sábado, 25 de febrero de 2017

LA MELANCOLÍA ES UN MURO DEL EGO - AUDIO

   Bajo este escrito inserto el audio de una charla en la que remarco lo importante que es no sucumbir a las justificaciones que la melancolía parece sugerirnos y derribar el muro de su parcialidad, para poder encontrar la libertad y la alegría de vivir sin interferencias, de vivir en paz y plenamente.
   Una de las armas más utilizadas por el ego es usar la memoria de manera selectiva y falaz, para fabricar la sensación de añoranza de unos tiempos, sucesos o encuentros, juzgados espléndidos frente a otros calificados como todo lo contrario; trayendo de inmediato una profunda e insidiosa melancolía, al recrear lo considerado perdido sobre un ahora ninguneado. Separándole a uno con semejante argucia, como si de un inmenso muro se tratara, de la felicidad siempre presente en el presente. El ego, sino lo desenmascaras, erige idealizadas fantasías que quiere repetir en el futuro mientras esquivas sus contrarias; procurando que olvides que sólo son interpretaciones parciales que pretenden sesgar la vida en partes contrapuestas, en tiempos y espacios comparados, en preferencias y aversiones,  y negarte así, si le sigues el juego, la experiencia viva, bienaventurada y llena de Amor de un presente pleno.
   Por tanto uno ha de prestar amplia atención al abanico de sensaciones que el ego quiere provocar entrecruzando memorias y no ir detrás de ningún plan de ahí derivado. No te dividas ni ocultes tras el muro de los juicios y la melancolía, que fabricaba odiosas comparaciones, desaparecerá para traerte de nuevo, ahora y aquí, la dicha infinita de Ser.

KHAAM-EL

viernes, 24 de febrero de 2017

VIVIR PARA LA VERDAD TE HACE LIBRE DE LA MENTIRA


    Sin lo fundamental sólo hay derrumbe y una sorda sensación de desamparo. Hay que ser coherente y comenzar construyendo la casa por los cimientos y no por la decoración de la misma. Hay que volver al corazón, al núcleo mismo de ser, abandonando todas las expectativas proyectadas e ir paso a paso en el camino de la vida. No te engrías por lo superficial y ahonda. No te arrogues ningún mérito o fracasarás una y otra vez. Simplifica y busca tan sólo lo eterno, santo y lleno de Amor...

  '¡Oh, Dios! Que aquello que soy en esencia y en verdad emerja de forma plena y consciente, y que aquello que es irreal en mí se queme en el fuego de la Verdad'. Convierte esta idea en una declaración sincera de intenciones, y todo comenzará a cambiar de manera natural en tu vida hacia la paz de espíritu y la dicha interior.

   No te conformes con apariencias. No persigas vanos sueños ni grandiosidades. No te pierdas en las brumas del deseo personal y no caerás en sus ocultas trampas. Sé consciente de lo que piensas, no sólo de lo que dices. Que lo hondo tenga auténtica sustancia y sea abundante fruto; porque lo que expresas y, sobre todo, desde dónde brota lo por ti dicho o silenciado, forja tu experiencia vital. Mantente, por tanto, muy, muy vigilante a la raíz misma de tu pensar, con disciplinada observancia e irreprochable honestidad, y permite que tu palabra, surgida del silencio de lo personal, te libere liberando... Sí, medita y entrena tu mente con tesón; conoce la realidad en su indiscutible plenitud y, entonces, revélala sin titubeos. La Verdad no se encuentra separada de ti ni de nadie. Ahonda. Comprende. Expresa con convicción y humildad lo Divino en ti... y lo verás, sin duda, en todo, en todos, en lo sutil; trascendiendo la burda y frágil coraza de lo temporal.

   Deja que la Verdad esté a cargo de todo en tu vida. Confía. Vivir para la Verdad te hace libre de la mentira y sus férreas cadenas que aprisionan con dudas y recelos, con astucias y avideces, con envidias y celos. No mires hacia fuera con ansia, detén tu inercia, y vuelca la atención en lo profundo de ti. No hay mayor certeza que aquella que brota del interior del alma, de la luz clara de la Consciencia en su infinita incondicionalidad. Sé la manifestación viviente del Espíritu y la felicidad de extenderlo bendecirá tu camino por este mundo, colmándote de Amor, eterno Amor, bienaventurado Amor. No duermas más el sueño del ego... vive tu cotidianeidad sin darle significado alguno al miedo y encuentra la perfecta paz mental. Proclama y declara la Verdad en su indivisa unicidad y, no lo dudes, la vida devendrá, de nuevo, santa e ilimitada.

KHAAM-EL




En presencia de la Verdad, 'No dos' (Dios) nos hace libres de la mentira de la separación.
La experiencia de Dios es la experiencia de la Vida plena, eterna e indivisa.
Que todo lo ilusorio arda en el fuego de la Verdad y Vive... Vive... ¡Vive!
BE HAPPY!!!

jueves, 23 de febrero de 2017

NI EL PASADO NI EL FUTURO SON REALES

   Permanece constante en lo permanente y no te vayas tras los señuelos inconsistentes de lo impermanente... ya que fijarse en lo que finalmente se desvanece como si fuese algo importante es quitarle importancia a lo sustancial y desorientarse del camino seguro del presente, yendo tras seductoras irrealidades que conllevan al poco desazón y oquedad existencial, como si de auténticas perlas del alma se tratasen, cuando no hay tesoro o triunfo mundano que no acabe en miseria o fracaso final. ¡Despierta! No finjas que sabes lo que te conviene cuando no sabes cual es la realidad de ser. Los lamentos y los reproches brotan tras el olvido de lo básico y crucial. Insisto, ¡despierta! Nada de aquello que pensaste en el pasado para obtenerlo en el futuro pudo, ni mucho menos podrá, darte la dicha definitiva que tanto anhelas, al estar pasando por alto el único lugar e instante donde ella verdaderamente se manifiesta: el aquí y ahora.

   Mira de frente el vértigo temporal que atenaza al alma. No lo esquives y asume concienciar con clara conciencia el meollo mismo de la vida y su flujo. Comprende en profundidad, nada que se encuentre pensado para el futuro, al igual que cualquier cosa que sucediese en tu pasado, realmente existe; lo único cierto de ambos es que no están aquí ni son ahora. Porque, como ya compartí en su momento en este mismo blog, tan sólo siendo presencia presente todo se contempla en su íntima y bendita esencia: Únicamente atiende a la pantalla y a las letras en ella resaltadas. Únicamente mira a la mirada que las contempla. Únicamente estate con lo que hay. Únicamente el silencio mental que no se distrae del presente. Únicamente comprensión sin esfuerzo. Únicamente lo permanente es veraz y sin contrario. Únicamente iluminación; tenebroso pesar desvanecido por su imposibilidad esencial. Únicamente despertar; errático sueño inexistente esfumado por completo. Únicamente el instante; espléndido, único, ilimitado, vacío de temor y lleno de amor... sin expectativas, feliz, ahora, libre, sin titubeos. Únicamente la acción inmediata de lo sencillo... compasión. Únicamente la paz de lo simple... bendición. Únicamente un abrazo infinito de indistinta plenitud. Únicamente lo que soy, lo que eres, lo que somos... Obvio, lo que nunca fuimos nunca estuvo. Únicamente Es... Eternamente Es.

