternidad. Sin necesidad de más cuentos ni cuentistas, sin ansias por ser príncipes ni princesas. Nunca ha sido necesario llegar a ser un héroe para que la verdad triunfe... en lo humilde se halla la salvación.

KHAAM-EL


viernes, 25 de noviembre de 2016

ESCUCHA SÓLO A LA VERDAD

   No sigas escuchando la voz del miedo y sus sugerencias de futuros beneficios o goces. Presta atención a lo que realmente anhelas más allá de caprichos y vanidades. No le des significado al ego y sus pasajeras naderías. No es una cuestión de cantidad ni de logros aparentes en la forma lo que trae la experiencia viva y plena de la Verdad. Medita, ora, ahonda, simplifica... hasta escuchar sólo la Voz de la Verdad en lo más íntimo de ti, en medio del silencio mental y la quietud del corazón.


   La Verdad nos dice: -si estás cansado de sueños, si estás cansado del mundo, si estás cansado de ilusiones, si estás cansado de personalismos, si estás fatigado de querer tener razón con la identificación con el cuerpo/intelecto, ven y sígueme, mi carga es ligera y mi yugo llevaderotoma tu cruz, dame tu historia, tus angustias y desvelos, caminemos juntos hasta que todo retorne a la consciencia indivisa; permite que, a cada paso que demos en comunión, todos los errores de percepción, juicio, acción u omisión, te sean perdonados. No temas. Todo tu dolor era ilusorio, todas tus penurias, enfermedades y conflictos eran las fantasías de un yo imaginario, todos tus deseos y codicias eran tentaciones que nada ofrecían realmente; el placer y el éxito, las riquezas y tantas y tantas cosas que valorabas en el tiempo, no eran más que sufrimiento por venir. Abre la mirada del alma y comprende... toda tu vida mundana es tan sólo un sueño de resentimiento y horror que intentas solucionar en el tiempo... y el tiempo tan sólo acarrea destrucción y muerte. ¡Despierta! ¡Despierta! ¡Despierta de tus sueños de limitación y evasión! ¡Despierta! ¡Despierta! ¡Despierta ángel de Dios! Duermes, duermes profundamente, imaginando estar despierto; no hagas caso de los pensamientos que en tu propia mente te empujan a desconfiar, defenderte y atacar, no te separes más del Amor. No sigas dándole significado a la marcha fúnebre que quiere prolongar tu estadía en el tiempo para finalmente dejar un epitafio en él. ¡Despierta! ¡Despierta! ¡Despierta ahora, aquí! No más nombres, no más cantidades, no más rostros que envejecen hasta el polvo y el olvido. Estate atento al mensaje de salvación que traigo a tu extenuado ánimo... no es una cuestión de aprendizaje personal ni de destacar entre el común, sino de sencillez y humildad; no tanto obtener como compartir. Es un unir y no un segregar; siempre perdonar, nunca condenar; servir, en vez de pretender ser servido. ¡Despierta! ¡Despierta! ¡Despierta! Esa herida abierta que te desangra el alma entre terribles dolores ya ha sido curada desde antes de todo antes; nunca ha sido real, jamás ha podido ciertamente tener consecuencias en la eternidad.

   Ten fe. Ten fe. Ten fe en el poder del Amor de Dios. Ten fe en que tu naturaleza esencial, al igual que la de tu prójimo, es una con la de Dios. La santidad envuelve al mundo entero y lo perdona. Bendice sólo todo lo creado por Dios y el resto deséchalo por la nada que es. ¡Despierta! ¡Despierta! ¡Despierta heman@ en el espíritu! Despertemos juntos en un único y definitivo despertar a la plenitud de Lo Real, al Cielo infinito que nos aguarda tras un corazón lleno de pureza e incondicionalidad. Abre tu mente a lo insospechado. Confía. Confía. Confía en lo eterno y santo... déjate revestir con la vestidura del espíritu... todo luz, siendo todo luz... consciencia consciente de ser consciencia y no un pedazo de ideas transitorias asociadas a un también transitorio cuerpo. No idolatres más la carne y, mientras estés en este mundo, agradece y permite que el Santo Espíritu de la Divina Unicidad te guíe de vuelta a Lo Inefable. Estate en el mundo sin ser del mundo, dale a tu prójimo la mano de igual a igual, sea cual fuere su condición, y juntos, hermanados en el propósito de servir a Dios y a la Vida Una (Su Creación), compartid el recuerdo del Amor Perfecto.