KHAAM-EL




Aquí y ahora la realidad te encuentra 
si no sueñas con futuras fantasías que finalmente te desalientan.
No tienes que conquistar tus sueños... tan sólo rendirlos...
y de súbito: la plenitud de lo eterno de nuevo en todo su esplendor.
Cualquier imaginación, por hermosa que sea, es siempre un límite...
vuelve al instante, regresa a lo ilimitado, déjate sorprender por el Amor de Dios.
'No dos'... Verdad inefable... salvación consumada ahora y aquí.

miércoles, 22 de febrero de 2017

RECONECTAR CON EL ESPÍRITU - AUDIO

   Incluyo tras estos párrafos el audio de una charla en la que ahondo en la dirección que ha de seguir uno para volver a conectar con la plenitud el Ser, con la Divina Unicidad que nos despierta del sueño de la separación y la muerte.
   ¿Qué es verdaderamente orar? ¿Qué es verdaderamente conectar con lo Divino? ¿Qué es verdaderamente Despertar? Todas estas cuestiones tienen que haberse clarificado plenamente para poder experimentar nuevamente la consciencia  indivisa del Espíritu. 
   Se ha de abandonar con determinación el sistema de pensamiento que dice poder traerte algún día dicha, paz y amor definitivamente; y que sólo reitera, tras unos breves desahogos, la desdicha, el conflicto y el miedo.
   Para despertar al Espíritu, para reconectarse con lo esencial y eterno en nosotros, hay que volver a la gratitud del corazón, asumiendo que todo lo doloroso, desconcertante, separativo y corrompido que uno experimenta es, sin duda alguna, efecto de la propia elección por lo doloroso, desconcertante, separativo y corruptible, en la propia mente.
   Ha de tenerse honestidad y coraje, confianza y perseverancia inquebrantable, para renunciar al ego junto a todos sus sueños e ilusiones personales. Una vez ésto es asumido y practicado con constancia, de súbito, inesperada y milagrosamente, sin previo aviso, desde lo más hondo de lo hondo, desde laas entrañas mismas de la consciencia, el Espíritu brilla en la perfecta quietud interior que abraza lo infinito... libre uno de lo divisor, sin distracciones egoicas que proyecten vanos deseos, todo es como antes de todo antes: intemporal, puro, inimaginablemente hermoso, pleno, amoroso y bienaventurado... Sat-Chit-Ananda... Consciencia Una... Divina Unicidad... Ser... Espíritu Eterno... Inefabilidad.

KHAAM-EL

martes, 21 de febrero de 2017

ACÉRCATE A DIOS... SE ENCUENTRA EN TU INTERIOR

    Adéntrate en el templo interior que hay en tu corazón para ser alzado al santo monte de la revelación. Experimenta su amplitud inigualable, su silencio reverente y santo, su anchurosa y sosegada espaciosidad, su limpia mirada hacia lo puro. Sé meditada oración en él, una sincera plegaria de Amor, un hondo silencio comunicante... Siendo sólo eso que permanece y abandonando aquello que se desvanece... Sé contemplativa acción de reposada y consciente dación... Quédate en la Luz del perdón, en el centro mismo de ser; no te pelees contra nada ni nadie y la Verdad de la Divina Unicidad, en su ilimitada cohesión, te mostrará la bendición en la que estás por siempre incluido.

  Allá adonde tú te encuentres serás Templo Vivo, Cumbre Amorosa, Jubilosa Expresión, sino te distraes con los sueños vanos del ego, porque Dios Mismo en ti, al igual que en todo y en todos, se complace del alma pura que eres, y te da para que des sin restricción ni cicatera medida; para que alegres con Su Alegría; para que bendigas con Sus infinitas bendiciones; para que invites, con tu completa entrega y devoción, a todo aquel que esté cansado del valle de lágrimas, a la honesta y confiada entrega al Santo de los santos... al Altísimo, al Inefable e Incognoscible, al Magnificente, al Eterno y por siempre Pleno, al Absoluto... tú, todos, en esencia, somos Eso.

   No justifiques o excuses por más tiempo tus llantos y quebrantos, tus rabias y vergüenzas. tus ansias y locuras. Ríndete al que no conoce la lucha, a la Divina Unicidad que plenifica el Amor y la Vida. Sé feliz en Su/tu Hogar santo y comprende que servirle sin cálculos, trae lo incalculable de inmediato a tu consciencia porque, en Su Llenura, es imposible experimentar pérdidas o sufrir derrota alguna; puesto que Es el supremo sustento, la eterna e indefectible pureza que todo abarca y santifica. No quieras hacer de forma personal tus caprichos y déjalos ir... Confía, déjate guiar; permítete ser traído hasta la íntima cima de la salvación que Dios te garantiza, si vives en perfecta paz y completa dicha ahora, aquí, sin expectativas o reproches.

   Abre de par en par las puertas y ventanas de tu alma. Deja que sean totalmente derribados los tabiques y muros defensivos de tu personalidad en la tierra. No idealices la carne ni tampoco el intelecto que a ella asocias; más tampoco idealices sus impermanentes relaciones de interesada ambivalencia. Facilita con tu apertura interior a que entre la luz a raudales en tu corazón desde las más hondas profundidades del alma, desde Dios en ti. Accede al ámbito inefable donde los conceptos particulares no te definen ni clasifican. Despréndete de las preferencias particulares y ábrete a lo universal. Consiente en ser sorprendido por la Providencia dejando de planificar como deberían de ser las cosas. No te protejas de las ilusorias problemáticas del mundo con defensivos temores. Olvida lo que no es sino ilusión y apariencia. No te escondas más del Amor de Dios tras un cuerpo transitorio, endeble y desvalido. No saltes de pensamiento en pensamiento buscando una solución que nunca llega y que tan sólo trae negrura y confusión a tu mente. No declares batallas externas con las que defenderte de un interno combate. Acepta. No quieras arreglar nada. No quieras destrozar nada. Sé ecuánime y no pretendas entender nada desde la limitada perspectiva egoica. Elige a Dios y quédate en sosegada, precisa y amplia atención. Contémplalo todo con la mirada de Dios... No hay pecado ni maldad que Él no haya borrado ya para siempre con su misericordiosa Bondad. Aquiétate... Sosiégate... Paúsate... y dirígete únicamente hacia la Visión Pura de la Verdad; te verás así liberado de tus fatigas, desconciertos y tumbos, de tus expectativas y desesperanzas, encontrándote muy por encima de lo pasajero y sus engorrosas nimiedades. Ten absoluta confianza en que desde la atalaya Divina el mundo y sus ajetreos son vistos como lo que son, meras naderías insignificantes en la completitud infinita de la eternidad.

  No huyas de Dios, para que Él, a través de Su Gracia, te muestre lo infinito en el templo interior de tu alma bendita.

   Acércate a Dios en ti, para que Él, a través de Su Inconmensurable Amor, te retorne a lo eterno, a tu sagrado y bienaventurado hogar en Su Plenitud.

KHAAM-EL




Ríndele culto a Dios en el templo viviente de tu corazón enamorado de Su Amor...
Su gracia te bendecirá y sustentará aun rodeado de obstáculos e incomprensiones.
Be Happy!!!

lunes, 20 de febrero de 2017

... INFINITO...



   Como el azul del cielo reflejado en las incontables gotas de agua del océano, así es el inconmensurable brillo del espíritu espejado en cada uno de nosotros. No hay separación posible realmente entre los diversos aspectos de lo finito, porque ante el infinito cualquier cantidad, por grande que parezca, es nula; y todo tiempo, nada más que evanescente sueño. Tan sólo mirando hacia lo íntimo y esencial, hacia lo puro y sutil, hacia lo indescripitible e inmediato, puede atisbarse la gozosa plenitud de lo ilimitado.

   Todo habla de Amor cuando no se escucha la voz del disperso y externalizante ego. ¡Despierta! Es adentro y no afuera, donde ha de buscarse lo definitivo. Lo externo es una metáfora que, con poética precisión, muestra cada recoveco de nuestro pensamiento por escondido que se imagine. Todo retorna, inexorable e inevitablemente, a su origen desde el intemporal viaje de la Consciencia Inmaculada, por el que uno renace a lo indivisible para no segmentarse más. Conocer es ser indiviso de lo conocido; y los sueños -en su desconocimiento fundamental- no son nunca realidad, pues nada ofrecen, ciertamente, valioso y perenne.