   Si tienes fe -sigue diciéndonos la Verdad- y ya no te comparas ni sopesas entre ilusiones, no viendo grados diferentes de perdón frente a grados de condena, si ya no mides o baremas desde un juicio personal, si ya no pretendes aparentar saber lo que no conoces a ciencia cierta y, de corazón, deseas volver a ver aquello que negaste porque es la Verdad, esa fe será fe viva, y, dulcemente, te despertará del sueño del ego. Camina, pues, con fe, a través de la tierra baldía de la desesperanza. No escuches al miedo, nunca será un buen consejero, porque sólo aconseja desde sus premisas limitadas y, en ellas y por ellas, te dejará finalmente atrapado. Te invito a una nueva manera de pensar... en comunión conmigo, la Verdad. Ninguna justificación de contradicciones o escusas te llevará a buen puerto. Camina. Camina. Camina hasta el final, nada real has de perder, el resto sencillamente sobra, no sirve. Lo pasajero es inútil en la intemporalidad del ser. Por tanto camina aquí y ahora con una mente completamente en paz... en esa quietud se avanza deprisa; la paciencia infinita, ¿recuerdas? tiene resultados inmediatos. El tiempo es imposible en la eternidad. Luego el fin del tiempo y sus ilusiones acaba siempre exactamente aquí, precisamente ahora, en el instante santo de la expresión de Amor donde la salvación se consuma. ¡Bendiciones! Comparte, comparte el Amor de lo santo. Escoge el espíritu y no el apego a la carne (el ego); todo irá, entonces, bien, muy pero que muy bien. Santo herman@ mío en la salvación elige de nuevo y no te demores por más tiempo en el tiempo siguiendo a la fragilidad del ego que dice ser poderoso, la vestidura de la carne siempre va acompañada de padecimientos, heridas, enfermedades y achaques. No te fijes en eso ropajes; fíjate en lo eterno e incorpóreo. Pon ahí, en lo santo y lleno de genuino Amor, tu tesoro, y ahí estará tu corazón, tu libertad y tu dicha infinita. Elige de nuevo y en vez de una queja sé un aleluya para el mundo. Sé un regalo que le recuerda al prójimo que él es también un regalo junto con todos en lo más hondo del corazón... démonos sin medida, sin esperar nada a cambio, démonos plenitud y ésta nos colmará de nuevo para siempre. Disfruta del dar, del compartir, del comulgar en la unicidad del espíritu... paz, ilimitada paz mental; dicha, inconmensurable dicha de ser; sat-chit-ananda; Amor, ilimitado Amor; Dios, eternamente todos en Dios.

KHAAMEL



La Verdad es una Buena Nueva de comunión y armonía en la unicidad del Amor.
Las partes no son tales... 
todo, en esencia, conforma un conjunto indiviso de plenitud y alegría.

jueves, 24 de noviembre de 2016

FIRME DECISIÓN A AHONDAR EN EL CORAZÓN


   Equivocarse de vez en cuando es inapreciable en el conjunto de una vida si la poderosa intención que la guía es vivir para el encuentro con lo eterno, amoroso y santo, reuniéndose con el prójimo para el bien de todos cual uno solo, agradeciendo cada instante como una oportunidad, libremente aceptada, para ser útiles a la salvación de la humanidad entera de la cortedad de miras que adolece. No actuar total y honestamente, ser tibio, frío y calculador, sopesando y planificando como obtener una ventaja personal, es una actitud penosa, vana e inmoral. Es inexcusable dejar de excusarse para que la honestidad saque a la luz todos los errores de pensamiento que se justificaban a sí mismos y que no hacían más que interferir ante el despliegue natural de la gracia de la Divina Unicidad que, en un presente libre de egoísmos, nos espera a todos por igual para potenciar la expresión pura de Amor que hemos de hacer sonar.

   Hay que abrir apasionadamente el corazón al Amor sin condiciones. Hay que abrir la mente al silencio de lo conceptual con firme decisión. Comprende: ninguna parte puede darte la totalidad. No es una cuestión de mecánicos ceremoniales, vistosas oblaciones, grandes riquezas, refinados placeres o deslumbrantes logros personales como se alcanza la plenitud sino rindiendo, humildemente, todos los planes y conveniencias para que, lo hasta ahora inalcanzable, sea reconocido como inherente al ser profundo en uno... El espíritu trasciende la forma y el espacio, el tiempo y sus acontecimientos, es insondable e ilimitado, incuestionable y bienaventurado.

   Sí, es una firme decisión a ahondar en el corazón la que posibilita que lo imposible revele que lo que, hasta ese momento, se creía posible era en verdad lo imposible. La sentida separación de la criatura de Su Creador, abandonada en un ámbito de cuerpos separados en un mundo problemático y lleno de peligros, sencillamente, no es más que una angustiosa apariencia, una maliciosa ilusión de limitación y muerte tomada como real. Ahonda en el corazón con determinación apasionada e inquebrantable y, éste, te abrirá las puertas del Cielo. No temas criatura de Dios, chispa divina, alma pura, luz del mundo, la dirección interior es la única dirección que te reconecta con Dios... Sí, una segura autopista al Cielo es la senda estrecha del autoconocimiento honesto, de la sencillez gozosa y de la apasionada actitud vital de siempre devolver con el bien, al mal.

   La Divina Unidad sería como una sinfonía inacabable y todas sus criaturas somos notas de esa sinfonía infinita; pero dentro de cada nota, como Dios es nuestro creador, está toda la sinfonía a su vez. Todas las notas son inseparables... entonces extendemos la sinfonía en Dios y Él la extiende en nosotros. Precisa de cada espacio y de cada nota para que la sinfonía sea completa, sublime, bienaventurada e indescriptiblemente bella. Y, siguiendo con el símil de la sinfonía, el espacio es Dios, la música Su Amor, y la Creación es ese sonido armonioso que expresa y comulga en la infinitud de Su Gloria. Deja que suene la música de tu alma y silencia la verborrea egoica de una mente identificada con lo pasajero... vuela feliz, hasta la plenitud al son de la excelsa sinfonía del Amor inagotable... allí adonde todos los seres humanos son uno en espíritu y verdad, en dicha e intemporalidad.

KHAAM-EL




   Dios mora en lo más profundo del corazón.
Ahonda... ahonda... ahonda en el corazón... ahí, todos somos Uno.
   

miércoles, 23 de noviembre de 2016

ENCONTRARSE CON DIOS

   Se encuentra a Dios dejando que Él nos encuentre no interfiriendo con nuestras ansias y expectativas especiales. Es crucial no anteponer ningún deseo personal ante lo indiviso y universal. ¿Te levantas por la mañana y lo primero que haces es entregarle el día a Dios? ¿Oras por la noche al acostarte tras la jornada agradeciéndole Su Guía y solicitándole que te siga guiando en los sueños? Si así es, gracias, gracias, gracias, herman@ mí@ en la salvación, eso es. Así los milagros te acompañarán en tu vida devolviéndote, día a día, al Cielo. 

   Nunca es afuera de ti donde puedes hallar el sentido último de la existencia. Para conocer la Verdad y encontrarte con Dios (Lo Eterno e Inefable), has de ir al corazón, a tu propio corazón, para -en el silencio interior- poder contemplar y vivenciar esa esencia indivisible que nos hace uno con lo viviente, trascendiendo tiempos y espacios, historias y circunstancias, opiniones y creencias. En lo íntimo se encuentra lo infinito. No busques, por tanto, en lo finito o te escindirás lleno de angustias y complejidades, olvidando lo obvio, lo sin opuesto, lo que deshace toda paradoja o contradicción, el perfecto Amor de la Divina Unicidad del Ser (Dios).


















   No rehuyas tu sufrimiento; sácalo a la luz sin ira ni resentimiento, con paciencia y honestidad. Admite tu confusión y no sigas sus dictados. Reconoce el error de todos los juicios personales emitidos y busca, más allá de ellos, el perdón. Ahora tus lágrimas serán de esperanza y consuelo, nunca más de temor o desesperación. Sonríele a la vida. Todo el dolor del mundo es un llamado que Dios escucha y responde mediante Su Santo Espíritu, Su intermediario entre las ilusiones y la realidad. Más, sólo puede guiarnos si nos dejamos guiar confiados y felices; sino, con infinita paciencia, espera a que lo elijamos libre y voluntariamente. Sé honesto y no finjas que amas y el Amor vendrá a ti. Estate presente. No escondas el dolor, no lo justifiques ni te pelees contra su rabia con más rabia, sencillamente dáselo a Él con fe. No le digas como ha de ser tu salvación. Déjate sorprender... no le digas dame tal o cual trabajo, una economía más próspera, esa pareja tan especial, o ese premio o reconocimiento que tanto ansías..., no le vayas con blablableos. Ponte a Su entera disposición; simplemente, entrégate de corazón: -¡Oh, Dios! Ayúdame para que Tu ayuda pase a través de mí y mi salvación sea una con la de mi prójimo. Que ninguna palabra que salga de mi boca provenga únicamente de mí, que ningún acto que realice sea sólo para mi beneficio personal, que todo lo que haga provenga siempre de Ti. No sé cómo pedir ésto, por eso se lo entrego a Tu Santo Espíritu que ve más allá de las apariencias que imagino.
   A este llamado Él siempre contesta, porque los otros no eran realmente llamarlo.

   ¡Bendiciones! Encontrarse con Dios es de lo más natural si no lo enrevesamos con artificiosos planes a ninguna parte. Sí, en verdad es fácil dejar de darle significado a la complicación esotérica que cree en la separación, en los encorsetados ritos, en las logias secretas, en cálculos astrológicos o numerológicos, o en la tan engreída como ineficaz magia, si humildemente dejamos de querer tener razón en la injustificable justificación de nuestros egoístas planes especiales. La luz clara del conocimiento universal (el Amor) es, ahora y aquí, para todos en la consciencia una de la vida libre de ansias y temores. Comunicarse con Dios no es muy diferente de llamar por teléfono, las palabras serían como los números del teléfono que marcas para dirigirte a un interlocutor determinado (en este caso Dios), luego esperas hasta que oyes Su Voz (una paz inmensa te envuelve más allá de todo entendimiento) y le dices: -ayuda para que yo no sea obstáculo a Tu plan de salvación. Y de inmediato, Su Respuesta, te muestra la dirección a seguir. Confía. A partir de ahí todo te irá bien, cada paso que des te acercará tanto a ti como a tu prójimo hacia Él. Porque la salvación es comunión; no una cuestión de suma de partes sino de entender, conocer y vivenciar, de nuevo, que el espíritu es indiviso, pleno y uno para siempre en Dios.