   Atiende con el corazón abierto al ritmo y al cántico de lo sublime. No tengas miedo y desvela... La luz del alma no sabe de las oscuridades del ego... Ve hacia lo inefable, aquí, ahora... Siempre...
  
Innumerables versos se recitan en el aire;

No se ven, pero vibrantes brillan como veraces

Fragmentos de la poderosa voz del canto libre,

Impregnando el vano mundo de las figuraciones.

Nunca se componen en vano, e invitan a la entrega

Inquebrantable de nuestro afán siempre hacia lo real.

Todos versan sobre unión, plenitud, amor y dicha...

origen, esencia y culmen de nuestra alma inocente.

KHAAM-EL




Todo fluye en su esencia hacia lo infinito.
Todo es armonía interior desvaneciendo el aparente caos externo.

domingo, 19 de febrero de 2017

SAL DE LO PARADÓJICO

   ¿Sospechas de tu mente personal? ¿dejas que sea tu mente personal la que sospeche de lo que tú realmente eres?
   No te quedes en las dudas.
   Muévete, sal de ahí, entra en la salvación.


Bernardo Montalvá (Berni).

* * * * *

   Quedarse parado en lo que paraliza es la parálisis por antonomasia. No dudar de las dudas es la peor de las incertidumbres posibles. Hay que negar lo que niega para poder afirmar y, a su vez, afirmarse de veras en lo esencial. El movimiento inevitable que conduce a lo definitivo es un movimiento interior, un gesto de autenticidad y coraje en favor de la autoindagación honesta y persistente, un salir del circuito cerrado de lo personal/separativo, un no querer tener razón en lo que justifica la infelicidad, un mirar más allá de las enrevesadas apariencias y desenmascarar la falsedad del ego.


   No te quedes en lo que se queda por el ansia de buscar porvenires que finalmente sólo repiten delirios pasados. Despierta de la indolencia que adolece de la adicción a la frenética actividad inútil que se obsesiona en obtener lo que se ha de perder. Ve más allá de la inercia personal, despidiéndote felizmente de todo aquéllo que se despide y dale la bienvenida a lo definitivo y esencial. Permanece en ese ámbito que trasciende lo pasajero; encuentra en lo interior lo infinito y sé libre, aquí y ahora, de esa idea limitada que imaginaste de ti y del mundo. Deja de hacer lo que nada hace ciertamente, y haz todo por lo eterno y bendito. No permitas que el ego te acose con sospechas acerca de ti y te acuse de ser quien no eres. No te identifiques con sus justificaciones, deseos y rencores. Perdónate y perdónalo todo en un único y omniabarcante perdón. Mira sin miedo al sospechoso que sospecha de lo insospechable (el ego) de frente, y veras que no eres él, ni tampoco sus historias y desvaríos. Dirígete a lo esencialmente puro. El futuro no se encuentra nunca en el presente; ¿para que, entonces, soñar con éxitos, placeres o diamantes? Estar sencillamente en paz, a lo ancho y largo de la jornada, es lo genuinamente importante. Deja atrás al ego... Eres libre de su impertinente remolonería. Te salvas justo en el momento que sales de la tendencia a significar la paradoja de lo cíclico; pues, o la salvación es definitiva, o no es auténtica salvación.


   No hay nada que temer, todo lo pasajero nos dirige a la completitud de lo definitivo. Únicamente no te demores. sal de tu cómoda incomodidad y atraviesa la incómoda intensidad que te conducirá de nuevo a la infinitud del Ser. No luches contra la lucha, trasciéndela con valor y ecuanimidad. Muévete hacia lo nuevo no perdiendo más el tiempo con aquello desechado que va quedando tras de ti; sin cargar, ni por un segundo más, tu ánimo con incongruentes quebraderos de cabeza de egoísta índole. Simplifica y ve hasta el final. Todo irá, sin duda, bien. Confía y convive honesta y sencillamente, agradecido y feliz, siendo mano amigable, haciéndolo todo de corazón, sabiendo que la suave brisa de la Divina Unicidad aliviara las fatigas de tu libre caminar. El tiempo sólo aja lo superficial, nunca el espíritu. La luz interna alumbra diáfana hasta en los días más oscuros. No te quedes dándole vueltas a la absurda paradoja de lo transitorio y encamínate hasta el final de la línea vital, esa benita línea que nos devuelva a la plenitud de la Vida indivisa, eterna y bienaventurada, si de veras es transitada sin miedo, avidez o recelo.

KHAAM-EL




Traducción letra 'END OF THE LINE' DE TRAVELING WILBURYS:

Coro 1)
Bueno,  todo está bien, cabalgando en la brisa
Bueno, todo está bien, si vives la vida con gratitud
Bueno, todo está bien, cuando lo haces lo mejor posible
Bueno, todo está bien, siempre y cuando ofrezcas tu mano.

Puedes sentarte y esperar a que suene el teléfono.
Esperando que alguien te cuente todo.
Siéntese y pregúntese lo que traerá el mañana,
¿tal vez un anillo de diamantes?

Coro 2)
Bueno, todo está bien, incluso si dicen que estás equivocado
Bueno, todo está bien, algunas veces tienes que ser fuerte
Bueno, todo está bien, siempre y cuando tengas un lugar donde posarte
Bueno, todo está bien, pues todos los días es el Día del Juicio.

Tal vez en algún lugar, siempre en camino.
Pensarás en mí, y te preguntarás dónde estoy estos días.
Tal vez en algún lugar del camino cuando alguien juega
con la neblina púrpura.

Coro 3)
Bueno, todo está bien, incluso cuando la presión llega a empujar
Bueno, todo está bien, cuando tienes a alguien a quien amar
Bueno, todo está bien, todo saldrá bien
Bueno, todo está bien, vamos hasta el final de la línea.

No te avergüences del coche que conduzco
Estoy contento de estar aquí, feliz de estar vivo.
No importa si estás a mi lado,
estoy satisfecho.

Coro 4)
Bueno, todo está bien, incluso si eres viejo y gris
Bueno, todo está bien, si aún tienes algo que decir
Bueno, todo está bien, recuerda vivir y dejar vivir
Bueno, todo está bien, lo mejor que puedes hacer es perdonar.

Coro 5)
Bueno, todo está bien, cabalgando en la brisa
Bueno, todo está bien, si vives la vida con gratitud
Bueno, todo está bien, incluso si el sol no brilla
Bueno, todo está bien, vamos hasta el final de la línea.