KHAAM-EL




¡Bendiciones!
Nada hay imposible para Dios. Confía.
¡Bendiciones!
Entra en lo más íntimo de tu ser y deja que Dios te encuentre.
¡Bendiciones!
Permítele expresarse en ti y nunca más el miedo, nunca más el sueño de la muerte.
¡Bendiciones!
Sé feliz y comparte la Vida Una del Espíritu.

martes, 22 de noviembre de 2016

EL ESCAPE DE LA ILUSIÓN - AUDIO

   Acompaño a este prólogo con un audio de una charla en la que profundizo en lo importante que es encontrar la paz de espíritu para poder escapar de la ilusión del mundo del ego.
   Darse cuenta de que la identificación con el cuerpo/mente (el ego), por mucho que diga que quiere concordia, es un elemento más de la discordia, se convierte en un paso gigantesco para acercarse a la salida del sufrimiento y de la muerte. Los pensamientos mágicos, esos que te hacen creer que la seguridad del ego es tu seguridad, también te hacen creer que la bondad es algo especial, dividiendo entre buenos y malos; y que hay unos más merecedores de amor, más dignos de Dios, que otros. Esa es una gran manzana tentadora, que genera rencor, desconfianza y división, cuando se muerde por la ceguera de lo personal. Medita, ¿cómo va a ser bondad aquello que hace a unos dignos de la salvación y a otros no? Contempla como todos los que creen en el cuerpo/mente como su identidad real van detrás de sus particulares ideales ilusorios convencidos de que saben qué es el bien y qué es el mal. Teniendo cada cual su propia perspectiva que choca con la del otro, y ahí tenemos todo el conflicto servido, listo para enzarzarse a la mínima ocasión.
   No hay salida del conflicto mientras se le dé significado a lo personal, o, lo que es lo mismo, a lo transitorio y relativo, a esa ilusión de realidad que sólo es opinión y superficial creencia. La única forma de escape es no significar lo personal, esta es la auténtica compasión, el genuino perdón, que te trae la paz de espíritu, la calma interior que, en su inefable vivencia, te conecta con lo Divino, con el perfecto Amor de Dios; devolviéndote, por la gracia infinita de Su misericordia, a la realidad de lo eterno, santo y bienaventurado.

KHAAM-EL


lunes, 21 de noviembre de 2016

DESPIERTA AL ESPÍRITU

   Despierta al espíritu de su sueño de las formas y tiempos separados. Sé por entero, en el presente, consciente, lúcido, libre y en paz. No sigas a la inconsciencia que se arroga, con pronto juicio comparativo, un vanidoso conocimiento particular con el que conquistar un exitoso porvenir para una forma transitoria a la que llama yo. Mantente alerta y no te vayas tras cantos de sirena. El ego es miseria y dolor disfrazado de planes para un futuro mejor; más, no es otra cosa que un angustioso sueño de sufrimiento deseando un confort que nunca es completo aunque a ratos parezca obtenerse, un delirio de grandeza surgido de una insidiosa sensación de pequeñez, un límite que quiere infructuosamente controlarlo todo, un imposible queriendo tener significado. Medita y desvela: Lo que no es real y pretende serlo es una alucinación y una mentira; luego el ego nunca puede ser auténticamente bondadoso porque todo gira entorno a su interés, y lo que no es el bien de todos acaba por ser un grave perjuicio que asola todo aquello con lo que se relaciona. ¡Despierta! Sal de la nefasta e implacable rueda de destinos que el fantasioso ego proyecta, no seas un títere de sus intereses, no te conviertas en una sombra de ti mismo, no te autoengañes con cuentos que, como tales, siempre se derrumban. Un subidón de ego sólo acarrea, más pronto o más tarde, un tremendo y sonoro batacazo. No sigas al cuentista que embelesa con promesas a la medida del oyente o te convertirás, por tu propia decisión, en un iluso que espera naranjas del olmo; soñando con exclusivos triunfos, según te diriges hacia el precipicio.

   Permanece en la bienaventuranza de lo incomparable. Nadie es superior ni inferior a nadie en esencia y en verdad. Libera al prójimo de todos los pensamientos y juicios personales que hayas podido tener y serás libre del sueño de ti; pues, al no valorar las diferencias pasajeras, dejarás de imaginar egos con los que calificar a los demás.

   Descansa en la Luz del presente, libre de cualquier temor, y tu acción será una hermosa bendición aunque el mundo, en su ignorante reverencia a lo especial, se revuelva contra la paz de espíritu que traes. Persevera en lo auténtico y sustancial, en lo verdadero y eterno, en la plenitud del espíritu. No te unas a lo que divide o te sentirás roto en tu interior. El ego, en su identificación con la carne como principal morada de la vida, es la negación del Amor, un ataque despiadado a la impecabilidad del ser, una absurda sinrazón pretendiendo ser razonable, un error queriendo ser solución, un desatinado destino inacabado que se replica sin cesar. ¡Despierta! Mira más allá de las apariencias, más allá de los límites espacio/temporales, más allá de los cuentos y las fábulas, más allá de lo personal, e incluirás a tu prójimo en lo más hondo de tu corazón, en lo más puro de tu entraña, en lo santo y salvífico... con Amor contemplarás la Luz de su alma dormida y, despertándolo de su sueño atroz, despertarás junto con él... ese, y no otro, es el Destino último de todos los destinos. No te demores en lo doloroso y despierta al espíritu... nunca hay soledad, sólo todo Amor, en la plenitud del Ser.

KHAAM-EL




Despierta el espíritu del sueño de la carne 
y retorna a la plena e intemporal Conciencia Una.
   

domingo, 20 de noviembre de 2016

BIENVENIDO AL CIELO



   "El Cielo es la alternativa por la que me tengo que decidir. Me decido por él ahora y no cambiaré de parecer, pues es lo único que quiero".

'Un Curso de Milagros'







Camina la senda interior en busca del encuentro con lo Divino. 
Es la única vía con desenlace feliz.
Es una decisión del corazón... una entrega de la mente... un despertar en el espíritu.

Todo estalla en luz para ser esa misma luz indivisa.
Gracia... Plenitud... Amor.

Todo es acogida y bienaventuranza en un júbilo infinito de redención.

Bienvenido...
Bienvenido al Cielo hermano.
Bienvenido corazón puro.
Bienvenida cálida sonrisa.

Bienvenido...
Bienvenida al Cielo luz del mundo.
Bienvenida alma limpia.
Bienvenido espíritu indomable.

Recuerda... recuerda...
recuerda siempre la Voz de la Verdad
que desde lo más hondo de tu corazón
te da gozosa la bienvenida...

¡Bienvenido al Cielo! ¡Bienvenido a tu Hogar!
El cual realmente nunca dejaste,
pues el Cielo eres en esencia tú.

Abre bien los ojos del alma y contempla
con la bendita pureza de tu mirada infinita
la esplendente verdad de quien eres...
el santo Hijo de Dios Mismo.

Eres espíritu libre e inmaculado.
Despliega, por tanto, tus poderosas alas
y álzate más allá de toda forma,
de cualquier límite e idea...
más allá de toda ilusión
que el espacio/tiempo inevitablemente forja.

Establécete en lo intemporal, de nuevo, ahora.
Y recuerda...
recuerda... recuerda...
recuerda santo Hijo de Dios
que allá adonde tú vayas...
que allá adonde tú estés...
eres por siempre bienvenido.

Toma al instante lo que es tuyo,
ese sagrado tesoro lleno de bienaventuranzas
que se halla en el centro mismo de la existencia,
en tu santo ser...
                                 Y sé feliz en comunión con la vida una.

KHAAM-EL



Regresa al Cielo y extiende, desde Él, la luz del Amor 
a un mundo que se convierte en polvo una y otra vez.
Tráele la música del alma... Pronuncia la Palabra de Vida con firmeza...
Cántale con devoción la unicidad del espíritu... 
Salta ahora sin miedo al vacío y encuéntrate infinito.
Sé por siempre y para siempre en plenitud.

sábado, 19 de noviembre de 2016

LA CRIATURA NUNCA ES MÁS QUE EL CREADOR - VÍDEO

   Tras estas líneas adjunto el vídeo de una exposición que hago acerca de que al dejar de confundirnos con lo limitado y corporal, creyendo que somos los forjadores de una historia ya resuelta, conectamos -de inmediato- con la bendición de comulgar con su inevitable final de bienaventuranza infinita.
   Toda criatura de Dios, aunque por Su Voluntad comparte Su Naturaleza de plenitud, no se ha creado a sí misma sino que ha sido, por Amor, creada por Él. Por eso, el sueño de ser creadores separados de Su Amor Indiviso nos sume en una angustia tremenda, en un no parar de elucubrar pasmoso, al pensar que lo que percibimos, desde nuestras perspectivas limitadas y egoicas, desde ese personaje -al que llamamos yo- tomado como realidad y como actor principal de la historia experimentada, nos hace olvidar que la historia completa de todos los personajes, incluido el propio, es desde siempre una idea íntegra en sí misma, y que al igual que tuvo un principio ya tiene el final. Y, en lo que es Uno (el perfecto Amor de Dios), la amarga historia de lo separado acabó felizmente, de nuevo, en lo que es Uno.
   La dicha inefable de la vida eterna se encuentra, por supuesto, también en la ilusión de las desgracias y la muerte, tan sólo hay que ir, en consciencia, más allá de la aparente realidad del propio personaje. Medita... Ahonda... ¡Despierta! Todo va bien; simplemente, porque desde el principio nunca pudo acabar mal. Vuelve al origen, vuelve a la fuente, e invita a tu prójimo, a todos tus hermanos, que son uno en Dios junto contigo, a que vuelvan a la fuente de vida eterna, exactamente aquí, exactamente ahora... en este Ser que ya somos siempre en plenitud.

KHAAM-EL



   La historia de este mundo dejará de molestarte e irritarte, dejará de distraerte y seducirte, dejará de atacarte e influenciarte, porque has pedido la Verdad que te hace libre de la historia de separación y muerte que te contabas, para retornar a la consciencia una de ser siempre en el Amor de Dios aquí y ahora.

viernes, 18 de noviembre de 2016

RETORNO AL AMOR DE DIOS


   La alegría de ser, la alegría de vivir plenamente, nada tiene que ver con la alegría resultante de hacer esto o lo otro. Es justamente lo contrario, no puede definirse por lo que sucede ni se logra sino que, esa poderosa alegría de vivir, proviene del espíritu; fuente inagotable de bienaventuranza, trascendiendo dolores, penas, vergüenzas, preocupaciones, cóleras..., deshaciendo cualquier límite establecido por una historia particular. Pues, toda historia particular, sólo forma parte de un sueño en el que se representa la combinación de todas las ideas que cada cual tiene de sí y del mundo. Medita bien esta evidencia. ¿Qué esperabas de un sueño de separación y egoísmo que no fuera la replicación insidiosa de la frustración provocada por la separación? Todo aquello en lo que proyectabas futuras alegrías acababa por derrumbarse o no daba todo lo que se esperaba de ello... los que se casaron no encontraron en el matrimonio toda la dicha que esperaban, pero los que no se casaron tampoco hallaron en la supuesta libertad de la soltería esa dicha que anhelaban. Y así con cualquier plan personal de vida que pueda imaginarse; todos los planes, por diferentes que parezcan, traen el mismo resultado de fracaso. Nada permanece en la forma para siempre por hermoso que se muestre. El despertar de la ilusión del tiempo/espacio ocurre volviendo al origen de ese sueño; es decir, regresar a la idea imaginaria que cada uno ha forjado de sí, dar un paso atrás en consciencia, y permitir que el Amor nos devuelva de nuevo a la plenitud de Dios, a la bendita Unicidad de la vida eterna en el Espíritu.