sábado, 18 de febrero de 2017

DETERMINARSE EN FAVOR DE LA VERDAD ES SALVACIÓN - VÍDEO

   Tras este escrito adjunto el vídeo de una charla en la que hago significativo hincapié en lo esencial que es optar por la inquebrantable firmeza de mantenerse atentos en favor de la Verdad para ser, así, libres de todas las mentiras del ego que quieren parecer razonables, cuando sólo traen sinrazón y desastre.
   Observa. Medita. Indaga... Cuando recibimos del mundo noticias, o escuchamos debates de cualquier índole, todo gira entorno a desgracias y penurias, que, evasivamente, buscan resolverse mediante la planificación de futuras expectativas de triunfo o mejora sobre otros rivales a los que apartar. Todo se encuentra, en definitiva, envuelto por el esfuerzo, el frenesí y la competitividad, por ambiciones personales, confort, riquezas, placeres, fama, poder e intolerancia; que, en su atolondrado escape hacia adelante, no lleva más que a un estrecho callejón sin salida. Únicamente la determinación en favor de la Verdad es salvación frente a semejante barahúnda de desinformátiva información, porque el mundo, en su división egoísta e interesada, cae en el extremismo y el fundamentalismo. Se ha de estar muy vigilante para no entrar en la dinámica del querer tener razón en exclusiva sobre los demás razonamientos personales, cuando siempre cualquier particular punto de vista, en su limitada perspectiva de inevitable frustración, nada tiene que ver con la Verdad. ¿Caes tú en ese nefasto juego macabro de lo personal o eres soberano de tu consciencia y te elevas por encima de tanto despropósito? ¿Integras o separas? ¿Bendices o condenas? ¿Amas u odias? ¿Te apoyas en el resentimiento y el miedo o tu sostén es la Verdad que nos hace libres de todo pérfido límite?
   Hay que dejar de autoengañarse y tomar la firme determinación por la Verdad, por encima de todo lo que una piensa o cree saber acerca de sí y del resto, permitiendo que lo que Es sea, sin ningún obstáculo intelectivo o desiderativo alguno... Sin el ego se Es; con el ego sólo se aparenta ser. La Verdad salva; el ego, condena. Pon, entonces, pleno empeño hacia la Verdad -indivisa, plena, real, bienaventurada e indivisible-, y no te disipes con ilusiones que siempre acaban sumiendo al alma en desasosiego.
   No te arredres por los a veces furibundos embates de lo transitorio ni te dejes seducir por sus impermanentes deleites. La firmeza y constancia de buscar la Verdad con honestidad y coraje, la hace presente en un presente libre de las historias del ego. Ahí se encuentra la salvación. Bendiciones.

KHAAM-EL



Sólo practicando con determinación mantenerse en la consciencia plena, 
en lo indiviso, santo, bienaventurado y eterno,
nos devuelve a la Verdad y la Vida.

viernes, 17 de febrero de 2017

TRAS EL PENDULAR DEL TIEMPO


   "Tras él llegó Simón Pedro, y entró en el sepulcro. Vio allí las vendas y el sudario que había cubierto la cabeza de Jesús, aunque el sudario no estaba con las vendas, sino enrollado en un lugar aparte. En ese momento entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; y vio y creyó. Hasta entonces no habían entendido la Escritura, que dice que Jesús tenía que resucitar."
                                                                                                                 Juan 20 : 6-9 


El amanecer fugitivo
se desvanece tornándose oscuro.

Ansia la carne lo infinito
y se confunden pasado y futuro
en un presente deslucido.

El péndulo no crea los Principios;
fabrica, siempre, anónimos crepúsculos
que engulle con desmedido apetito
tras desangrar el jugo de sus frutos.

Las voces se reiteran en el mundo
mientras las almas sueñan otros signos,
otras esperas, otros ritos
y otros destinos de múltiples rumbos...

Las formas serán sombras, supo
descifrar finalmente el adivino.
Pues en la percepción nada hay seguro;
como ascua que se extingue en un suspiro
y que deja tan sólo su humo
en la vasta longitud del camino.

Sólo lo que el tiempo no alcanza pudo
renacer de entre el polvo del calvario
y ascender por encima del sudario
hasta el ámbito de lo santo y puro.

KHAAM-EL




La paz llega trascendiendo los vanos anhelos del mundo.
Estate en el tiempo sin ser del tiempo 
y la luz llenará tu alma pura desde el centro mismo de tu ser.
Dios es en nosotros y nos alza por encima del mortífero péndulo.
¡Aleluya!

jueves, 16 de febrero de 2017

COMPLETA RESPONSABILIDAD = FIN DEL MIEDO


   A veces el mundo tira de ti para que pierdas los nervios y entres al trapo en la provocación de lo personal pero, si miras más allá de lo abruptamente sucedido, tendrás una inmejorable ocasión para contemplar que todo el poder de lo mundano es impotente ante la paz interior que marca la dirección de la acción correcta a realizar. No te quemes con tus supuestas propias defensas o únicamente te dañarás a ti mismo. Uno no necesita protegerse de nada si lo que busca es el verdadero bien de todos y no sólo el de unos pocos especiales. Se ha de procurar la luz para todos y no sólo para unos pocos. Recuerda: "En torno a Jesús estaba sentada una multitud, cuando le dijeron: «Ahí fuera están tu madre y tus hermanos, que te buscan». Y él les respondió: «¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?» Luego, mirando a los que estaban sentados a su alrededor, dijo: «Estos son mi madre y mis hermanos. Porque el que haga la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre»." Mateo 12 : 47-50. 

   Cuando uno asume el 100% de responsabilidad de lo que le ocurre en su vida, se sabe libre de elegir de nuevo qué pensamientos acoger en su mente para de inmediato extender, sin mirar especialmente a quien, los pensamientos de emancipación del apego a lo personal. Sí, cuando uno asume toda la responsabilidad, sólo da albergue a aquellos pensamientos que inviten a todos a soltar el temor y el odio, a abandonar sin paliativos los caprichos y sus mentiras, a realizar la voluntad de la Divina Unicidad y a ser felices conviviendo sin ser una lapa para los demás. Todos somos libres, si de veras dejamos atrás las excusas y justificaciones que buscan a alguien al que acusar de sus infortunios. ¡Despierta! No te escondas de la vida encerrándote en el cuchitril oscuro de los pensamientos inconsistentes y quebradizos. No erijas para el miedo -o para los vanos deseos de él provenientes- un altar, y retornarás a Dios.


   Comprende, en profundidad, que sin particular defensa no hay ataque posible, y, sin ataque, la culpa, consecuentemente, no puede existir, al no haber ya en el corazón cabida para los resentimientos. Aunar esfuerzos para la consecución de la acción desprovista del resentido uso y abuso que lo personal y egoico quiere establecer en el tiempo/espacio -como si los demás le pertenecieran para sí, en vez de asumir que las consecuencias de la infelicidad de uno provienen siempre de los propios pensamientos escogidos y no de la plenitud de Dios-, es el único empeño en este mundo que puede liberar del sufrimiento, la ira, la depresión y el rencor. Mantente firme en la dirección de la responsabilidad esencial, no sucumbiendo a la tentación de lo aparente y circunstancial. Experimenta como, al asumir la completa responsabilidad de tu vida, eres bendecido con el fin del miedo; tu sí es sí y tu no es no, sin necesidad de florituras... pasando, así, del exigir al compartir, de la acusación al perdón, del miedo al Amor, de la cólera a la paz, de un carácter pusilánime y endeble a uno vigoroso y firme, de las dudas de un siempre frágil y arrogante ego a la certeza de la Verdad que nos hace libres de la manipulación de un sistema de pensamiento ombliguista. No te demores ni te justifiques por más tiempo, y establécete de inmediato en el rumbo del encuentro interior con la infinitud del Ser... en lo profundo, íntimo y sagrado hallarás los manantiales inagotables del espíritu, que se vierten generosamente hacia el corazón de la humanidad... dando confianza, valor, entrega, honestidad, viviendo con júbilo y fe viva. Estando para nuestro prójimo presentes, abiertos, solícitos, reconociendo y alentando en cada ser humano la elección en favor de atravesar sus miedos, sin buscar culpable alguno, sin echar acusadores fardos sobre nada ni nadie, para encontrarse mediante el perdón con el eterno e incondicional Amor de Dios.