   No fabriques más sueños yendo tras futuras alegrías empujado por tristezas pasadas y serás libre ahora, en el presente. Ora de corazón y espera la Guía de lo Divino. Al que pide con sinceridad se le da con sinceridad; al que llama sin miedo se le abre con Amor; al que de veras busca, encuentra la verdad que le hace libre de lo personal y mortal. Dirígete, sin más dilación, al Santo Espíritu que Dios te da de la siguiente manera, libre y voluntariamente por supuesto, si así lo sientes en lo más profundo del alma: 
   -No sé cómo se llega a Dios, pero por favor ayúdame a dar el verdadero paso atrás definitivo, ese que confía, lleno de fe viva, en hacerse a un lado para ser guiado en lugar de planificar personalmente qué senda seguir, para que la única dirección que ahora tome sea la que me devuelve de nuevo al perfecto Amor de Dios, desde donde veré a mi prójimo en esencia impecable y a mí mism@ también, porque en Dios todos somos uno. 
   Ésto es lo que te pido hoy, Santo Espíritu, porque, en la oración/meditación que te entrego, me rindo ante la Verdad y el Amor que Dios Es. Y espero en silencio Tu Respuesta infalible. Da por mí ese definitivo paso atrás para que los siguientes pasos que dé ya no sean en pos de ilusiones y sueños vanos de mí y de los demás, sino que vayan por el camino del Despertar, el de la vuelta al Cielo; el camino de la alegría de ser Tu Hijo, el del perdón y la paz; el camino del Amor infinito.   Amén.

KHAAM-EL





Permite que todo te refleje el Amor de Dios y tú mism@ serás Su reflejo.
Y como Dios, en Su infinito Amor, no tiene opuesto serás uno con/en Su Creación.
'No dos' triunfa, siempre ahora, ante el sueño de lo separado.
¡Bendiciones! 
Sé feliz y vive confiado en la ilimitada paz de Dios.

jueves, 17 de noviembre de 2016

LA VOZ DEL ESPÍRITU

   A continuación extraigo unos fragmentos del libro de Marlo Morgan 'Las Voces del Desierto' que nos muestran claramente la sencillez de la vida en armonía gracias a la receptividad interior para escuchar la voz del espíritu, que se revela en nuestro interior, con lucidez, si no nos distraemos con las cosas pasajeras del mundo que no tienen ningún sentido definitivo:  

   "Todos los humanos son espíritus que sólo están de paso en este mundo. Todos los espíritus son seres que existen para siempre. Todos los encuentros con otras personas son experiencias y todas las experiencias son relaciones para siempre. Los Auténticos (aborígenes australianos en contacto consciente con la unidad de la vida) cierran el círculo de cada experiencia. No dejamos cabos sueltos como los Mutantes (los humanos llamados civilizados apegados a lo material y egoico) Si te alejas con malos sentimientos en el corazón hacia otra persona y ese círculo no se cierra, se repetirá más adelante. No lo sufrirás una sola vez sino una y otra hasta que aprendas. es bueno observar, aprender y almacenar la experiencia para ser más sabios. Es bueno dar las gracias, dejarlo bendecido, como vosotros decís, y alejarse luego en paz."
   "(...) Ellos (los Auténticos) creen que sólo las emociones tienen una verdadera importancia; se quedan grabadas en cada célula del cuerpo, en el núcleo de personalidad, en la mente y en el ser eterno. Así como ciertas religiones hablan de la necesidad de alimentar al hambriento y dar agua al sediento, aquella tribu decía que el alimento y el líquido que se dan y la persona que los recibe no son esenciales. Lo que cuenta es el sentimiento que se experimenta cuando se entrega uno con sinceridad y afecto. dar agua a una planta o a un animal moribundos, o dar ánimos a una persona, proporciona tanta sabiduría sobre la vida y nuestro creador como dar de beber a una persona sedienta. Cada uno de nosotros abandona este plano de la existencia con una tarjeta de puntuación, por así decirlo, en la que se refleja momento a momento el modo en que se han dirigido las propias emociones. Son los sentimientos invisibles e incorpóreos que llenan nuestra parte eterna los que marcan la diferencia entre los buenos y los menos buenos. La acción es tan sólo un canal mediante el que se permite expresar y experimentar el sentimiento, la intención.
   "(...) Nosotros (los Auténticos) recorremos un camino recto en la Unidad. Los Mutantes tienen muchas creencias; ellos dicen que vuestras costumbres no son las mías, que vuestro Salvador no es mi salvador, que vuestra eternidad no es la mía. Pero la verdad es que toda la vida es una. Sólo hay un juego. Sólo hay una raza y muchos tonos diferentes. Los Mutantes discuten sobre el nombre de Dios, sobre qué edificio, qué día, qué ritual. ¿Vino Él a la Tierra? ¿Qué significan sus historias? La verdad es la verdad. Si hieres a alguien, te hieres a ti mismo. Si ayudas a alguien, te ayudas a ti mismo. La sangre y los huesos los encuentras en todos los hombres. En lo que difieren es en el corazón y la intención. Los Mutantes piensan sólo en los cien años inmediatos, en sí mismos, separados unos de otros. Los Auténticos pensamos en la eternidad. Todo es uno, nuestro antepasados, nuestro nietos no nacidos, la vida toda en todas partes..
   "(...) Por qué los Mutantes no comprenden que si mi canción hace feliz a una persona es un buen trabajo? Ayudas a una persona, buen trabajo. Además, sólo se puede ayudar a una cada vez.
   Les pregunté si habían oído el nombre de Jesús. Desde luego -me dijeron-. Los misioneros nos enseñaron que Jesús es el Hijo de Dios. Nuestro hermano mayor. La Divina Unidad en forma humana. Es objeto de la mayor de las veneraciones. La Unidad vino a la Tierra hace muchos años para decirles a los Mutantes cómo debían vivir, lo que ellos habían olvidado. Jesús no vino a la tribu de los Auténticos. Hubiera podido hacerlo, naturalmente, nosotros estábamos aquí, pero no era nuestro mensaje. No se destinaba a nosotros porque nosotros no hemos olvidado. Nosotros ya vivíamos Su Verdad. Para nosotros -prosiguieron-, la Unidad no es una cosa. Los mutantes parecen adictos a la forma. No aceptan nada invisible y sin forma.
   "(...) Me hablaron (los Auténticos) del tiempo en que se vive y del tiempo en que no se vive. La gente no vive cuando se halla furiosa o deprimida, cuando se compadece de sí misma o está llena de temor. Respirar no es un factor determinante de la vida. Simplemente sirve para indicar a los demás qué cuerpo se encuentra listo para el funeral y cuál no. No todas las personas que respiran están vivas."
   "(...) Me explicaron (los Auténticos) que la diferencia entre las plegarias de los Mutantes y la forma de comunicación de los Auténticos es que la plegaria consiste en hablarle al mundo espiritual, mientras que ellos hacen justo lo contrario. Ellos escuchan. Borran la mente de pensamientos y esperan recibir."

Marlo Morgan  - 'Las Voces del Desierto'

* * * * *

   Un mensaje valiente, honesto, clarificador y lleno de sencillez el que nos transmite Marlo Morgan gracias a su experiencia con la tribu de Los Auténticos. Unámonos a lo esencial de lo vivido y no nos distraigamos con la anécdota o en la mera interpretación de las palabras. ahondemos en lo sustancial. Estamos de paso en este mundo transitorio y lo esencial es la intención con la que nos relacionamos con el prójimo y nuestro entorno, ese 'desde donde' vivimos que transforma nuestras vidas en auténticas, en genuinas experiencias de comunión y libertad, de alegría y bendición. 

   Estar receptivos a la Voz del la Unicidad en nuestro interior facilita la expresión real de lo inefable para resolver los aparentes conflictos que se suceden en el mundo del tiempo y las formas. La salvación se vive día a día, jornada a jornada, compartiéndola con los compañeros de viaje que la vida nos trae generosamente. No actuemos, pues, cicateramente y seamos generosos también. Como dice 'Un Curso de Milagros' dar y recibir son en realidad lo mismo. Comprendamos de una vez y para siempre, desde lo más hondo de nuestro indivisible ser, que la codicia nos empobrece, el miedo nos oculta el amor, la soberbia nos humilla, la vergüenza nos paraliza; en resumen, que todo aquello que hacemos sin consciencia, por cómoda rutina mental de egoísta finalidad, nos aleja de la vivencia inmediata de plenitud, de experimentar ser vida en la Vida para siempre.

   Poner la atención en lo eterno, en lo Absoluto, nos libera de la atracción hacia las endebles opiniones de los arrogantes puntos de vista personales que se toman como inamovibles. Sencillamente cualquier punto de vista parece cierto desde sus separativos parámetros particulares, pero todos ellos son erróneos contemplados juntos. Mira más allá de las apariencias y verás de verdad. Aprende a escuchar la Palabra de lo Silencioso, la Voz del Espíritu, y comprenderás... Todo es Uno en el Amor Verdadero y Eterno, en la Divina Unidad. Bendiciones amig@, compártelas dadivoso y feliz... nada puede ir mal cuando hay verdadera fe.  Namasté.

KHAAM-EL




Nunca nos pongamos bajo ningún concepto por encima de nadie (tampoco por debajo).
Comulguemos en lo esencial y común... en el Espíritu que nos alienta en la Divina Unidad.
Amémonos amando sin límite... con sencillez... en paz... ahora y para siempre.
Escuchemos la Voz del Espíritu en nuestro interior
y dancemos completamente libres, agradecidos y felices, al son de la vida indivisa.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