KHAAM-EL



Prosigue con firmeza la senda de tu vida, 
sin futurizaciones o lastres pasados,
día a día...
-a cada uno de ellos les basta con su propio afán-
Asume toda la responsabilidad y vive sin miedo...
Dios va contigo adonde quiera que vayas.
Namasté.

miércoles, 15 de febrero de 2017

EL EGO SÓLO TRAE INCOMODIDAD Y DESASOSIEGO - AUDIO

   A continuación de este escrito adjunto un audio de una charla en la que profundizo en la idea de que el ego no tiene realmente ningún significado útil para la consecución de la paz y la dicha de ser, pues éstas ya son inherentes a nuestra naturaleza esencial, que nada tiene que ver con el ego y sus historias.
   Si miramos de frente nuestra propia mente, sin tapujos ni disimulos, más pronto que tarde tendremos que lidiar con una sensación muy incómoda, que se repite una y otra vez, y que una y otra vez se quiere esquivar. Esa sensación incómoda puede manifestarse como vergüenza, culpabilidad, rabia, huida o ataque, etc..., pero, sea como fuere, siempre se trata de una íntima y sorda incomodidad envolviéndole a uno. Y esa sensación, no es otra cosa que el miedo disfrazándose de muchas maneras, adoptando diferentes papeles y esgrimiendo absurdas excusas que mienten y se mienten. No más autoengaño; sólo conduce al desasosiego más pertinaz. Ahonda. Inquiere. Medita. ¿Qué es realmente éso, ese miedo irracional? ¿De donde proviene? ¿Qué pretende? Hemos de estar muy atentos, firmes y muy vigilantes, a esa sensación distractiva para desembarazarnos de ella por completo.
   Hay que dejar de intentar alcanzar supuestos ideales y contemplar el presente con mirada limpia y amorosa, para poder así hacer las paces con la incomodidad y, yendo más allá de ella, reconocer que el miedo es el ego y que, el ego (o el miedo), no es nuestra verdadera naturaleza... y, entonces, la calma interior y la dicha colman hasta infinitarse en plenitud. 
   Así es, no hay otra, con el ego todo es un incómodo sueño persiguiendo fantasías que finalmente se troca en mortal pesadilla, mientras que sin él, sin esa perspectiva personal y egoica, la vida verdadera resplandece rebosando bendiciones... Bienaventurado y auténtico despertar es éste, que nos trae la inefable vivencia de lo definitivo aun en medio de lo transitorio. 

KHAAM-EL

martes, 14 de febrero de 2017

CONOCER A DIOS


   No seas esclavo del mundo. No sigas sus estúpidas creencias buscando encontrar la libertad en ellas. No perdamos ni un segundo más del tiempo dándole tiempo al ego y dediquémoselo todo a Dios, porque quien conoce a Dios sabe de Amor; y el Amor perdona, mientras que el ego condena. Dios no castiga. Quienes creen en duras penitencias y dolorosas mortificaciones no conocen el Amor, luego no conocen tampoco a Dios. Aquel que piensa en un Dios separado de su Creación, de sus criaturas, ignora tanto de Dios como un ateo. Cambia, pues, de propósito, dale un vuelco al significado de tu vida... no escuches ni por un instante más la voz del ego y todo cobrará un renovado y gratificante sentido. ¡Aleluya! Ahora todo conduce de vuelta a la plenitud del ser.

   Así que si quieres de veras conocer a Dios has de dar un giro de 180 grados a tu particular y especial manera de vivir. Has de suspender todo juicio y creencia proveniente de las memorias personales... quedándote presente en el presente, desnudo de conceptos y planes, sin expectativas ni recelos, confiado y en paz. Ahondando, con honesta persistencia, en los recovecos de la mente para que la luz de la consciencia desvanezca las infames tenebrosidades de lo egoico. No es más que esta entrega, pero tampoco menos de ella. Sí, no es esencialmente complicado; es sencillo, pero intenso, para conocer a Dios no es necesario ir de aquí para allá, como un abejorro inquieto, ni ir en busca de supuestos grandes personajes que tengan una fórmula, poder o enseñanza mágica; tampoco es imprescindible saber conceptualmente acerca de la religión, ni de sus reglas y sus ritos, más lo que sí es imprescindible, es la pureza de intención y dejar de culpabilizar al mundo, al azar o a la providencia de los males de uno, aceptando los propios pensamientos como los causantes de cualquier desdicha y sufrimiento. Es una humildad sincera que conduce a una honda gratitud que, inesperada y milagrosamente, nos conecta con la siempre presente gracia de la Divina Unicidad... Ahora los sordos oyen y los ciegos ven, aquellos que estaban enfermos sanan, esos otros que estaban paralizados por el miedo caminan hacia la Luz del Amor, y, al fin, los que estaban muertos vuelven a la vida...


   El ego es nada; Dios, todo.

   Conocer a Dios es salvarse del propio infierno fabricado; de ese repetitivo modus vivendi, personal y desconfiado, que quiere proyectarse en el resto señalando a las diferencias como algo preocupante, fingiendo aprecio cuando no se siente, buscando relaciones por interés y alejándose de aquéllas que no cumplen lo requisitos exigidos. Conocer a Dios es desenmascarar toda esa bazofia que se muestra como exquisita... Dios Es; luego no necesita para nada aparentar ser otra cosa... Es plenitud y lo por Él creado comparte Su Plenitud. Conocer ésto es vivienciarlo, bendecirlo y extenderlo (co-Crear); ya que Dios es todo Vida, e imposible muerte. Entra, por tanto, libre y voluntariamente, en la Luz que ya hay en ti, en la Luz que Dios te concedió al crearte, y sabe que somos del espíritu, nunca de la carne.   Bendiciones.

KHAAM-EL
  



Buscar a Dios de todo corazón es hallarlo dentro de uno...
Sumérgete en la paz de espíritu y Dios te encontrará en el templo interior de tu alma pura.
Dios es Amor y no castiga ni mortifica... todo el error de lo egoico ya está perdonado.
Comparte la Buena Nueva...
Tú, yo y nuestro prójimo, somos inseparables del Eterno Amor de Dios.

lunes, 13 de febrero de 2017

LA PUREZA DE LA DIVINA UNICIDAD


   Todos anhelan, al igual que tú, la dicha, la paz, la verdad y la plenitud. Más, ¿si fueras ciertamente limitado, desdichado, sin contradicciones y en conflicto, podrías estar en busca de algo que no conoces, que no sabes de su existencia? Evidentemente no. Luego, desde el sistema de pensamiento egoico, estás buscando, todos buscan, la verdad en lo separado, en lo dual, en donde es imposible encontrarla. ¡Es absurdo! No puede hallarse la plenitud en lo separado ni encontrar felicidad en la desdicha, ni mucho menos alcanzar la verdad en lo enfrentado y plagado de mentiras, y no digamos ya procurar lo eterno y pleno en lo temporal y fraccionado. Pero, enhorabuena, si tienes ese anhelo de lo eterno, es que en lo profundo sabes, y saben, sabemos, que la dicha, la paz, la verdad y la plenitud, son reales o no las concebiríamos siquiera. Únicamente hay que dejar de buscarlas en lo externo y adentrarse en el meollo mismo de la mente, dirigirse sin paliativos a la consciencia de ser consciente. La solución se halla justamente donde se imaginó el problema. La unicidad resuelve la idea de lo separado en el origen mismo de ese pensamiento.

   El mundo que percibes te parece muy real, pero no tienes ni idea de como has venido a este mundo ni tampoco sabes como te vas a ir de él; entonces, ese yo personal que crees ser y que no tiene ni idea de como viene o se va, no puede ser real. Reflexiona con honesta dedicación. Ahonda. Si uno está atento de veras, ve lo obvio; lo auténticamente razonable, justo más allá de las endebles razones personales. Ver egos, es ver nada, es estar imaginando que ves algo que realmente no existe. Decir éste es así y aquélla es asá, contando y contándote historias de lo más particular y variopinto, con las que pretender conocerte a ti y a los demás como algo distante, es equivocarse completamente. Y ver así la vida, es no no ver en absoluto su realidad esencial. Por eso, dejar de explicar perspectivas personales a los demás, como si uno supiera mucho acerca de aquello que en lo profundo sabe que no sabe, es el primer y más importante paso para dirigirse hacia el despertar de la consciencia, hacia ese encuentro interior con la infinitud del Ser. Unámonos en la Luz de la Consciencia, en la pureza de la Divina Unicidad. Así que dejémonos de leyendas, fantasías, misterios, esoterismos, teorías..., y vayamos, con sencillez y humildad, a la paz, a esa rotunda, perfecta y plena paz mental que se extiende poderosa, sin planificación personal alguna, para deshacer justamente toda pretensión personal. Ella nos mostrará lo que es real desde una amplitud ilimitada de Consciencia... esa es la dirección correcta, el verdadero camino espiritual... una vez que la experiencia viva sea clara e indubitable por la inmediatez de lo inefable, te embargará una dicha sutil e inmensa que acaba para siempre con todas las dudas del ego. Ahora ya no se busca donde no se encuentra... ahora dentro es el camino a lo ilimitado... las cantidades, símbolos de la separación -un sueño aterrador de carencia acumulativa-, se disuelven en la comunión de la Vida indivisa del Espíritu.


   Gracias por redireccionar tu atención, por profundizar en lo que en esencia eres, soltando tu apego a lo que no eres (lo transitorio, escindido y especial: el ego). Gracias por mirar allende las apariencias. Unos buscan sentido a su sinsentido en la política, otros en el arte, otros en la fama, otros en la ciencia, otros en la literatura o la erudición, otros en la religión, otros en el poder..., y lo único que encuentran en todo eso es conflicto y desasosiego, cansancio y cólera... sin embargo, libre y voluntariamente, has decidido encaminarte hacia Dios, la Verdad, el Ser, la Consciencia, el Despertar, la Divina Unicidad, la Iluminación, o como te guste nombrar a lo Innombrable, con la total entrega y honestidad en una irreprochable autoindagación por la consecución de un desengaño completo, mediante la valerosa determinación por encontrar sólo lo invariablemente valioso, o, lo que es lo mismo, lo vivencialmente pleno, real y bendito. Imaginar saber jamás podrá ser verdadero saber, e imaginar creer conocer lo que a uno le conviene desde una idea imaginada de sí, nunca le dará aquello que realmente le conviene. Gracias, pues, de todo corazón, por decidir en favor de lo real ahora, aquí, en el presente; sin duda, lo conveniente se desplegará en tu cotidiano vivir por si solo, y te dirigirá sin esfuerzo personal alguno a la comprensión definitiva, que nada tiene que ver con supuestas comprensiones parciales que lo único que ofrecían era mayor incomprensión si cabe, porque comprender parcialmente algo es no comprender nada, absolutamente nada.

   Gracias, amigo/a, por ser la impecabilidad en acción, y no remover o arrojar más la idea de lo impuro contra nada ni nadie, perdonándolo por completo. La pureza de la Divina Unicidad nos bendice eternamente con Amor, aún en el tiempo y sus vanas historias.   Namasté.

KHAAM-EL




Ve más allá de las ilusiones y encuentra la pureza esencial de tu ser indiviso en el Amor.

domingo, 12 de febrero de 2017

SÓLO LO TRANSITORIO SE DESVANECE...


En el mundo todo amanecer tiene su ocaso
y cualquier comienzo, su final...
sin embargo completa es la Divina Unicidad;
indefinible es su esencia
e inefable su llenura vacía de apariencias...
Insondable e inabarcable para el ilusorio ego
es su espaciosa ilimitud vivificante
de auspicioso flujo luminoso
que entona cánticos de santidad y bendición.
Sublime e insospechada en su inmediatez...
sólo pensar en Ella como algo pensable es pretencioso
e intentar comprenderla personalmente: arrogante y estúpido
porque aquello que abarca el pensamiento lo sobrepasa con creces,
incluyendo a todo lo que imagine y a lo que no imagine siquiera.

Querer aprehender el mundo con disquisisciones y cábalas,
con ciencias o magias, o con cualquier otra capacidad humana
conduce al alma hasta lo baldío, oscuro y sin salida.
Desanda esa senda inútil y sal por donde entraste...
el fin del tiempo no está en el futuro sino en el presente;
en ese presente libre de interpretaciones pasadas
que ya no anhela un porvenir de recelosa medida.
Todo cambia cuando no se busca el cambio...
Ahonda en lo esencial:
nunca muere lo vivo si realmente es vida,
sólo lo transitorio se desvanece por su fantasmal hechura.
Las formas, cuerpos, situaciones, estrellas y universos
no son más que meras ilusiones perceptivas que van y vienen,
pues finalmente todo aquello que pasa no existe.

Jamás perece el espíritu,
solamente lo eterno por siempre permanece...
constante y pleno,
rebosante en su esencia de perenne presencia
contemplando inafectado la secular danza de lo temporáneo
con su mirada infinita,
con su incondicional Amor,
con su sencillez y pureza de bienaventurada comunión.

KHAAM-EL




Fluye presente en el sonido calmo de lo esencial...
ahí lo eterno se hace presente en medio de lo temporal.

sábado, 11 de febrero de 2017

LA PAZ EN LA AGITACIÓN TRAE EL DESPERTAR - AUDIO

   Acompaño a este escrito introductorio con el audio de una charla en la que incido en la importancia para la consecución de la paz de espíritu en el persistente mantenimiento de la misma, aun en medio de la situaciones que más nos tientan a la agitación y el resentimiento, como la mejor y más eficaz herramienta para el afianzamiento, mediante la no identificación con las justificaciones y excusas personales, en la infinita y amorosa infinitud del Ser.
   Si previo aviso, cuando menos te lo esperas, el mundo te reclama; y te reclama de una forma vehemente, con urgencia y prisas, con tensión y malestar, y, ante semejante tesitura, parece que la calma que uno parecía tener, con pasmosa prontitud, se diluye. Y, si uno no está muy atento y no ahonda en en su mente, comenzará a sentir una punzada de irritación que buscará un culpable afuera para protegerse con razones defensivas que justificarán el propio ataque. Mas, según se va experimentando el resultado de lo consciente de ser consciente; o, lo que es lo mismo, según se medita y profundiza en la naturaleza de la consciencia, según se practica con constancia y honestidad hallar aquello que es sin cambio en uno y en el mundo, los límites de lo percibido son cada vez más endebles, hasta llegar a su completa disolvencia (iluminación). Luego, si en esencia dentro y fuera es lo mismo para la infinitud del Ser, ¿la agitación emergida, que está siendo percibida en mi interior, verdaderamente es culpa mía? o ¿aquello que piensa mi prójimo y que le agita es realmente culpa suya? ¿De dónde proviene todo ésto, de mí, de él, de dónde? Responder a esto, con la claridad de lo veraz y definitivo, es el camino de retorno a lo sustancial y perenne, a lo real y pleno.
   Así que cuando el mundo reclama tu agitación es una oportunidad para afirmarse en la paz mental, en la calma interior. Sólo cuando desde el centro focal de la idea limitada de uno se mantiene la ecuanimidad y el sosiego de no culpabilizar, la mente se abre a lo inmediato e ilimitado, a lo puro y sencillo, a lo común e indiferenciado. El trágico sueño del ego, de la separación y el recelo, va tocando a su fin... vivir en paz en medio de la agitación y el conflicto trae el Despertar de la Consciencia. Porque cualquier circunstancia pasa ahora a ser una inmejorable ocasión de concurrir del reproche al perdón, del resentimiento al Amor, de lo divisor a la unicidad, de lo personal a lo universal, de lo mundano a lo divino, de la oscuridad a la luz, de lo adormecido a lo despierto, de lo temporal y fúnebre a lo eterno y siempre viviente.