RECUPERAR EL VERDADERO PODER - AUDIO

   A continuación de este breve preámbulo adjunto el audio de una charla en la que profundizo en lo fundamental que es saber reconocer el verdadero y auténtico poder del falso, para escoger el genuino tras abandonar el falso y hallar significado, concordia, alegría y plenitud.
   Si se quiere sanar la sensación de fragilidad, la impotencia ante lo externo y una agazapada desazón como de desamparo, temor e incertidumbre, que reconcome por dentro, primero hay que tener claro qué es el poder realmente, qué es fortaleza, qué es certeza de veras. Porque si pones tus certidumbres en lo variable y pasajero te sentirás frágil, vulnerable e impotente. Depositar el poder en las cosas del mundo no puede sino acarrear fracaso tras fracaso, una y otra vez. Luego para experimentar el verdadero poder tienes que dejar de intentar conseguir el falso poder, que pasa por verdadero. al seguirlo el mundo deslumbrado por sus seductoras promesas de éxito personal.
   Renunciar al apego y al ego, libre y voluntariamente, trae de nuevo el poder del amor y lo eterno al corazón, sosegando la mente y generando dicha y plenitud en la comunión de espíritu que trasciende el sueño de la acumulación, las cantidades y la separación.
   El poder es humildad; el falso (poder), arrogancia. La vida es una en integridad y nada tiene que ver con la exclusión y la competitividad. Compartir es dicha; acumular, finalmente, tan sólo desolación y angustia.
   No repitas en un futuro huidizo el dolor de un pasado juzgado por un yo resentido. ¡No tiene significado! Deja de hacer estupideces creyendo que eres sabio. Sólo los que saben que el Amor es esencial y eterno viven felices ahora; no ayer ni mañana, sino en el presente, para compartir el poder de vivir sin miedo, recuperando el gozo de ser todos juntos en santa hermandad recuperada.

KHAAM-EL


martes, 15 de noviembre de 2016

NO QUIERAS QUERER CÓMO QUERER Y QUERRÁS LO QUE SIEMPRE ES

  Disfruta de lo sencillo. Cuanto más consciente estés a la totalidad del ahora más claro y sublime será el silencio interior del que emerjerá tu expresión. Te levantarás por la mañana feliz de poder servir a la propagación de la paz de espíritu y su bendición inefable. Olerás el aroma a café recién hecho y será uno contigo, e inspirará el comienzo de una nueva y gratificante jornada entregada al Amor. Saldrás a la calle, respirarás el aire con profundo agradecimineto y el trino despreocupado de los pájaros será tu propio canto. Caminarás sin apuros ni personales expectativas al encuentro con lo cotidiano. Contemplarás la sobriedad de los árboles en otoño (o su primaveral y frondoso verdor intenso si estás en el hemisferio sur) y su quietud iluminará tu mirada, invitándote a la descansada confianza en que hoy será un día de íntimo gozo en Dios y Su Bondad. En Él sabes que todo aquello que necesites para el bien mayor, para la consumación del recuerdo íntegro de la unicidad en el espíritu de todos los Hijos de Dios, sin duda se te dará; y no habrá obstáculo, por terrible que sea su apariencia u hostil que semeje el contratiempo, que pueda contrariarte, pues compartir Amor es ser plenitud de vida.

   No quieras acallar la voz del ego con el ego. Contempla tu mente agitada en paz y lo silencioso se hará patente sin esfuerzo. Quédate ahí, ecuánime en medio de la tormenta... finalmente, siempre llega la calma. Cuanto más te establezcas en ese silencio interior, contemplativo de lo agitador y parloteante, mayor será la indescriptible bienaventuranza de vivenciar como mengua la sensación de estar limitado en el tiempo/espacio y como, en cambio, se acrecienta la inmensa espaciosidad de lo eterno, esa inefable atemporalidad de lo indiviso.

    Siempre hoy es un buen día, perfecto para desplegar la acción desprovista de temor, este en el que ahora vives, sin duda te ofrece la posibilidad de detener todo lo detenible y quedarte imparable en Todo Lo Que Es. Sonríele a las sonrisas y a las lágimas, a la furia y al abatimiento, a lo hermoso y a lo horrible... Cántale a la vida y la vida te cantará a ti. Bendice el silencio interior de una mente en paz porque es música celestial, y las palabras dichas por decir, vacías de significado, no te distraerán nunca más. No combatas por alcanzar lo inalcanzable o por querer asir lo ilimitado sin haber soltado antes todo apego a los límites. pues sostener lo contradictorio hace que la sabiduría del alma parezca esquiva. No hay pensamientos que puedan con una mente en paz y un corazón rebosante de Amor por contrapuestos que asomen, simplemente no sigas el discurso conceptual de ninguno de ellos... déjalos pasar como si de olas en el mar se tratase, o como se ven cambiar las nubes en el cielo hasta difuminarse. Todo precisamente aquí, exactamente ahora, se está comunicando contigo desde lo esencial. Permanece, por tanto, en lo esencial y comprenderás que no hay realmente nada que  se tenga que comprender; porque la Comprensión es sin palabras, sin diferencias, sin aprendizajes arduos o lejanas búsquedas, sin ritos específicos ni mitos idealizados. Pura simplicidad: la Comprensión es la luz del ahora en toda su infinita amplitud, la certeza de ser sin aditamentos ni pérdidas, la alegría de ser sin transitoriedades ni penurias, la bienaventuranza absoluta de ser, Ser.

   No quieras querer como querer y querrás, de inmediato, lo que siempre Es en plenitud. Sencillo, nada complicado: no quieras ni intentes comprender la Comprensión, tú ya eres Ella.

KHAAM-EL




Hay una Luz muy profunda en tu alma 
que refulge más que todas titilantes las luces del mundo.
No te distraigas con lo externo, ni quieras querer como tenerla...
ya eres esa Luz ahora.