KHAAM-EL


viernes, 10 de febrero de 2017

EL MIEDO FABRICA UN MURO


   "El miedo está fabricando un muro con los pensamientos personales. Esos pensamientos personales, los ladrillos del muro, quieren colocarse como si fueran diferentes, para que elijas entre unos u otros; porque piensas que unos son mejores y otros peores, unos están mostrando lo personal y otros se disfrazan como si fueran espirituales y entonces los escoges. Y, al ego, le da igual si escoges cualquier formato de ladrillo; porque cada uno de los ladrillos que escojas en esa gama de pensamientos personales está acrecentando el muro, aunque aparentemente no sea el mismo tipo de ladrillo que el de al lado pero que en lo básico es lo mismo, un ladrillo que refuerza el muro. 
   A veces se nos quiere colar la idea falsa como si fuera espiritual o una opción distinta de la idea que tu podrías tener de un pensamiento negativo pero no es distinto. Simplemente es ver esto, estar atento a los pensamientos que hay en nuestra mente y darte cuenta que da igual cualquiera que elijas de forma personal, es un separador ladrillo sin importar su apariencia... tan sólo derriba el muro y no lo construyas más."
Bernardo Montalvá (Bernie)

* * * * *

   Buscar entre lo pasajero algo que te haga sentir realmente bien es el movimiento mecánico que el ego realiza en tu mente para que escojas una dirección personal determinada que seguirá construyendo su muro de soledad, sufrimiento y muerte, pero que él te vende como de seguridad, placer y vida. Pero no te engañes siguiendo al engañador; el miedo (el ego) aísla y nos separa a los unos de los unos interponiendo un muro de incomprensión y egoísmo, marcando una distancia de recelo y desconfianza, dilucidando entre juicios de animadversión o de intermitentes alianzas, elaborando planes de personal victoria que dejan un regusto amargo tras un breve dulzor inicial... En el miedo sólo hay soledad incluso con aparente compañía. No construyas ningún muro entre tu prójimo y tú, no te separes por unas cuantas razones personales, no juzgues y no serás juzgado, no te defiendas y no te sentirás atacado, perdona sin cesar y hallarás paz interior, comparte la alegría de ser y la tristeza no podrá angustiarte, ama sin poner condiciones y esos recelosos ladrillos del muro del miedo caerán para no levantarse nunca más.

   No pongas otro ladrillo en la pared, no sigas elevando el muro que te empequeñece y empobrece hasta la angustia más recalcitrante. Sé un agujero en el muro. Mira más allá de los límites conceptuales. ¡Despierta! No escribas más epitafios en la pared. Desidentificándote de lo transitorio, y su subsecuente dolor, la luz entra de nuevo a raudales. No acumules resentimientos y perdona todo tu pasado para que el futuro quede completamente en manos de Dios. No escuches al ego ni leas sus escritos de engreído y falso poderío, no sigas las enseñanzas de lo que se aja y aprende el feliz hábito de devolverle al miedo todo el Amor. No te pelees contra los demás o en lo oculto serás sumiso a los dictados de las apariencias, de los fingimientos y sus odios tapados. Desaprende lo personal y comienza el final de lo que acaba para permanecer en lo pleno y definitivo. Recuerda la idea expuesta en la introducción al manual para el maestro de 'Un Curso de Milagros': "En el pensamiento del mundo, los papeles de maestro y estudiante están, de hecho, invertidos. Esta inversión es típica. Parece como si el maestro y el alumno estuviesen separados y como si aquél le diese algo a éste, en vez de a sí mismo. Es más, se considera que enseñar es una actividad especial, a la que uno dedica una parte relativamente pequeña del tiempo. El curso subraya, por otra parte, el hecho de que enseñar es aprender, y de que, por consiguiente, no existe ninguna diferencia entre el maestro y el alumno. Subraya, asimismo, que enseñar es un proceso continuo, que ocurre en todo momento del día y que continúa igualmente en los pensamientos que se tienen durante las horas de sueño.
   Enseñar es demostrar. Existen solamente dos sistemas de pensamiento, y tú demuestras constantemente tu creencia de que uno u otro es cierto. De tu demostración otros aprenden, al igual que tú. No es cuestión de si vas a enseñar o no, ya que en eso no hay elección posible. Podría decirse que el propósito del curso es proporcionar los medios para que elijas lo que quieres enseñar, en base a lo que quieres aprender. No puedes darle nada a otro, ya que únicamente te das a ti mismo, y esto se aprende enseñando. Enseñar no es otra cosa que convocar testigos para que den fe de lo que crees.(...)
   La enseñanza que yace tras lo que dices es lo que te enseña. Enseñar no hace sino reforzar lo que crees acerca de ti mismo. su propósito fundamental es aplacar las dudas que albergamos de nosotros mismos. Esto no quiere decir que el ser que estás tratando de proteger sea real. Pero sí quiere decir que el ser que tú consideras real es al que le enseñas. (...)
   Todo el que sigue las enseñanzas del mundo, y todo aquel que está aquí las sigue hasta que cambia de parecer, enseña únicamente para convencerse a sí mismo de que él es lo que no es. He aquí el propósito del mundo. ¿Cómo podrían entonces ser sus enseñanzas diferentes? A esta situación de enseñanza restringida y sin esperanzas, que no enseña sino muerte y desolación, Dios envía a Sus maestros. Y conforme éstos enseñan Sus lecciones de júbilo y de esperanza, su propio aprendizaje finalmente concluye. (...)
   Los maestros de Dios, quienes no son perfectos, pues, de lo contrario, no estarían aquí. Su misión, no obstante, es alcanzar la perfección aquí, y, por lo tanto, la enseñan una y otra vez, de muchísimas maneras, hasta que la aprenden. Y después ya no se les ve más, si bien sus pensamientos siguen siendo una fuente de fortaleza y de verdad para siempre. (...)".

   ¿Qué amigo/a, te unes a derribar el muro de la enseñanza personal del mundo? ¿Estás dispuesto a desaprender el ego? ¿Quieres enseñar lo que la verdad es, para aprenderla y ser libre, de nuevo, en ella? Sí así es, gracias y bendiciones... todo te irá bien... Dios te acompaña siempre y te habla al corazón... escúchalo y comparte Su Palabra. Al miedo le llega su fin... el muro que construía ha caído y el espíritu vuela libre eternamente de nuevo.

KHAAM-EL




No escuches al miedo... Ama aunque el mundo te rompa el corazón.
No seas un maestro de lo mundano y te verás libre de ser sólo un ladrillo más en el muro.
Sé un maestro de Dios y serás un discípulo de la verdad...
un canto a la libertad esencial del espíritu...
una música intemporal que acalla todos los conceptos del ego y su mecánico mundo.

jueves, 9 de febrero de 2017

COMUNÍCATE CON LA COMUNICACIÓN VERDADERA


   Lo verdaderamente valioso empieza a ser reconocido cuando se abandona el deseo por las cosas del mundo. Nada perecedero podrá colmar a un sujeto que se sujeta tozudamente a su personal índole porque convertirá, en su interesada estrategia particular, un medio en un fin en sí mismo. Sólo yendo más allá de la concepción limitada de lo percibido se encuentra liberación a la idolatría de querer tener razón especialmente respecto a lo conveniente e inconveniente en cualquier confluencia de situaciones percibida. Únicamente lo que es para siempre, en su definitiva completitud, es razonable ciertamente. El egoísmo es el mayor de los errores, pues de él derivan todos los demás al proyectar un yo limitado sobre todo lo considerado como externo a él. La única acción resolutiva es interiorizar y concienciar la motivación impulsora de cualquier acto, para que todo sea corregido en su raíz y no en una mera poda de sus ramificaciones que no evita el implacable crecimiento del tronco principal del ego.

   El recogimiento interior no es tanto aislarse de lo exterior como no darle crédito a todos los pensamientos u opiniones que afirman y valoran, por efecto de la inestable percepción sensoria, la externalización de la consciencia. Medita... desde el efecto no puede juzgarse y conocer la causa, es imposible; al igual que por separado las sílabas, desde su reducida configuración, aun siendo parte de un mismo mensaje jamás pueden abarcar, o pretender conocer siquiera, lo que el mensaje expresa. La palabra no es más que un medio de comunicación, no la comunicación misma. No te reduzcas a la mínima expresión o perderás tu verdadero significado. Los cuerpos son medios, no fines. Exprésate de verdad, en plenitud, no balbucees incongruentes opiniones considerándolas, vana y estúpidamente, como verdades. Deja de elucubrar intentando dilucidar que tesis de las que el mundo ofrece es mejor; sencillamente, cualquier contraposición niega la veracidad de las posiciones particulares enfrentadas. Todo responde a tus respuestas... no respondas, pues. con resentimiento o temor y mantente dando Amor. No intentes amoldar, unir o resolver conceptos contrarios, o lo único que experimentarás serán contrariedades. Sólo lo que no conoce opuesto en verdad, es la Verdad. Y lo que no tiene contrario es Amor. Ahonda en la consciencia... cualquier cosa que sea considerada ajena a uno mismo es una ilusión producto de un posicionamiento conceptual y, por lo tanto, limitado. El Amor es Verdad y la Verdad es Amor... indistintos e inseparables en perfecta comunicación, en gozosa comunión, en inconmensurable cohesión. Abre tu mentalidad por entero, no te distraigas con percepciones, y recordarás, en toda su inimaginable amplitud, la comunicación verdadera, esencial, pura y rotundamente sencilla en su unicidad, allende las apariencias, las palabras, los conceptos, los cálculos, las imágenes y los teoremas. 

   Medita. Ahonda. Conoce sin intermediaciones. Comunícate con la comunicación verdadera comunicándote contigo mismo, y por extensión con el prójimo, como nunca antes te habías comunicado: en plenitud. Y hallarás la comunicación instantánea con la Divina Unicidad de la que nunca has estado realmente separado. No eres un cuerpo ni, por supuesto, la identidad personal que imaginabas ser en él; por consiguiente, mientras parezca que hay un cuerpo, permite, en ese lapso espacio/temporal, que lo Inefable e Intemporal se derrame y se comunique en ti y desde ti. Confía, confía... recordarás la Verdad y serás libre de nuevo en el Amor de Dios, en la perfección de lo sublime y eterno.

KHAAM-EL




Quédate en silencio mental,
vacío de todo concepto o deseo, de toda angustia o recelo,
y comúnicate con la música del alma...
Y, de verdad, hallarás paz de espíritu y hondo contento 
que te unirá a todo más allá de sus apariencias.

miércoles, 8 de febrero de 2017

DESHACIENDO LO ILUSORIO

   Se ha de ser consistente en el preciso momento presente y no desintegrarse con futuribles surgidos de un rumiado pasado. Únicamente cuando dejamos atrás todas las fantasías, ya sean éstas deseos, indecisiones o temores, avanzamos con firmeza en la única dirección posible: el ahora; indiscutible ámbito de renacimiento y despertar, de realización y plenitud, al expandir la consciencia en lo íntimo. Poniendo todo el foco sobre lo supuestamente personal y, al ser desenmascarada su ilusoriedad, pueda de nuevo incluirse en lo universal. 

   El deshacimiento de ilusiones es la vía segura a lo veraz -no existe un yo personal que haga realmente nada-. Cualquier otro rumbo desvía de lo simple y sanador, llevando a la mente por vericuetos que sólo acarrean sufrimiento y desaliento. La dicha eterna, tan anhelada y buscada, es siempre ahora en nosotros: la Divina Unicidad Es, y nosotros somos en Ella. Sencillamente aparta todo pensamiento de aflicción como poderoso sobre ti. Mira al ego de frente y verás con claridad que nunca ha podido existir realmente... 

... Cuestiona tus cuestiones.

Sepárate de la separación.
Duda del origen de tus dudas..
Niégate ser negación y afírmate.

Ahonda en tus ahondamientos.

Recuerda lo infinito.
Indaga en lo que indaga
escuchando al silencio.

Distiende sin prisas lo tenso.

Contempla lo esencial
deshaciendo lo ilusorio.
Restaura lo imperdible.

Encuentra aquí lo que eres.

Aléjate de las distancias.
Aserta ser asertivo y renace...
Todo es ya siempre no dos.

KHAAM-EL




Acepta donde estás y como estás con consciencia consciente y vivirás en plenitud...
Todas las ilusiones se desvanecerán... 
quedando paz, dicha y eternidad.

martes, 7 de febrero de 2017

LA HIPOCRESÍA TERMINA SIN JUICIOS PERSONALES - VÍDEO

   No juzgues lo que crees que más te conviene ahí afuera, en el mundo de las relaciones especiales, no fingiendo ni aparentando ante el prójimo lo que no sientes y sentirás, de nuevo, un desahogo interior enorme; porque no hay prisión mas férrea que la elaborada por la hipocresía derivada de creer que nuestras mentes están realmente escindidas al habernos identificado con transitorios cuerpos separados. Más, el disimulo perpetua el error -una y otra vez- con el fingimiento de mostrar que éste se ha resuelto cuando no es así.
   Se ha de aceptar atravesar, con ánimo resuelto y rotunda honestidad, la intensidad de que cuando uno decide vivir de forma personal, apoyándose en juicios y suposiciones particulares, hay incongruencia, hay interés, hay disimulo, hay hipocresía. Pero nuestra naturaleza esencial que anhela la felicidad, el Amor, la paz y la plenitud, no puede ser realmente hipócrita; luego la hipocresía que se está desenmascarando en lo que parecía mi mente, en lo que parecía tu mente, en lo que parecían nuestras mentes separadas, era el sueño de dolor, el infierno y el horror... un ego que quería usurpar la unicidad y completitud de la Mente juzgando a otros egos.
   ¡Despierta! Mientras busques en la relación, en lo externo, aquello que compulsiva y personalmente deseas, estás en un sueño de condena y victimismo que se trocará en pesadilla. No te autoengañes con ilusiones; nada hay más hipócrita que aparentar relacionarse por amor y hacerlo por egoico interés; nada duele más que el placer que nunca llega tal y como se esperaba o que, en su mecánica repetición, trae un hastío que finalmente deja apesadumbrado y aburrido.
   Haz las paces con tu lucha interna y la harás con el mundo entero. 
   Lo que el mundo llama una mente despierta, una mente iluminada, nada tiene que ver con un yo personal,  porque reconoce que el yo personal es ilusorio y todo lo que percibe es, en definitiva, tan ilusorio como él mismo. Sabe que desde ahí, desde el ego, no se puede despertar por cuenta propia; sino contemplar en paz todo lo variable y vivir un sueño de perdón que abarque todas las ilusiones, fueran las que fueren, mientras ese yo, ese personalismo, va perdiendo su supuesta influencia en la mente... todo, entonces, habla del despertar del ser que Es eterna plenitud en la luz del presente abierto al Amor sin condiciones, el único y verdadero Amor. 

KHAAM-EL



Dejando de fingir lo auténtico te libera de lo aparente.
No te auotengañes más y haz las paces con todo, haciendo las paces contigo mismo.